Seis títulos del cine de periodismo que deberías conocer

0
1325
RUBÉN VEGA JUSTO  |  Vídeo e iconografía: Rubén Vega

Hablar de los comienzos de la historia del cine, es hablar en primera instancia de los hermanos Lumière. Ellos serían los artífices de la primera gran producción cinematográfica de la que se tiene registro: la llegada del tren. El público se aglutinó el 28 de diciembre de 1895 en el Boulevard des Capuccines (París). Allí muchos escaparon aterrorizados durante la proyección al ver que el tren se acercaba, pues pensaban que la sucesión de fotogramas eran en realidad una locomotora de verdad que les arrollaría y mataría. La historia del periodismo ya se había comenzado a fraguar antes que la del cine. Y la historia y las sociedades, mientras, seguían sus cursos sin pausa. El cine evolucionaría en cuanto a técnica y narrativa y serviría para reflejar nuevas historias y realidades cada vez más complejas con más precisión. InformaUVa, comunidad especialmente interesada en el periodismo, te acerca seis títulos del séptimo arte que te ayudarán a comprender mejor las labores y las manías de esta profesión.

Farengheit 451

 Farengheit 541 es uno de los títulos más conocidos del movimiento cineasta francés “nouvelle vague”. El título de la obra responde a la temperatura en la que las hojas de los libros comienzan a arder. Si bien este título no es precisamente cine de periodismo, guarda una estrecha relación con él. Guy Montag pertenece a un cuerpo de bomberos donde sus superiores lo consideran un valioso integrante y pretenden ascender por su entrega y buen desempeño dentro de la organización. Pero en esa sociedad los bomberos no apagan fuegos sino que los crean, calcinando libros, revistas, documentos y cualquier signo de cultura; la mayoría de los ciudadanos de esa sociedad están conformes. Guy Montag conocerá a Jackie, una mujer que cambiará decisivamente el rumbo de su vida. Farengheit 451 es una distopía que pretende criticar la censura del gobierno y la autocensura de los propios consumidores de la información. Puede que buscar relaciones con el presente sea forzado, pero según datos recientes aportados por el diario ABC: “el 35% de los españoles no lee nunca un libro”.

editado final

Todos los hombres del presidente

 Todos los hombres del presidente narra uno de los casos de corrupción más conocidos de los Estados Unidos. ¿Por qué es importante está película en el cine de periodismo? En primer lugar porque resume el caso Watergate que propició la dimisión de Richard Nixon, la primera y única en un presidente de los Estados Unidos. Por lo tanto Bob Woodward y Carl Berstein no son dos protagonistas de ficción, son dos periodistas que realmente existieron y que trabajaron en el Washigton Post. Otra de las grandes aportaciones es el concepto de ‘deep throat’ (garganta profunda). Hay constancia de que una fuente dejada en el anonimato proporcionó información delicada relativa a los actos delictivos, por aquel entonces desconocidos, del presidente Nixon. Este concepto –garganta profunda- derivó en una de las palabras más conocidas dentro de la jerga periodística. Garganta profunda resume la relación que existe entre la fuente y el periodista. Una relación que se mantendrá activa siempre y cuando el profesional de la información no desvele su nombre; pues la fuente prefiere permanecer en el anonimato. Tal vez, sin ‘deep throat’ no conoceríamos hoy el caso Watergate, ni entendíamos que el periodismo es un arma necesaria para destapar la verdad.

editado hombres del presidente

El año que vivimos peligrosamente

 El año que vivimos peligrosamente es un título de cine de culto dentro del cine de periodismo. El reportero australiano, Guy Hamilton, recibe la importante tarea de informar a occidente sobre lo que ocurre en Yakarta. Durante su presencia en Indonesia conoce a Bill Kwun, un fotógrafo nativo, con el que establece confianza rápidamente y que le ayuda con su trabajo, tomando imágenes y guiándolo por la ciudad como ‘fixer’ o guía. Tiene interés periodístico observar cómo Milton crea relaciones profesionales en un país que le es nuevo y desconocido. En alguna escena se critica el sensacionalismo y, también, se pone entredicho a la ética en una situación que recuerda al caso ‘deep throat’ de todos los hombres del presidente. Secundariamente es interesante la relación de jarana entre los periodistas de distintos medios de comunicación. Y al margen de lo periodístico interesa el apasionado romance que hay entre Jill Bryan, embajadora británica en Yakarta, y Milton. En la obra también se retratan muchos más detalles que describen  cómo es  la labor de un enviado especial en zonas conflictivas.

el año que vivimos peligrosamente

Ciudadano Kane

Cuando hablamos de ciudadano Kane (1941) hablamos de un clásico del cine universal. Este filme es posiblemente el título más conocido de Orson Welles. Si mencionamos a Kane, a Charles Foster Kane, en realidad hablamos de William Randolph Hearst. Hearst es una de las grandes personalidades, junto a Joseph Pullitzer, del periodismo norteamericano del siglo XX. Welles se documentó a fondo sobre los logros y fracasos de Hearst para reconstruir su vida en la gran pantalla. Ciudadano Kane es un excelente documento para comprender qué es el amarillismo y quién era el percursor de esta nueva forma de hacer periodismo. Este al escuchar la noticia de que se llevaría al cine una película sobre su vida, intentó evitar su estreno a través de medios económicos. Sin embargo, prosperó y se convirtió en una de las películas más veneradas del cine norteamericano y, también, del mundial. Un filme obligatorio dentro de cualquier lista de cine.

citizen kane

Primera plana

Filme de Billy Wilder que ha pasado a la historia, como otros tantos suyos. Ewan Willians está acusado de asesinar a un policía. Varios periodistas esperan al indulto o la confirmación de una sentencia de muerte en la sala del Tribunal supremo. Hiddy Johnson, El cronista de sucesos del Chicago Examiner, pretende abandonar su trabajo para casarse. Pero el director del tabloide trata de impedir la boda para conservar al veterano periodista en su puesto de trabajo. Si algunas películas del cine de periodismo glorifican la profesión, otras todo lo contrario. En este film se puede ver como eran las redacciones de los periódicos cuando aún estaba permitido fumar, beber whisky y jugar a las cartas. Se puede ver el rastrerismo por conseguir una exclusiva, el sensacionalismo y otras malas praxis del oficio. Esta película, entre otras, contribuyó a crear una opinión pública -que aún mantienen ciertos sectores de la sociedad- muy en contra de los periodistas.

Primera Plana

Spootlight

Spootlight es la única película de esta lista que se estrenó dentro del siglo XXI, de nuevo basada en hechos reales. El Boston Globe organiza un nuevo equipo bajo la dirección del nuevo editor Marty Baron . La misión de spotlight (este nuevo equipo periodístico) es investigar sobre unas denuncias de acoso infantil que ponen bajo foco a la iglesia católica. Esas primeras denuncias parecen ser tan sólo la punta del iceberg. En la realidad, el Boston Globe publicó en el 2002 un reportaje sobre el acoso infantil de la iglesia, lo que le hizo merecedora de un premio Pullitzer. Y la producción, galardonada con el Oscar a mejor película, hizo que el periódico norteamericano abriera una sección exclusiva sobre el caso que polemizó al clero de Boston.

spotlight imagen