Las reinas de la oscuridad regresan en Apocalypse: Save Us

0
60
MÓNICA SÁNCHEZ BLANCO  |  Fotografía: Pixabay  |

Compañía: Dreamcatcher Company

Miembros: JiU, SuA, Siyeon, Handong, Yoohyeon, Dami y Gahyeon.

El segundo álbum de Dremacatcher carece de cohesión, pero es una perfecta representación de la versatilidad del grupo.

El dúo E-Tribe es famoso por producir una de las canciones cute más icónicas del k-pop, Gee, cantada por el grupo tan querido en Corea como el Kimchi. Si se conocen los antecedentes de los fundadores de Dreamcatcher Company, no parece extraño que la agrupación con la que esta nació, MINX, centrará el single principal de su primer mini-albúm en un amor inocente. Craso error, en 2015 las cantantes con concepto mono atestaban los escenarios de Corea, por lo que MINX no destacó entre la multitud.

Ante la crisis la compañía sacó a relucir el ingenio. El ocaso de MINX provocó el amanecer de Dreamcatcher, que contaba con dos nuevas integrantes. También era novedoso su impactante estilo, inspirado en el J-rock y el terror sobrenatural. El re-debut fue exitoso y el grupo consiguió con rápidez el título de favoritas de culto. Sin embargo, las presiones económicas de la industria han hecho que sus canciones viren cada vez más hacia el girl crush y el EDM para ampliar el fandom.

Apocalypse: Save Us podría considerarse un error en la búsqueda de popularidad del grupo porque sacrifica demasiado de lo que le hace único. Las características canciones con influencias rock y temática oscura pierden importancia e intensidad en el disco. Es lo que sucede con Locked Inside a Door y el single principal, Maison, un tributo al Nu Metal visual y sónicamente

Por el contrario, el mensaje que Maison transmite acerca de la lucha contra el cambio climático no tiene apostillas. Hay letras como ‘Salva mi hogar en la jungla, salva mi hogar en los polos, protege mi hogar. Por favor, que alguien luche por nosotras’ o ‘Hace demasiado calor no? El dominio de este planeta está secándose, al igual que tu conciencia’. Todas destinadas a mostrar la impotencia de la ciudadanía ante unos líderes negligentes.

En el disco sí cuentan con importante representación un tipo de canciones suaves y  alejadas del rock, pero propias de Dreamcatcher desde sus inicios. Together, Starlight, Always, Entrancing, Winter y For forman el lado étereo del album.

Aunque es cierto que Starlight presenta una gran influencia reto y carece de la rapidez de Together, ambas son canciones pop extremadamente similares. El significado de la letra de estas y la conmovedora balada para piano, Always, queda abierto a interpretación. Quizá hablen también de la relación del grupo con la Tierra. Sin embargo, como no existe referencia explícita a este destinatario, es posible que la temática del álbum se desvaneciera después del single principal.

El resto de Apocalypse: Save Us está formado por canciones en solitario, escritas y compuestas por cada una de las integrantes. Por ello, incluso las que forman parte de la hexalogía eteréa presentan diferencias que reflejan el carácter individual de los miembros.

Yoohyeon escribió For completamente en inglés para expresar su amor hacia los fans. La atmósfera teatral y empalagosa recuerda a Honeymoon Avenue, perteneciente a los inicios disneyanos de Ariana Grande, pero con imágenes menos trabajadas. For tiene pequeños momentos que destacan enormemente. Uno de ellos se da en su final, con la  ruptura del típico romance hacia los fans mediante el tarareo y la frase ‘depende de nosotros como termina el cuento de hadas’.

Handong también utilizó un cambio de idioma para expresar su individualidad. Winter está escrita como una carta a una relación inolvidable. El narrador supera la pérdida mediante la creación del texto. Por ello, a la par que epistolar la canción es un proverbio, especialmente durante su final carente de instrumental. ‘El invierno enterrado en la memoria se desvanece. Cambiando con el tiempo. Diciendo adiós al pasado borroso, un círculo llega a su fin’, canta Handong en chino, su lengua materna.

Entrancing es el diamante de la parte mágica del disco porque representa el gran final de una profecía cumplida. Ya en 2019 Disney aplaudió a Siyeon cubriendo Speechless. En 2020 , Paradise, otra balada eteréa, pero esta vez escrita por la cantante, la permitió lucirse de nuevo. Las influencias de música tradicional coreana covierten a Entancing en el máximo exponente de las canciones-leyenda de la artista. Así, es prueba inequívoca de que la voz y la prosa de la cantante alcanzán su brillantez absoluta en este tipo de composiciones.

Sin embargo, Cherry Y No Dot se presentan como insatisfactorias. El primer solo fue concebida por Jiu como una muestra de cariño hacio su perro. La falta de interés artístico es aparente en las letras insípidas y la falta de brillo del estribillo.

SuA, la bailarina principal de la agrupación, sí que consiguió que No Dot fuera una canción perfecta para interpretar en los conciertos. Pero la creación falla en su objetivo de mostrar la dualidad de la cantante. Quizá la transmisión del mensaje se hubiera beneficiado de amplificar la locura de la atmósfera. Tanto si se hubieran soltado los sonidos finales como en Silent Night, otra canción de la agrupación, como si se hubiese aumentado la técnica de la corriente de la conciencia en sus letras.

Beauty Full y Playground parecen creadas para responder a los que tachan el sonido de Dreamcatcher de infantil. Sí, tienen una estética infantil, pero también son dos de las mejores canciones del álbum. La primera encapsula el descaro del clásico pop- rock adolescente avrillavigniano. Busca transmitir que está bien ser torpe y no conocer quién eres. Llama a no rendirse y ser uno mismo. El estribillo es prueba de la habilidad como letrista de Dami, quien mezcla los típicos cánticos de animadoras con la expresión latina ‘Veni, vidi, vici’.

Gahyeon podría haber vendido Playground a JYP porque la canción parece una joya pérdida los primeros álbumes cute de Twice. Sónicamnete es suave y agradable. La letra es nostálgica: la narradora quiere volver a los recuerdos de su infancia.

Apocalypse: Save Us ha traído la primera victoria de Dreamcatcher en un show musical, por lo que parece que su estilo menos rockero ha gustado al público. El futuro dirá si la agrupación consigue mantener el estatus de una en un millón en el k-pop o se pierde en el mar de conceptos girl crush.

7,6