Fotografía: Pixabay

Buenos días, buenas tardes y buenas noches desde Inform@UVa,

Hace unos meses empezábamos una nueva temporada de la revista con la llegada del nuevo curso 2020/2021. La nueva dirección, formada por Inés Modrón y un servidor, Iago Castro, ha afrontado este año el reto de seguir haciendo periodismo ante un periodo que, como indicábamos a principio de año, iba a ser ‘un curso incierto’. Ahora, mientras los alumnos ultiman los preparativos para enfrentarse a los exámenes del primer semestre, no parece haberse esclarecido.

La revista dejará de publicar hasta después de la segunda convocatoria, celebrada la segunda semana de febrero. Será un mes en el que la situación puede cambiar, aunque no lo hará radicalmente. La vacuna crea esperanza, pero no significará aparcar la mascarilla, el gel hidroalcohólico y volver a abrazarnos y darnos besos por la calle. La medidas sanitarias seguirán una temporada más. Sin embargo, todos deberíamos ser conscientes de donde venimos para saber lo que hemos avanzado.

Hace nueve meses publicamos un artículo anunciando el cese de las clases presenciales. La Universidad cerraba y todos los alumnos debían seguir la docencia desde el ordenador de su casa. Recordamos con terror aquellos meses de estado de alarma que todos esperamos no volver a repetir. Una etapa en la que el momento de salir a la calle hacía sentir a la persona como el protagonista de una película postapocalíptica.

Entonces, Inform@UVa se fijó en la situación de los miembros de la comunidad universitaria durante la pandemia. Los alumnos que estaban realizando su Erasmus, ante la difícil decisión de si seguir en su destino o volver a casa. También la situación de los estudiantes que estaban realizando sus prácticas de empresa o algunos que se contagiaron del COVID-19. Asimismo, en el trabajo de los profesores, obligados a dar sus asignaturas de forma online durante el curso pasado.

También revisó la situación de los periodistas en la complicada situación que generaba en los medios de comunicación el virus. Así como el desarrollo de bulos, la opacidad comunicativa por parte de empresas y la crisis económica de los propios medios que afectaron a la realidad del periodismo como profesión.

Además de la convivencia con el virus de los sectores más afectados por la misma. Económicamente, la hostelería, que tuvo que cerrar dos veces y no fue hasta el puente de la Constitución cuando pudo reabrir sus puertas. En el aspecto social, los ancianos, el colectivo más afectado por la pandemia tanto a nivel sanitario como anímico.

Inform@UVa ha intentado informar sobre el avance del COVID-19, pero sin olvidar que es una revista de la Universidad de Valladolid. De esta manera, no ha perdido el enfoque a la hora de elaborar contenido interesante para la comunidad universitaria. Información sobre becas; concursos como #100DelibesFyLUVa, que sigue en vigencia hasta principios de enero; prácticas o programas Erasmus. Además de elaborar artículos de carácter formativo y de entretenimiento.

A su vez, la revista siempre ha buscado acercarse a los profesionales. Actuales, como la investigadora Eva Campos, también profesora de la UVa, o la reportera Pilar Bernal, pero también históricos. En colaboración con el PID en Enseñanza en Igualdad e Inclusión de Género, Inform@UVa ha elaborado una serie de reportajes sobre mujeres que han sido relevantes para el periodismo, como Sofía Casanova o Josefina Carabias.

Mucho ha ocurrido durante estos meses y mucha serán también las cosas que pasarán en los siguientes. Por nuestra parte, desde Inform@UVa, esperamos que 2021 traiga todo lo bueno que faltó este último año. Que 2020 se recuerde en el futuro como un pequeño bache y que el año nuevo bañe de esperanza los deseos de todos. Por parte del equipo de la revista, el nuestro será el mismo que el de todos los años, seguir informando, formando y entreteniendo.

Mucha suerte a todos,

Iago Castro Rabuñal

Editorial Inform@UVa | Iago Castro

Compartir