CAMINO ARANZANA RAMOS  |  Fotografía: Inés Modrón  |

Pocas actividades unen tanto como el deporte, como se observa cada vez que un evento de estas características tiene lugar. Así se pudo ver el fin de semana pasado, cuando volvió la emoción del minibasket a las calles de Valladolid. Un conjunto de actividades, como el torneo de selecciones provinciales o los partidos de minibasket entre colegios, lograron reactivar las ganas por el baloncesto y devolver, poco a poco, la normalidad, a los juegos escolares.

Todas estas actividades tenían como propósito homenajear a Pepe Moratinos, que tras 30 años, abandona el cargo de Delegado provincial. Pepe Moratinos, ha sido vicepresidente de la Federación de Castilla y León y ha organizado ‘el día del mini’ en Valladolid durante 40 años.

Esta imagen pertenece a la Federación de Castilla y León

Tras toda una vida dedicada al baloncesto, como entrenador y directivo, se le dedicaron unos emocionantes partidos entre los colegios de Valladolid el sábado 16 y emotivos aplausos por parte de los aficionados, al finalizar el día.

Además, se realizó una comida el domingo 17, en la que estuvieron representantes de la Federación de Baloncesto Castilla y León y del Ayuntamiento de Valladolid.

Esta imagen pertenece al Ayuntamiento de Valladolid

Durante los dos días, con carácter conmemorativo, se le concedieron a Pepe Moratinos detalles y obsequios, como un emotivo video en el que aparecían muchos amigos y compañeros de profesión o una camiseta firmada por la Selección Española.

Esta imagen pertenece al Twitter de la Federación de Castilla y León

Cabe destacar que el domingo se celebraron las finales del Torneo de minibasket, al que llamaron, ‘Torneo de minibasket Pepe Moratinos’, y que tanto en la categoría femenina como en la masculina, quedaron campeonas las selecciones de Valladolid.

Dada la importancia de Pepe Moratinos en el baloncesto vallisoletano, se le organizó una última sorpresa. En este caso, fue en el descanso del partido entre Valladolid y San Sebastián, en la categoría Leb oro, en el que los directivos del club vallisoletano le dieron una última sorpresa en la cancha.

Toda una ciudad le agradece a Pepe Moratinos su dedicación y pasión por el baloncesto, en especial, por el minibasket.