El fervor ‘eurovisivo’ a lo largo de Europa

0
481
DANIEL MANGAS DIEZ  | Fotografía: Annika Berlgund/SVT  |

El Melodifestivalen es el festival mas importante de Suecia y su preselección nacional para Eurovisión. Este festival con mas de 60 años de historia se ha convertido a lo largo de los años en un elemento indispensable de la cultura popular sueca que año tras año alcanza cuotas de audiencia estratosféricas alrededor del 75% de share. El pasado 12 de marzo fue la final de la última edición y a pesar de que ha sido una de las ediciones con los datos de audiencia mas bajos de los últimos años, todo el país se encontraba viendo como Cornelia se alzaba con la victoria y se convertía en su representante en Turín.

Este fervor sueco por Eurovisión no es único en los países nórdicos, cada país de esta zona de Europa tiene su propio festival consolidado: en Dinamarca el DMGP, en Islandia el Songvakkeppnin, en Finlandia el UMK y en Noruega el Melodi Grand Prix. Estos festivales, al igual que pasa en Suecia, tienen pendientes a todo el país y a buena parte de Europa, incluso en España la cadena TenTv emitió la final del UMK fines.

Por otro lado, en los países mediterráneos el sentimiento por Eurovisión es distinto. Si bien es cierto que hay festivales importantes como el Festival Da Cancao en Portugal, el EMA esloveno y el Festival I Kenges en Albania, estos festivales no tienen la misma importancia y popularidad que en los países nórdicos y tienen audiencias más limitadas. Sin embargo, hay dos casos especiales en el Mediterráneo, por un lado, España ha tenido diversos métodos de selección en la última década y por otro lado esta Italia con el famoso Festival de San Remo que tiene la atención de todos los italianos.

El caso de España es un caso especial, gracias a la primera edición de OT y el seguimiento masivo del paso de Rosa por Eurovisión, una gran cantidad de personas se empezaron a interesar por Eurovisión, un festival que no contaba con gran popularidad entre el público español. Sin embargo, estos últimos años las canciones que nos han representado en Eurovisión no han estado a la altura y muchas personas dejaron de interesarse por el festival hasta este año con la llegada del Benidorm Fest, que funciono como preselección para Eurovisión y se ha convertido en uno de los programas revelación del año.

Los últimos años en Italia el ganador del Festival de San Remo ha sido su candidato para Eurovisión, incluso Maneskin, los ganadores de la pasada edición de San Remo también consiguieron ganaron Eurovisión. No obstante, esta conexión entre ambos festivales es nueva, de hecho, Eurovisión se creó después de San Remo, del cual cogieron muchas influencias los primeros años. Además, Italia durante los noventa y principios de los 2000 se retiró de Eurovisión mientras seguían celebrando todos los años San Remo.

Por último, hay otra serie de países que usan Eurovisión como método propagandístico y como parte de integración europea, por lo que Eurovisión es un tema importante no solo para los ciudadanos sino también para los políticos. Estas situaciones se dan sobre todo en los países del este, incluso se ha llegado a expulsar a países por estas acciones como ocurrió el año pasado con Bielorrusia, que llevaba una canción con un claro mensaje en apoyo al dictador Lukashenko o en 2008 cuando expulsaron a Georgia por llevar una canción que se titulaba “We dont wanna put in” en contra de la intervención rusa en Georgia.

Lo que esta claro es que el Festival de Eurovisión es un festival de masas que alcanza audiencias de más de 200 millones de personas de todos los continentes, consiguiendo ser el evento no deportivo más visto año tras año.