Entrevista a Javier Fajardo, nuevo director del coro de la UVa

1
2813
RUBÉN VEGA  |  Fotografía: cedida por Javier Fajardo

El 4 de febrero el Coro de la Universidad de Valladolid organizó una prueba con el objetivo de renovar a su director. En ella participaron cuatro candidatos cuyo trabajo fue evaluado por un comité de expertos. Finalmente Javier Fajardo fue elegido como nuevo director del coro de la UVa.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta en su etapa como director del coro de la Universidad de Valladolid? 

Me interesa aportar frescura y nuevos formatos de concierto. La sociedad evoluciona a pasos agigantados desplazando todo aquello que no es nuevo o que no es atractivo. Mi labor se va a centrar en aportar herramientas novedosas.

¿Ha tenido la ocasión de establecer contacto de algún tipo con su equipo del coro?

Mi primera toma de contacto ha sido tremendamente satisfactoria; fue en la prueba de selección del nuevo director. Antes de ello nunca había escuchado al coro. Por lo poco que he trabajado con ellos, reúnen las condiciones idóneas para abarcar estilos musicales muy diferentes. No sólo destacan en el aspecto musical, también lo hacen por su versatilidad al ser un grupo de gente tan diverso.

¿Cómo ha sido la acogida por parte de su nuevo equipo? 

He recibido muchos mensajes de felicitación por parte de los integrantes y, por lo que he leído, tienen muchas ganas de empezar a ensayar.

¿De dónde diría que viene su gusto por la música?

Sin lugar a dudas mi pasión por la música viene del entorno familiar. Mi padre era músico aficionado y mi madre cantó en coros. El gusto que ambos demostraban por la música hizo despertar mi interés desde muy temprano.

¿Quién evaluó su trabajo y el de los otros tres candidatos?

Un comité formado por la Vicerrectora de Estudiantes y Extensión Universitaria, el director de la Joven Orquesta de la Universidad de Valladolid, el director del grupo de música antigua, el director del aula de música de la universidad, el director de los coros de Castilla y León y un experto musical. Además, para revisar que los procedimientos se realizaban de forma correcta, estaba la jefa del servicio de gestión económica de la universidad, pero ésta no formaba parte de la decisión final.

La prueba consistía en el ensayo de dos obras, una propia y otra de elección del jurado…

En la prueba tuvimos que dirigir una obra que conocimos los cuatro participantes el día antes, fue Abendlied del compositor J. G. Rheinberger. Después, cada uno tuvimos que dirigir una obra distinta que conocimos media hora antes del comienzo de nuestra prueba. En mi caso creo recordar que fue un salmo de Ginés de Boluda “Lauda Ierusalem”. Abendlied fue una sorpresa. Tuve la suerte de grabar esa obra un año atrás con unos amigos; gracias a esa grabación he sido invitado a dirigir formaciones tan prestigiosas como el Kammerchor Stuttgart o el Rundfunkchor de Berlin. Sin lugar a dudas, ha simbolizado dos momentos de cambio en mi vida. Siempre que la escucho recuerdo muchísimos momentos bellos.

¿Cómo se enteró de que había sido elegido director del coro? ¿Recuerda que estaba haciendo en ese momento?

Me encontraba en el tren de camino a Madrid y estaba estudiando cuando me llamó por teléfono la vicerrectora. Lo pasé mal porque, por momentos, la cobertura iba y venía y no pudimos mantener una conversación fluida. Una vez llegado a mi destino hablamos con más tranquilidad y mi satisfacción fue enorme.

¿Desde cuándo lleva formándose en la música?

No me olvido de mi primer profesor de música, Manuel. Cada vez estoy más convencido que si él no hubiera hecho un coro en el colegio de primaria -en el que pude participar- hoy seguramente no tendría tanto amor por este género. De todas formas, yo no fui consciente de mi pasión hasta que llegué a Asturias. Allí -casi hasta sin querer- tuve la suerte de cantar en el coro El León de Oro. Con su director Marco y con los coralistas aprendí a cantar y trabajar en un coro. Pero sobre todo entendí cómo valorar y ver la música desde un perfil que hasta el momento no conocía. Esa experiencia tuvo calado en mi trayectoria hasta hoy en día.

En el pasado mes de diciembre, ha quedado en segundo puesto en la 7th International Choral Conducting Competition Toward Polyphony en Polonia. Su logro le ha servido para iniciar un proyecto durante 2017-2018 en Alemania ¿Le restringen los horarios del coro de la universidad a optar por nuevos trabajos o proyectos?

Todo es compatible. Además, creo firmemente que no sólo es una gran noticia para mí sino que también lo es para el Coro Universitario. El enriquecimiento del que me favorezco realizando otros proyectos repercute directamente en el coro y -por eso mismo- creo que todos nos beneficiaremos siempre en favor de la música.

Es alumno de Andrés Salado y Miguel Romea, ¿perderá el contacto con ellos con su cambio de domicilio a Valladolid?

Ambos dan clase en Madrid. Yo me desplazaba una o dos veces al mes para recibir clases, pero la situación que se ha dado estos últimos meses con constantes cambios en mi vida y nuevos proyectos hace que tenga que reorganizarme y ver cómo encajo todas estas cosas. Pero para nada quiero dejar de formarme a su lado.

Los medios de comunciación señalan que se está formando en la actualidad en la especialidad de Dirección en el conservatorio Superior de Música del principado de Asturias…

A decir verdad, la información que ha salido en los medios de comunicación se publicó erróneamente, ya que he acabado tanto mi graduado en la especialidad de Dirección como en la de Composición el año pasado. De todas formas, me he tomado con mucho humor que se haya publicado una biografía mía del año 2014 o 2015. A pesar de esto, la formación como director nunca termina y continuamente noto como sigo evolucionando y aprendiendo. Espero que nunca me falte este componente fundamental en mi vida.

Si tuviera que definir las sensaciones que le produce su trabajo, ¿con qué adjetivos lo haría?

No podría resumir en adjetivos todas mis sensaciones o emocione,s pero sí que puedo decir que la música es el alimento indispensable para el alma.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.