Consejos para hacer un buen reportaje multimedia

0
50
reportaje multimedia
ANDRÉS BARRERIRA BAÑOS  | Fotografía: Pixabay  |

Tras la llegada de internet y su dominio, cada vez es más común leer noticias digitales. Esto no es de extrañar, debido a la cantidad de recursos que éstas proporcionan y facilitan a la hora de enseñar la información. Es por ello, que los periodistas viven bajo un continuo proceso de adaptación protagonizado por las nuevas modalidades.

Los recientes formatos hacen que la forma tradicional de comunicar vaya en decadencia. Pero los profesionales, no sólo se enfrentan a esta lucha, el nivel de exigencia de ahora es mucho mayor. Y es que, la gran variedad de contenido que hay en internet obliga al informador a generar espacios de mayor calidad, creatividad e inmediatez. Así como la utilización de elementos interactivos, más visuales y diferenciados, con el fin de atraer y enganchar a la mayor audiencia posible.

A día de hoy, los reportajes multimedia contienen imágenes, audios y videos, que amenizan su lectura y sitúa al espectador en el panorama actual con mayor facilidad. Se trata de incluir y combinar nuevos elementos para que la narración sea más atractiva. Al tener más recursos, este tipo de entradas obliga al periodista a potenciar sus habilidades como investigar, entrevistar, analizar y elegir el material, grabar videos y audios, etc. Pero, sobre todo, a editar.

Herramientas y consejos:

Primero, sacar el máximo partido a las herramientas disponibles y evitar las repeticiones. De esta manera, la información llegará a un mayor número de personas. Además, para aumentar la creatividad y aportar elementos que den más valor es necesario partir de una idea previa. Antes de hacer un reportaje se recomienda investigar al personaje o hecho. Esto sirve para visualizar que tipo de formato es el idóneo para contar lo ocurrido.

La aportación de vídeos es uno de los elementos que mayor fuerza da a la narración y captura al espectador. Con ellos, se pueden enseñar acciones específicas, frases o citas sobre un personaje. Además, ayuda a la audiencia a llegar a lugares que desconocen y les facilita la comprensión.

El uso de fotos es otro de los elementos cruciales, ya que permite capturar emociones en un instante. Las imágenes se caracterizan por poseer una fuerza expresiva sin la necesidad de acompañarlas por palabras. Aunque, se recomienda complementarlas con el texto para aportar más valor. Junto a los vídeos y fotos, el audio conforma otro componente indiscutible, ya que permite capturar frases icónicas o emotivas. Por su parte, el uso de los gráficos permiten representar datos y trazar una idea más clara al lector.

Asimismo y para dar por finalizado los consejos sobre las herramientas, se recomienda utilizar todos los tipos de materiales necesarios y evitar la concentración de todos ellos en el móvil. A pesar, de que hoy en día el teléfono reúne aplicaciones dotadas para realizar fotos, ediciones, audios o  videos éste corre el riesgo de quedarse sin batería o incapacitado.

Además de los bienes materiales, es necesario tener un equipo de trabajo para mejorar cualquier cobertura. Pues, aparte de poder dividir el trabajo, hay más puntos de vista a la hora de enfocar un tema.

Para rematar, el último consejo es promocionar el trabajo. Posiblemente, sea el paso más importante ya que visibiliza la labor que ha llevado el medio. Para ello, es necesario dominar el manejo de las redes sociales, que actualmente, concentran a la mayoría de población y son quienes tienen el poder de crear una reputación online. Además, de permitir llegar a audiencias de todas las edades.

En definitiva, el periodista debe de estar en constante desarrollo, para mejorar habilidades y permitirle una mejor experiencia a la audiencia.