ANDREA MARCILLA CARRANZA  |  Fotografía: Pixabay  |

Los famosos bots son programas informáticos con cierta inteligencia que pueden llevar a cabo distintas tareas en función de la demanda del consumidor. En Internet existe una gran diversidad de bots que viajan por la Red desde su creación en el año 1966. En la actualidad, destacan, en relación con el ámbito periodístico, el de The Wall Street Journal y el de CNN.

En primer lugar, el bot del Wall Street Journal es un programa enfocado a recibir las noticias de última hora de manera instantánea en los dispositivos móviles. Este proceso se lleva a cabo a través de la plataforma de mensajería de Facebook, Facebook Messenger, con el fin de simplificar la tarea y disminuir el tiempo de recepción de la noticia. Los pasos a seguir para usar este bot son:

  1. Entrar a través del enlace.
  2. Enviar un mensaje al bot, como por ejemplo ‘news’.
  3. Por último, acceder a la suscripción de las alertas de noticias.

Por otro lado, la agencia de noticias CNN ha sacado al mercado un bot de características similares. Al igual que el bot del Wall Street Journal, el usuario debe comenzar una conversación con el software para recibir las últimas noticias alrededor del mundo de forma rápida y sencilla. El enlace para acceder al chat de este bot es el siguiente.

Además de estos, existen muchos tipos de bots con funcionalidades distintas. En cada área, como la medicina o el ocio, existe un bot dispuesto a facilitar a los usuarios el acceso a diversos contenidos. Estos bots, por sí mismos, no son ni buenos ni malos. Su efecto aparecerá según el uso que se haga de ellos. Entre aquellos considerados ‘buenos’, se encuentran Google o Bing (como rastreador o buscador web), aquellos presentes en redes sociales y otros encargados de programar una difusión masiva de correo.

Sin embargo, también existen los bots ‘malos’. En esta sección se sitúan aquellos que buscan las vulnerabilidades del sistema o de la información de los usuarios, con el fin de explotar los datos recogidos por un interés empresarial y obtener un beneficio económico posterior. También están los denominados ‘spam bot’. Estos son muy habituales en el día a día, ya que se tratan de aquellos que buscan hacerse con información personal a través de mensajes publicitarios enviados al propio móvil o al correo personal.