“A Bordo Del Género” captura las vivencias y barreras de las mujeres viajeras

1
1282
SANDRA DONDA MERINO  |  Fotografías: Sandra Donda y Sandra Fernández

Berta Jiménez Luesma fue la encargada de presentar “A Bordo Del Género” el 21 de abril en La Otra Librería Café. La nueva publicación de la revista de cultura viajera y crónica periodística Altaïr Magazine, recoge los testimonios y las vivencias de importantes periodistas y escritoras en sus viajes, junto con las barreras que se encuentra la mujer a la hora de viajar.

La revista fue uno de los grandes referentes en su estreno, 1991, pues introdujo la cultura viajera en la sociedad. Su tema gira entorno a viajes a nivel mundial, acompañado de testimonios y curiosidades de cada uno de ellos. Cerdeña, Dakar y Montevideo, son los que preceden a su nueva publicación y que relatan más de 50 historias inéditas. Hace tres años y a causa de las crisis, Altaïr se vio obligada a retirar su edición en papel y fue editada para el medio digital, pero en julio de 2016 consiguió volver a la edición impresa. “Pep Bernadas, editor jefe, tenía la promesa de volver al papel”, detalla Berta Jiménez. Actualmente, la revista presenta sus proyectos tanto en formato papel como digital.

Este número, en colaboración con la revista feminista vasca Pikara Magazine, incluye un total de 18 capítulos, gran parte de ellos relatados por importantes escritoras y periodistas a nivel internacional, que aportan sus más diversas experiencias como mujeres viajeras. “Intentamos tener una mirada colonial en la que nuestros ojos europeos no se impongan como la mirada oficial”, matiza Jiménez sobre el tema del último proyecto de Altaïr.

Berta explica que los monográficos de la revista suelen tener veinte historias, de las cuales quince están escritas por personas del lugar y las cinco restantes por el equipo de Altaïr sobre los lugares más interesantes del país que corresponda. Aclara que la revista intenta romper con los esquemas tradicionales que suelen mostrar las revistas de viajes, en las que él turismo está visto como algo capitalista. “No solo hacemos viajes físicos, sino también conceptuales, pues queremos salir de los estrechos márgenes acerca del turismo”.

Con “A Bordo Del Género”, reinventan la perspectiva habitual de sus reportajes, pues lo enfocan a la mujer viajera y a los problemas que se encuentra en esta aventura. Relata que en los 18 capítulos que constituyen el número tratan temas muy diversos. “El tema de los géneros es amplísimo y el tema de viajes también, así que todo esto junto con la heterogeneidad de los autores forma un puzle muy interesante”.

IMG_0249_opt
Ejemplar de «A Bordo del Género». | Fotografía: Sandra Donda

El ejemplar se divide en varias secciones, con artículos semejantes en cuanto a contenido, pero muy distintos en cuanto a perspectiva, pues cada autora cuenta sus experiencias personales. En primer lugar, se encuentran una selección de artículos de grandes escritoras y periodistas que han sido invisibilizadas a lo largo de la historia.

Comienza con la célebre estadounidense Martha Gellhorn y su obra “Cinco viajes al infierno”. Pionera en el periodismo de guerra, dedica su vida entera a reportajear. Viajó por decenas de países, como relata en sus obras, aunque vivió siempre a la sombra de su marido, Ernest Hemingway, referente de la literatura realista del siglo XX. Pero “A Bordo Del Género” ha conseguido borrar la sombra de su marido y valorarla por sus propios méritos.

La suiza Annemarie Schwarzenbach es otra de las protagonistas de este viaje de despatriarcalización emprendido por Altaïr. Como evidencia su apodo de “El ángel devastado”, en relación a sus problemas psíquicos y de drogas, fue infravalorada en su época, pero en Altaïr remarcan su mérito de romper con el rol de feminidad tradicional y elogian su obra acerca de los viajes por los Balcanes e Irán que realiza con Ella Maillart, y que refleja su fuerte personalidad.

“A Bordo Del Género” dedica también una sección a las experiencias de varias periodistas y escritoras contemporáneas, como Marcela Turati o Leila Guerriero. La primera, de origen mexicano, explica su proyecto en un artículo titulado “La guerra me hizo feminista”. Especialista en la narcoguerra, cuenta como poco a poco se sumerge en este mundo en el que las mujeres han perdido a sus hijos y maridos y cómo finalmente acaba convirtiéndose en la relatora de todas ellas. “Esta experiencia me cambió y me hizo feminista”, aporta Turati. La argentina Leila Guerriero presenta “La soledad no tiene género”. Una perspectiva diferente, más frívola y que cuenta experiencias personales, pero que aporta claves interesantes. “Se pasa la vida viajando y todo el mundo la envidia, pero realmente a ella no la llena de todo”, explica Berta Jiménez sobre la argentina.

Además, las editoras de Pikara plantean en el libro una serie de cuestiones acerca de las barreras de las mujeres en el turismo, “los peligros” que cree la sociedad que hay ello, y las barreras que comparten con el colectivo LGTB a la hora de viajar. Temas que fueron objeto del debate final que concluía la presentación del libro y que condensó una alta participación.

1 COMENTARIO

  1. Sobran todas las mayúsculas salvo la de la inicial en el título. Periodismo imperfecto. Aprended las normas básicas de escritura y quizá después podáis ser petiodistas.

Los comentarios están cerrados.