RAÚL DEL VALLE PASCUA  |  Fotografía: Universidad de Valladolid  |

La tarjeta que identifica como estudiante de la Universidad de Valladolid puede proporcionar una serie de ventajas a la hora de hacer deporte.

El primer paso para obtenerla es abonar la tasa correspondiente en las oficinas del Servicio de Deportes o en cualquier Punto de Información Universitaria (PIU) mediante la opción de pago de servicios UVa. Para los estudiantes de la Universidad de Valladolid la tasa del carnet es completamente gratuita, ya que se habilita automáticamente al formalizar la matrícula, pero para el profesorado, la Asociación de Antiguos Alumnos u otros colectivos, la tarjeta tiene una serie de tasas que ascienden correspondientemente a 35, 60 y 80 euros durante todo el curso o a 20 y 40 euros durante el segundo cuatrimestre. Si se ha abonado la tasa, es necesaria la actualización de la tarjeta en cualquier PIU para poder utilizarla como Tarjeta Deportiva.

Una vez activado el carnet como Tarjeta Deportiva, este permite acceder y utilizar, con una reserva previa, las instalaciones deportivas de la UVa, matricularse en Cursos Deportivos y Actividades Dirigidas organizadas por el Servicio de Deportes y obtener descuentos especiales en centros deportivos que tengan convenio con la Universidad de Valladolid, como son el Centro Deportivo Río Esgueva, el Centro Deportivo Budokan y Vital Sport y el Centro Deportivo Don Sancho.

Estos tres complejos deportivos tienen una serie de requisitos a la hora de hacerse el abono. En Río Esgueva, se debe ser estudiante menor de 26 años o profesor titular de la Universidad de Valladolid, y para el resto de miembros de la Universidad es precisa la autorización del Servicio de Deportes de la UVa. En Gimnasio Budokan y Vital Sport, se debe ser miembro de la Comunidad Universitaria en posesión de la tarjeta deportiva, cuyo coste será de 4 y 6 euros correspondientemente. Y, por último, en Don Sancho, se debe presentar la acreditación en vigor de estar dados de alta con la Tarjeta Deportiva Universitaria.

Compartir