Vallisoletano, ¡tú vales un riñón!

0
61
Ainhoa Jiménez Arranz  |  Fotografía: Judith Mallol Montero  |

¿Sabías qué España es uno de los países líderes en donación de órganos? Según el Ministerio de Sanidad hay 43,4 donantes por millón de población registrados en el 2016, es decir, un total de de 2.018 donantes que han permitido que se realicen 4.818 trasplantes. Entonces, hay vidas que dependen de ti. Todos los años se pierden vidas debido a la falta de donantes de órganos suficientes. Un órgano donado puede suponer un regalo para quien lo recibe, pero no toda la gente está dispuesta a darlo.

El 9 de noviembre de 2017 se ha celebrado el Día del Donante Universitario. Para concienciar a los estudiantes, se han colocado mesas informativas en la Facultad de Ciencias de la Salud y en la Facultad de Educación y Trabajo Social.

Todos los españoles son donantes de órganos por ley, pero la última palabra recae en la familia del fallecido. Por eso, si alguien quiere ser donante debería hacerse la Tarjeta de Donante. De esta forma, su entorno y su familia conocerán sus deseos de que sus órganos sirvan para alargar la vida de otra persona y así poder evitar posibles negativas por parte de la familia. Además, aunque en España todos somos donantes por ley, podemos rechazarlo, o incluso, si hemos obtenido la Tarjeta, simplemente debemos romperla.

Pero, ¿cómo se obtiene la Tarjeta de Donante? El interesado rellenará este formulario que se encuentra en la web de ALCER. También puede cumplimentar un formulario impreso, disponibles la sede de ALCER y en las mesas informativas que se celebren a lo largo del año y se enviará a ALCER-VALLADOLID, C/Urraca, 13-bajo E. C.P 47012.

Asimismo, existe el trasplante de órganos por parte de una persona viva, aunque es minoritario. No solo porque sea una situación más compleja, en la que tenga que intervenir el juez, sino también porque es una minoría la que quiere arriesgarse por los posibles rechazos de órganos en el paciente. Sin embargo, en el caso de familiares, especialmente hermanos, es una de las mejores opciones ya que las probabilidades de un rechazo son mucho menores.

Para fomentar la donación de órganos se realizan diversas campañas como anuncios publicitarios o mesas de información, pero solo uno mismo puede decidir si quiere ayudar a salvar una vida. Todas las personas pueden ser donantes. Incluso menores de edad con el debido permiso de sus tutores legales. Además, otra forma de ayudar es buscar más donantes. De esta forma, miles de vidas que se perderían, vivirán gracias a otra.

Compartir

Dinos tu opinión

Please enter your comment!
Please enter your name here