LUCÍA MERCHÁN ÁLVAREZ  |  Fotografía: Iago Castro  |

En plena oleada de rebrotes, cada día son más frecuentes los casos de COVID-19 y los focos de contagio. No solo afectan a los que han dado positivo, sino también a aquellas personas que han estado en contacto con los infectados. Por ello, las autoridades sanitarias insisten a diario en el papel crucial de la ciudadanía para contener la expansión de la pandemia. Además de mencionar las recomendaciones de higiene y los comportamientos que se deben seguir para ayudar a conseguir el objetivo, también explican en un documento el protocolo de actuación más efectivo: cuarentena y aislamiento

En primer lugar, cabe recordar el significado de cuarentena y aislamiento. Ambas se refieren al hecho de separar a las personas enfermas de los demás, pero no designan lo mismo. La cuarentena es para alguien que no presente síntomas, mientras que el asilamiento es para quien tiene la enfermedad confirmada. Una vez diferenciado estos conceptos, el siguiente a destacar son los contactos estrechos de un positivo por coronavirus. Estos son aquellos que han estado con el contagiado dos días antes del inicio de los síntomas por un periodo superior a 15 minutos y en una distancia inferior a dos metros. Son el foco sobre el que las autoridades sanitarias ponen tanto empeño para frenar la propagación del virus, por lo que existen unas normas de actuación.

¿Qué hay que hacer en caso de sospecha?

Si una persona descubre que es un contacto estrecho y no ha sido avisado por los servicios de rastreo de las comunidades, lo primero que debe hacer es llamar al número de teléfono de información habilitado en cada comunidad autónoma para ponerlo en conocimiento y poder realizarse una prueba PCR que confirme o descarte el contagio.

Tras realizar este paso, debe mantenerse en cuarentena durante 14 días, aunque los resultados sean negativos. Así se evita poner en riesgo de contagio a más personas de su entorno. En los casos de mayor complejidad se realizan dos pruebas, una inicial entre el tercer y quinto día, y una para finalizar la cuarentena al décimo día del último contacto con el caso. Asimismo, si es positivo, el paciente deberá mantenerse aislado y seguir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para evitar contagias a las personas con las que convive.

En el caso de los contactos estrechos y de los casos positivos asintomáticos, podrán trasladarse donde se encuentre su domicilio habitual para completar los periodos de aislamiento o cuarentena. Debe ser en transporte privado y con las medidas de precaución adecuadas que se establecen en la Declaración Responsable. Este documento se debe cumplimentar y firmar para enviar a la Comunidad Autónoma.

¿En qué momento hay que confinarse?

Si se detectan síntomas de molestias respiratorias; dolor de garganta, fiebre, tos y demás, es importante aislarse por precaución. Del mismo modo, es necesario hacerlo si se confirma el contacto con un caso confirmado.

En el caso de encontrarse mal en la Facultad de Filosofía y Letras, hay que notificarlo a la Consejería,. Allí se notificará de inmediato al responsable COVID-19, Juan Carlos Martín Cea, para que acuda a evaluar la situación. Si esta supone peligro, es decir, el afectado manifiesta síntomas compatibles con la enfermedad, se trasladará al espacio de ‘Asistencia COVID’.  Esta zona se encuentra situada en la planta baja, en el antiguo despacho del Servicio de Deportes. La sala está señalizada de forma específica en el exterior. También cuenta con un equipamiento básico en su interior, en el que podrán permanecer aislados, bajo la supervisión del responsable COVID-19, hasta recibir la asistencia de profesionales sanitarios. El responsable garantiza en todo momento la confidencialidad y protección personal de datos de los afectados.

Compartir