Una toma de contacto

newspaper-412452_960_720
MARÍA GUERRA VALCÁRCEL  |  Forografía: Pixabay

Empecé con miedo. No quería que InformaUVa me quitara tiempo de clase; tampoco sabía si me lo pasaría bien, si aprendería algo, si sería mucha responsabilidad. Esa sensación se desvaneció cuando escribí mi primer artículo. No fue para mucho, solo una previa que se hace desde casa en 10 minutos; pero me enganché. Mi idea era publicar una semana sí y una no, pero al final he acabado escribiendo casi todas las semanas, e incluso alguna, he firmado varios contenidos. Para mí no era un suplicio, sino un regalo: ir a conferencias, aprender, conocer, entrevistar… Cada semana intentaba cuadrar mi agenda para cubrir alguna cosilla. Estefanía, mi jefa de sección y actual directora de InformaUVa, nos mandaba el plan el domingo y yo ya buscaba qué podía cubrir o redactar.

Las primeras semanas le pedí a Sandra, anterior directora, que me mandara un audio al WhatsApp para explicarme las correcciones que me hacía, para yo comprender por qué no estaba bien lo que había escrito. Me enseñó muchísimo y todos los consejos que me iba dando los ponía en práctica, hasta que al final vi que no me cambiaba ni una coma. Estaría contenta con el resultado, supongo. Gracias a la revista he entrevistado a Edu Galán, director de la revista ‘Mongolia’, he conocido al gran director de cine Mario Camus, he aprendido sobre la libertad de expresión, sobre los medios, sobre el periodismo de investigación…

InformaUVa nos ayuda a los alumnos a aprender a escribir, y no solo eso, también nos enseña lo que es la presión de entregar las cosas a tiempo, como en las redacciones que nos encontraremos a lo largo de nuestra vida. Yo diría que la revista de la UVa es un preparatorio para lo que nos espera fuera; una toma de contacto. Ha habido contenidos, como las previas, en las que no he podido ser muy creativa. Pero sin embargo, con otros me siento muy orgullosa, no solo por las palabras que había escrito, sino por lo que había aprendido.

Quizás por mis ganas de aprender, o quizás porque siempre intentaba ayudar, o quizás por mi colaboración durante numerosas semanas, es lo que le llevó al equipo de dirección a pensar en mí para el cargo. Ahora le tomo el relevo a Meel como subdirectora de la revista, junto con nuestra nueva directora Estefanía. Cuidaremos InformaUVa como hicieron ellas, con tanta dedicación y responsabilidad. Porque al fin y al cabo es un medio de alumnos y para alumnos, y si nosotros no le damos valor, ¿quién lo hará?

Empecé con miedo, desde abajo, una redactora que pretendía cubrir dos contenidos mensuales. Y aquí he llegado, hasta la subdirección. Porque las ganas de trabajar y de esforzarse son lo más importante, ya que si cometes errores en la redacción, eso se puede corregir. Sin embargo, la motivación por aprender nadie te lo puede enseñar si tú mismo no pones de tu parte. Os animo a todos a participar en este gran proyecto que nos mantiene informados de todo lo que pasa en la Universidad de Valladolid. Recordad que esto es voluntario, pero lo que se aprende es una recompensa muy satisfactoria.

Ahora, Estefanía y yo, intentaremos que InformaUVa siga creciendo y siempre estaremos dispuestas a servir de apoyo para aquellas personas que necesiten ayuda. No tengáis miedo como esta tonta que os escribe. Al final la carga de trabajo no es mucha y, quién sabe, quizás seas tú el que el año que viene ocupe el cargo que desempeñaré a lo largo del próximo año. ¡Ánimo!

Un pensamiento sobre “Una toma de contacto

  1. María que bonito!!! Gracias por tu entrega y tu entusiasmo. La actitud es fundamental para ser un buen profesional. Tu ya la tienes. Enhorabuena por tus progresos y tu merecido nuevo cargo. Seguro que lo harás genial!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*