PILAR FIDALGO CARBAJO  | Fotografía: Pixabay  |

Desde que el coronavirus forma parte de nuestra vida, la rutina y la forma de relacionarse ha cambiado. En marzo comenzó la nueva normalidad. Las reuniones se limitaron a un número determinado de personas y el movimiento entre países o CCAA también cesó. Además, el teletrabajo se puso en auge y, en el caso de los estudiantes, las llamadas “teleprácticas”.

Las horas de las prácticas curriculares de periodismo son 300. Es decir, cerca de tres meses. Este año, debido al COVID-19, los alumnos tienen dos opciones para realizar las prácticas, presenciales o no presenciales. Aunque lo ideal es que se realicen presenciales, muchos alumnos están redactando desde su casa, en vez de hacerlo desde la propia redacción del medio.

Para conocer las ofertas de prácticas de las que disponen los alumnos de la UVa, deben entrar en Sigma UVa, en el apartado de prácticas de empresa. El interesado debe pinchar en Solicitud de prácticas de empresa e identificarse con su clave de acceso para ver las ofertas. Cada viernes se actualizan en esta plataforma.

Una de las ofertas de prácticas disponibles es en Tribuna Valladolid como redactor. En ella especifican que en función de cómo evolucione la situación sanitaria, se puede plantear unas prácticas presenciales, semipresenciales o telemáticas.

Ana Fernández, experiencia personal de una alumna en prácticas

Fotografía cedida por Ana Fernández Serrano.

‘Las prácticas son diferentes a otros años’, afirma Ana Fernández Serrano, estudiante de Periodismo. La alumna de cuarto curso del Grado realiza prácticas extracurriculares cubriendo la Seminci.

Ana afirma que el COVID-19 si le ha influido a la hora de realizar las prácticas. ‘Otros años los alumnos que hacen prácticas en Seminci están toda la mañana o toda la tarde en las oficinas, trabajando allí con todo el equipo. Este año no, yo teletrabajo’, comenta la alumna.

Fernández Serrano comenta, a su vez, que las prácticas también cuentan con una parte presencial. Aun así, la mayor parte es online. ‘Nos pasan la programación con las asignaciones y nosotros lo único que tenemos que hacer presencial es ir a los actos. Cubrimos el acto y hacemos las entrevistas en persona, pero el resto del trabajo lo hacemos desde casa. Lo redactó desde casa y cuando lo termino lo envío por correo’

La estudiante de Periodismo advierte que el COVID-19 ‘también influye en el que la Seminci en general’. Confirma que ha cambiado mucho este año, por lo que tienen ‘trabajo limitado’. ‘No podemos hacer las entrevistas en según qué sitios. También se han suspendido los coloquios, que también los cubríamos, y no podemos quedarnos a ver las proyecciones’, se lamenta.

La limitación de aforos también ha imposibilitado que la prensa pueda quedarse a ver las películas y hacer entrevistas tras su proyección. ‘El aforo está limitado y no nos dejan butacas para los de prensa’, exclama Ana Fernández. En muchos casos, la prensa ha sido la gran sacrificada en cuestión de aforos.

Compartir