TERESA GORDÓN CUARTETO  |  Fotografía: cedida por Tamara González  |

Tamara González (Valladolid) comenzó la carrera de periodismo en Valladolid. Desde que era pequeña, sabía que quería llegar a ser una buena y conocida periodista. Ha realizado dos prácticas, una regional y otra nacional. Hemos tenido la suerte de poder hablar con ella y nos ha contado su experiencia.

P: Bien, pues comencemos por el principio… Durante la carrera tuvo la posibilidad de comenzar a formarse realizando las prácticas en los informativos de la 8 de Valladolid. ¿Cómo fue la experiencia? ¿En qué consistía su trabajo? ¿Qué tenía que hacer?

R: Fue una experiencia súper enriquecedora para mí. Porque, date cuenta, yo estaba acostumbrada a las prácticas de tv en el plató de la universidad o a grabarnos en la calle con una cámara y un micro…. Y no tiene ni punto de comparación. A pesar de ser una tele local, se aprende muchísimo porque te toca hacer de todo allí. Y que te den la suficiente confianza como para llevar a cabo todo ese trabajo sola… es lo mejor.

Mi rutina de trabajo era llegar allí, ver la hoja de previsiones donde se había asignado un tema/cobertura a cada periodista, informarse sobre ello y preparar la batería de preguntas y coger un coche hasta el lugar. Luego a la vuelta en la tele había que ingestar el contenido, preparar el texto para la voz en off, grabarla, locutarla y montar el vídeo final y los rótulos. Es decir, nosotros teníamos que hacer de todo. Además, yo también me encargaba de subir todos los vídeos a la página web en los ratos libres y de buscar nuevos temas para noticias atemporales.

P: ¿Tuvo otras opciones para realizar las prácticas en otro lado o simplemente en dicho canal? ¿Si es si, que otras opciones tenía y por qué elegió esta?

R: Yo hice las prácticas durante el primer cuatrimestre de cuarto de carrera. Fue así porque durante tercero estuve un poco perdida y cuando me quise poner manos a la obra para hacerlas durante ese verano, las prácticas en la tele ya tenían becarios suficientes. El resto de las ofertas eran para prensa y diarios digitales, así que decidí esperar. Finalmente, a principios de curso de 4º vi que habían vuelto a publicar oferta para los informativos de la 8 y me lancé de cabeza. Tuve suerte porque había varios candidatos ¡y me eligieron a mí!

El resto de las opciones como te digo, eran de prensa, entre ellas el Norte de Castilla, y a mí me apetecía especializarme más en tele porque era lo que menos habíamos tocado en la facultad. Quieras que no, la prensa es algo que llevamos aprendiendo desde primero y a la radio le dimos bastante importancia durante segundo, así que yo quería algo nuevo.

P: ¿Lo mejor y peor que se lleva de esta experiencia? Supongo que sí, pero ¿le ha ayudado a crecer como profesional?

R: Lo único malo que puedo decir de esta experiencia fuera que se terminase. A mí me hubiera encantado poder continuar aprendiendo allí, pero todo tiene su fin y hay que aceptarlo.

Esta experiencia laboral me ha ayudado muchísimo a crecer como profesional. Más bien, diría que es la que me hizo creerme que ya era una profesional con todas las de la ley. Poder ir yo sola a ruedas de prensa o cubrir otro tipo de eventos me hizo darme cuenta de que había elegido bien al estudiar periodismo y saber que esto era lo que quería seguir haciendo el resto de mi vida (si me dejan jeje).

P: ¿Descubrió algo que no sabía (ya sea trucos de periodistas o que algo que pensabas que se te daba mal, ahora se le dé bien)?

R: Sí. Descubrí que trabajar bajo presión y con límites de tiempo por la emisión se me da muy bien. Yo durante la carrera era de las que hacían los trabajos con tiempo para que no me pillara el toro. Pero cuando ves que te toca ir a cubrir un evento a las 19 horas de la tarde y que el informativo se graba a las 20:30 horas te das cuenta de que o eres rápida o tu trabajo no sale adelante. Aprendí a llevar en la cabeza la estructura de la pieza que iba a hacer y hasta a ir escribiendo la voz en off y eligiendo los totales en el coche de vuelta a la redacción. Y esa organización previa y trabajo con presión es algo que me ha servido mucho desde ese momento, también de cara al máster…

P: Ahora que habla del máster…al acabar la carrera decidió ir a Madrid para realizar un máster de Reporterismo en Televisión. ¿En qué consistía ese máster y porque decidiste cursarlo?

R:El máster está orientado a especializarse 100% en televisión y a convertirte en un buen reportero de televisión. Decidí cursarlo porque, tras mi paso por la 8 de Valladolid, me convencí de que ese era el futuro que yo quería en el periodismo. Quería ser periodista de televisión y vi en este máster la oportunidad de poder formarme y conseguir llegar a serlo. Entre las distintas opciones que barajé, éste era el que mejor me encajaba en cuanto a formación y asignaturas, y en cuanto a profesores, porque quieras que no tira mucho que todos ellos sean profesionales que hemos visto cada día en la tele desde nuestras casas jeje.

P:  Durante el máster tuvo que hacer prácticas y nada menos que en Las mañanas de TVE. ¿Cómo llego esa oportunidad?

R: Sí. Durante los últimos tres meses del máster tuvimos que realizar prácticas en medios y la verdad que fue una odisea porque todos los alumnos queríamos más o menos los mismos medios… la verdad es que yo desde que era pequeña y supe que quería ser periodista, tenía claro que quería trabajar en TVE, era como un sueño a cumplir. Cuando surgió la oportunidad marqué España Directo y La Mañana entre mis opciones para realizar las prácticas, y pese a la alta demanda de ambas, ¡¡¡¡se me concedieron las de La Mañana y en ese momento no pude ser más feliz!!!!

P: ¿Lo mejor y lo peor?

R: Lo único malo que tenía el programa era que había que madrugar muchísimo y cruzar medio Madrid hasta llegar a los estudios, pero ¿qué era eso cuando por fin podías cumplir un sueño? Y lo mejor es poder trabajar mano a mano con profesionales que ves todos los días en la tele y que te ayuden y aconsejen a hacer mejor tu trabajo y poder desarrollarte como periodista. Les estoy muy agradecida y les debo mucho por haberme enseñado a locutar mejor y a saber organizarme y llevar a cabo mi trabajo allí.

P: ¿En qué consistía su trabajo?

Mi trabajo como becaria allí consistía mayormente en encargarme de la sección de corazón del programa. La labor era informarse para escribir la voz en off, locutar el vídeo y montarlo. Mi etapa allí justo coincidió con la emisión del programa “Bailando con las Estrellas”, así que me tocaba verlo y hacer piezas sobre ello. Y es totalmente diferente y nuevo porque nunca había trabajado sobre la temática de crónica social y corazón y la verdad es que se aprende muchas cosas nuevas en cuanto a entonación o forma de tratar las noticias.

P: ¿Tiene alguna anécdota graciosa o interesante que vaya a recordar siempre?

R: Bueno, anécdotas hay muchas porque allí cada día pasaban mil cosas. Pero me quedo con todas las veces que iba cruzando pasillos o subiendo o bajando escaleras y me encontraba a famosos y periodistas de primera. Mi cara en esos momentos no debía tener precio jajaja.

P:  Y para acabar, ¿con qué prácticas se queda? Supongo que serán algo distintas, pero ¿dónde siente que ha aprendido o se ha llevado una mejor experiencia?

No podría elegir entre las dos. Cada una me ha aportado cosas diferentes. Sin embargo, creo que las he hecho en el orden adecuado, en el sentido de que en la 8 me inicié en el mundo periodístico laboral y sin esa experiencia habría quedado totalmente en ridículo al llegar a TVE.

Sí que es cierto, que en TVE mi labor era siempre de mesa, y siendo jóvenes todos siempre preferimos más ser reporteros de calle y estar siempre al pie de la noticia. Pero no tengo ninguna queja, solo agradecimientos a todos los que me han ayudado a ser la periodista que hoy en día soy.

P: ¿Cómo se ve de aquí a unos años? ¿Cuál es su sueño como profesional?

Pufff, ¡¡¡qué pregunta tan difícil!!! A mí lo que me encantaría es ser una reportera reconocida por mi trabajo y ganármelo por mis propios méritos. Me encantaría poder trabajar en algún programa de investigación como el de Gloria Serra en La Sexta o, por otro lado, explotar mi lado viajero en programas tipo viajeros de cuatro o Españoles por el Mundo. Sería genial… pero quién sabe lo que deparará la vida…

Compartir