MARÍA GUERRA VALCÁRCEL  |  Fotografía: María Guerra  |

Desde el minuto uno, el Spartak de Vermú marcó un partido donde la posesión del balón no se despegaba de los de amarillo, lo que les permitió ganar el partido frente al Hachís Saint-Germain con un resultado de 4-8 durante la segunda semana del Torneo de Periodismo.

El tiempo no acompañaba, era lunes, llovía a mares… Hoy la pista roja de La Gasolinera estaba vacía y los partidos de la jornada se trasladaron hasta el complejo deportivo del Ruiz Hernández. El encuentro entre el Spartak y el Hachís era el tercer partido del día y pese al frío, húmedo y lluvioso día, aún quedaba afición para animar a ambos equipos en el derbi de alumnos de primero.

Comenzó la primera parte y el Spartak demostró una superioridad en la posesión del balón y tiros a puerta. Ya en el minuto dos marcaron el primer tanto gracias a Blánquez y, pocos minutos después, Kastro encajó el segundo. El equipo seguía su juego y parecía que el Hachís empezaba a despertar con los intentos de marcar de Elwin. Pero entonces llegó el tercero de los de primero de por la mañana con un gol de Adri poco antes del minuto diez que ponía en el marcador el 0-3. Fue Juli quien marcó el 0-4 con un tiro tras una falta. El resultado no desanimó a los del Hachís y seguían luchando para marcar en la portería contraria. Y al final de esta primera parte, Pedro y Juan marcaron los goles que estrenaron su casillero con un 2-4.

El Spartak atacando durante la primera parte en el partido contra el Hachís. / María Guerra
El Spartak atacando durante la primera parte en el partido contra el Hachís. / María Guerra

Con el inicio de la segunda parte, Adri ponía el 2-5. Hachís empezó a despertar y a subir para intentar lograr alcanzar el resultado del Spartak. De nuevo Pedro y Juan se encargaron de acercar el resultado hasta situarse en un 4-5, muy cerca de conseguir un empate. La posesión del balón se empezó a igualar y el Hachís corría más, luchaba más y defendía mejor. Sin embargo, el portero de los de amarillo, Carlos, no dejaba que se colaran más balones entre los tres palos, aunque Elwin casi consigue el empate con varios tiros a puerta que resultaron fallidos. En los últimos diez minutos del partido, Adri, Blánquez y Kastro marcaron los tres últimos goles que dejaban el marcador con ese 4-8. A unos segundos del pitido final, el portero de los de la tarde, Guti, se cambiaba por Isma y salía al terreno de juego a luchar esos últimos momentos, pero no consiguieron cambiar el resultado.

Así finalizó el derbi entre los alumnos de primero de por la mañana contra los de la tarde, con una afición que resistió el frío y el hambre hasta las dos del mediodía para ver a sus compañeros luchar en este torneo que sitúa al Spartak primero con 9 puntos y tres partidos ganados.

Compartir