sobrecualificación-inform@UVa
Sobrecualificación, una nueva traba en en la vida de los españoles_ pixabay
PATRICIA FERNÁNDEZ SACRISTÁN  |  Fotografía: Pixabay |

A través del análisis de encuestas, estadísticas, informes…, se aprecia el crecimiento del paro mientras que las oportunidades de los trabajadores descienden. La alta cualificación y el título educativo sirven para ordenar la cola del paro y no para mejorar el nivel de vida. Las ofertas de empleo que piden trabajadores con formación distinta e inferior, las pruebas el trabajo, ese sentimiento de insatisfacción determina una nueva búsqueda. De nuevo a la cola del paro.

Jóvenes cuyas expectativas profesionales y laborales se quedan saciadas con puestos de trabajo inferiores a su formación. Jóvenes sobrecualificados, jóvenes demasiado formados. La sobrecualificación es una tendencia que en los últimos meses se ha vuelto a elevar convirtiéndose de nuevo en un impedimento para los españoles. Personas que con buena formación trabajan en centros comerciales desempeñando puestos de trabajo que nada tienen que ver con su desarrollo formativo.

¿Un problema en el sistema educativo o en el sistema laboral? Simplemente un desajuste entre ambos. Hablamos de un sistema que imparte unos conocimientos alejados a los requeridos por las empresas, es decir, aquello que se aprende en las aulas no es necesario en la vida laboral. Pero el problema no se reduce a esta perspectiva, abarca un horizonte mayor. No podemos incurrir en el error de pensar que es una situación coyuntural en la sociedad española. Este “fenómeno” se ha convertido en la radiación ionizante de la radiografía de nuestro país.

La generación actual sale con un alto nivel de preparación y rendimiento, no obstante, no se le está dando el provecho que amerita. El potencial de capital humano de los jóvenes españoles no pasa al otro lado del mostrador de las Oficinas de Empleo que frecuentan un gran número de personas al día. Muchos de ellos ya han comenzado a tomar medidas a pesar de vivir en la incertidumbre de saber si son o no las adecuadas. Algunos acortan su Currículum Vitae y eliminan titulaciones o experiencia para adecuarlo a la oferta de las empresas mientras que otros intentan sacarle el máximo partido a su CV.

Tras analizar el panorama, derivan interrogantes como: ¿Supervivencia o felicidad? ¿Qué primará? es difícil encontrar una respuesta idónea ante esta situación. Quizá… ¿la necesidad de encontrar un trabajo que proporcione la tan soñada sostenibilidad económica? Pero espera, ¿un consejo? Dale vida a todas tus ventajas y potencia lo que te sitúa en distinta posición a los demás.

Pensando en el futuro, podrían buscarse soluciones; a priori, pocos lo intentan. Como alternativa se podrían tratar de identificar en qué puestos es mayor el número de trabajadores con una cualidad superior a la necesaria y, de esta manera, intentar cambiar sus dinámicas. Por otra parte, se debe tratar de reformular las políticas de empleo y diseñar puestos de trabajo en los que se aproveche el capital humano disponible. Podríamos unirnos todos y luchar por mejorar la calidad de los puestos de trabajo.

Compartir