“Siempre buscándome la vida para contar historias”

0
255

A través de una conferencia cargada de esperanza para los futuros periodistas, Belén Kayser, “contadora de historias”, nos desveló durante su participación en el ciclo InforUVA su secreto para sobrevivir a la crisis: saber “reinventarse”.

La periodista y social media se mantuvo sonriente durante toda la ponencia, a pesar de que actualmente es “otra periodista que no vive del periodismo”. De hecho, tampoco en lo referente a la inestabilidad y precariedad laboral que le ha tocado vivir dejó de mostrarse optimista ante el público: “El periodista ha sido pobre por naturaleza, pero también un superviviente gracias a su vocación”, aseguró.

Han pasado algunos años desde que terminó sus estudios en la Universidad San Pablo CEU, pero ella todavía recuerda cómo su primer acercamiento a la profesión llegó acompañado de una visión del oficio muy diferente a la actual… En aquel entonces, en su época como becaria, veía “como molaba ser periodista”, como sus compañeros “ganaban hasta 2.700 euros al mes”.  Sin embargo, después de haber vivido el esplendor, “todo se desvaneció” para dejar paso a un nuevo descubrimiento que llegaría algún tiempo después: “cuando has tocado fondo, solo puedes ir hacia arriba y reinventarte”.

En la reinvención de Belén Kayser, como en la mayoría de las que resultan inspiradoras, resultó determinante averiguar qué era lo que le gustaba y saber hacia dónde quería llegar.

“Vas a aprender cosas nuevas en el camino. Yo aprendí social media, aprendí Twitter”, explicó a los alumnos de la UVa. Y es que, aunque “es nuevo el cómo, el dónde se cuentan las historias y la formación de los comunicadores, hay que saber hacer de todo, aprender a manejar los diferentes formatos e intentar llegar el primero a la meta”.

Hoy, si hay algo que la conferenciante tenga claro es que “el nuevo periodismo rompe con todo lo anterior”. No en vano, “aunque la crisis ha barrido con todo, parece que a los periodistas se nos ha olvidado quiénes son los protagonista de las noticias… Los egos se han comido las historias.  ¿Que cuál es la fórmula para combatir esa falta de humildad y el problema de credibilidad que atraviesan actualmente los medios? Ser rigurosos”. Rigurosos y honestos.

“No sois una generación perdida. Debéis empezar desde cero, agarraros a lo que sois, no perder la pasión ni la vocación, no olvidar la humildad y, sobre todo, no dejar de tener curiosidad”, recomendó la periodista.

Durante su conferencia, Kayser también habló de la importancia de construir una marca propia en las redes sociales y dejó caer que tal vez en el “periodismo de datos” esté el futuro. Aun así, ninguno de sus consejos fue tan escuchado como el relato de su propia experiencia, la que vivió en su viaje a Berlín en 2012 como una española más en busca de un futuro mejor.

Alcanzar el “sueño alemán” no fue fácil… Dejó su trabajo como social media manager en la empresa Zalando para luchar por su vocación y meses después, tras mucho esfuerzo, un “larguísimo invierno” y la creación de una de sus mayores aportaciones al mundo de lo periodístico (su blog, desdemerkeland.com), consiguió “vencer al frío” y hacerse un hueco en el lugar deseado… Al fin, Belén Kayser publicaba sus colaboraciones en diversos medios de comunicación, con la misma corrección e ilusión que pondría “si pretendiera ganar un premio Pulitzer”.

Actualmente, la joven reside en España, aunque viaja frecuentemente a su Berlín querido para seguir buscando nuevas historias.

Texto e imagen: Iria Torres Gutiérrez.

Compartir