ALBA MIERES NAVEIRAS  |  Fotografía: Alba Mieres  |

La historia de La Rousse Mode no es más que el sueño de una niña que soñaba con dedicarse a lo que más le gustaba: la moda y la comunicación. El proyecto nació del deseo de combinar las dos pasiones y poder disfrutar de ambos mundos.

Por ello, Sara Duque comenzó desde hace años el camino para alcanzar su meta. Creó blogs dedicados al estilismo, estudió el grado superior de Gestión de Ventas y Espacios Comerciales.

También se formó como estilista en un curso de Bdactittude, pero no había ninguna carrera universitaria que impartiera estudios concretos de moda. Sólo existía en el máster. Por lo cual, decidió unirse a periodismo para formarse como profesional de la comunicación y después acceder a los estudios postgrado en estilismo. Ahora está en su cuarto año de carrera y ha tomado la decisión de crear el negocio que siempre soñó.

Con todo ello, aclara que con el auge de las redes sociales muchas marcas no logran llegar a su público porque no tienen personas especializadas que los guíen. Por ello y tras realizar un extenso trabajo de estudio de mercado, concluyó que el objetivo de La Rousse Mode se centrara en ayudar a sus clientes a conseguir esos objetivos.

Parte de la base de la confianza plena y unos servicios responsables y éticos. Para ello, Sara formó equipo con Ana Folleco (estudiante de cuarto año de Relaciones Públicas y Publicidad), Laura Martín (estudiante de cuarto año de Ingeniería de Diseño Gráfico) y Paula Ruiz, que les ayuda en la creación de de estrategias digitales y de eventos.

Entre todas, proporcionan estrategias específicas de comunicación adaptadas a las peticiones de los clientes, así como de marketing y publicidad. En todo momento respetan la filosofía y los valores que acabaron por conformar su marca.

Sara Duque, alumna de periodismo y emprendedora. Fotografía cedida por ella misma

Pregunta. ¿Siempre pensó en emprender?   

Respuesta. Sí, siempre he querido tener algo mío. No por el hecho de que no me guste trabajar para alguien, pero quería hacer algo mío de lo que yo pudiera disfrutar de lo que más me gusta, que en este caso es el transmitir, lo que viene siendo la comunicación, y la moda. Dentro de la moda, de estilista. Al fin y al cabo cuando tienes algo que es tuyo le das la importancia que para ti tiene, ya que la base es pasión e ilusión, y lo bonito es que eres tú tu jefe y te administras y todo. También tienes que saber parar porque al fin y al cabo si tienes mente de emprendedor estas 24/7 literal pensando, creando, pensando ideas, apuntando, hablando con gente… También creo que un poco lo malo de esto es que no desconectas, pero al fin y al cabo esto va un poco en la persona, en cómo es la personalidad.

P. ¿Combina bien sus estudios con el trabajo?

R. La verdad es que ahora no. Sí es verdad que lo he empezado en el cuarto año de la carrera, ahora estoy en el segundo cuatrimestre y ahora estoy bastante apurada, ya que incluso tengo marcas que nos dicen que quieren contratarnos, entonces es una responsabilidad muy grande pero al fin y al cabo yo tengo que acabar mis estudios, porque sin estudios no voy a ningún lado. Simplemente parar, pensar, organizarte bien, ir por prioridades y aprender también a decir no, porque es que sino no das a basto. No hay tantas horas en el tiempo.

La Rousse Mode proporciona estrategias adaptadas a las peticiones de los clientes. Fotografía cedida por Sara Duque

P. ¿Estudiar periodismo le inspiró para su proyecto?

R. Claro, muchísimo. Yo antes de Periodismo hice el grado superior de Comercio y Marketing, luego hice un curso de estilita y toqué un poco también el coaching, pero me remito a estilismo y comercio y marketing, porque al fin y al cabo eran cosas que yo quería tocar porque estaba relacionado, ya lo último que me faltaba por añadir a mi currículum y yo poder tener unos conocimientos acorde a lo que yo quiero emprender. También miré relaciones públicas e incluso protocolo, pero me guie más por el periodismo. Me gusta mucho redactar, contactar con gente, creo que se me da bastante bien… yo llevo todo lo que viene siendo la imagen corporativa de La Rousse Mode, llevo los clientes, reuniones, colaboraciones… Me ha inspirado mucho y me ha ayudado muchísimo.

P. ¿Qué le gustaría hacer en el futuro?

R. Si te digo la verdad, mi sueño es seguir con La Rousse Mode, que esto creciera y que se convirtiera en una gran agencia de comunicación y yo poder seguir tocando mis dos mundos que más me apasionan, que son la comunicación, el periodismo, y la moda que en este caso es estilismo. Luego también sí que es verdad que me gustaría desarrollarme también como freelance style, que es como una estilista independiente. Es decir, trabajar de forma independiente yo sola, apartada un poco de La Rousse Mode, con personas independientes. Eso también sería algo que me gustaría. O también una de las cosas que tengo en mente es hacer docencia para poder impartir clases ambientadas un poco al estilismo y a la comunicación. También me gustaría.