Soy ‘community manager’ y sí, sigo siendo periodista

0
844
Community manager
ALICIA GARCÍA RECIO  |  Fotografías: Alba Camazón, Yadira Sánchez y Pixabay  |

Si preguntan, ¿qué es un periodista? Seguro que inmediatamente aparece una figura en el imaginario colectivo: un plumilla con sombrero, bloc de notas, bolígrafo en mano y grabadora en el bolsillo. Está en todos los lugares que se pueda pensar y va acompañado por otro que lleva una gorra y una cámara enorme al hombro. Aunque, estos días, es cada vez más común que el mismo que pregunta tenga que sostener un pequeño aparato fotográfico. Indirectamente, se adecúa al periodista con lo más común: los medios de comunicación. Pero no, esto no es todo a lo que puede aspirar un estudiante de periodismo que quiere trabajar en algo relacionado a lo que ha aprendido en la carrera. Con las nuevas tecnologías, por ejemplo, surgen nuevas oportunidades para estos juntadores de letras.

El mundo ya no es el que era. Ahora, cuando se necesita comprar un mueble, comida, ropa, juegos, etc., se recurre a la búsqueda rápida de Internet. Los usuarios crecen a diario y cada vez son menos los que se mantienen ajenos al universo digital. Las redes sociales, además, no son sólo útiles para pasar el rato y entretenerse, sino que permiten conocer la opinión de otras personas, encontrar nuevos productos que se asemejen a los gustos propios, dar con las nuevas tendencias… Se trata de una gran amplitud de posibilidades.

Estas herramientas de comunicación ofrecen un canal de doble sentido, un feedback con la empresa a la que se quiere contactar o, al contrario, es la propia organización la que pretende establecer esa relación. No existen tiempos ni lugares, cualquiera puede acceder a la Red y se puede llegar a personas que nunca conocerían la marca de otra manera. Las ventajas para los usuarios son, en definitiva, cada vez mayores.

Con las nuevas tecnologías surgen nuevas posibilidades para los periodistas
Con las nuevas tecnologías surgen nuevas posibilidades para los periodistas. Fotografía: Pixabay

Pero aun así hay muchas compañías que no consiguen hacerse eco dentro del mundo virtual. Que, ¿por qué? En muchos casos, la respuesta está en que no dan la importancia que se merece a las redes sociales. Ponen a su cargo a una persona sin especialización, al mismo que realiza otras tareas o son empresas que intentan encajar allí donde no tienen cabida.

Sin embargo, un Community Manager es esa persona que crea y gestiona una marca en las redes sociales, aunque también en otros medios, como los blogs. Es el encargado de establecer vínculos con sus seguidores y clientes con un objetivo determinado y siguiendo un plan de acción concreto. No es una persona más que publica algo en una red social. El Community Manager se ha formado de manera específica y cuenta con una serie de habilidades concretas, dos cosas fundamentales para poder tener éxito.

No sólo debe tener nociones de los medios sociales y de Internet, sino también de diseño web, posicionamiento web y marketing. Tiene una visión global del sector en el que se encuentra la marca y es un perfecto gestor de emociones. Además de una buena base sobre el entorno online, la usabilidad, el diseño web, la arquitectura web, el SEO y la analítica web.

En definitiva, debe ser un buen gestor de emociones y ha de conocer cómo trabajar con usuarios, fans y clientes según sus diferentes perfiles y según el medio en el que se establezca la interacción. Porque es muy diferente una red social de otra y un público de otro. El encargado de las redes debe ser capaz de mover a su público a la acción y saber establecer y estrechar vínculos con ellos a largo plazo.

Ser community manager es más que conocer las redes sociales
Ser ‘Community Manager’ es más que conocer las redes sociales. Fotografía: Pixabay

.

Funciones de un Community Manager

Así, el Community Manager (gestorresponsable de comunidades, según las recomendaciones de la RAE) cumple diferentes funciones específicas. Las más importantes son:

  1. La principal es que es el creador y difusor de contenido de calidad. Para conseguirlo tiene que conocer muy bien a los seguidores y clientes de la empresa, así como otros datos (por ejemplo, qué información esperan recibir de ella, a qué hora están más activos…). Debe estar atento a sus gustos, a lo que publican, estudia sus perfiles. Cuanto mejor se conozca a los seguidores de cualquier proyecto en las redes sociales, mejores estrategias se pueden diseñar para fidelizarlos y captar nuevos fans.
  2. Escuchar. Algo que parece sencillo, pero que es muy importante. De hecho, es la base que mueve todas las acciones del Community Manager. Se trata de escuchar a su audiencia online, monitorizar sus conversaciones y generar información útil al respecto. Pero no sólo con su público, sino también con la competencia. De esta manera podrá diseñar y planificar campañas en redes sociales que cubran las necesidades reales de los clientes. Si se los escucha, la relación mejorará. Pero si además se sienten escuchados, se sentirán motivados, más felices y serán unos consumidores fieles que podrán ayudar a hacer mayor la marca. ¿Cómo escuchar a los seguidores? Existen distintas herramientas, de pago o gratuitas, como las alertas de Google o la búsqueda de Facebook.
  3. Si se consigue llevar a cabo las anteriores funciones, será sencillo pero muy importante detectar posibles prescriptores y usuarios influyentes. Estos son los que van a seguir de cerca la marca y la defenderán frente a la audiencia online y la competencia. Tenerlos bien localizados y a favor puede convertirse en una estrategia clave para dar a conocer una marca y promocionar sus productos.
  4. Investigar el sector. Es una tarea imprescindible para todo Community Manager. Se trata de conocer lo que ocurre en el sector en el que la compañía trabaja. Porque sus tareas no solo requieren la publicación de contenidos de calidad, sino que hay que saber cómo está el entorno online, las nuevas tendencias, novedades, la opinión de los usuarios, otras publicaciones relacionadas… Así se podrán mejorar las ofertas, promociones, la forma de comunicar y el enfoque que se le vaya a dar.
  5. Una vez hecho esto, los Community Managers tienen que gestionar la comunidad online corporativa teniendo muy presente cuál es el objetivo a alcanzar, ya sea aumentar los seguidores, vender un producto, aumentar el tráfico web… Aunque tengan varios objetivos en mente, uno de ellos debe prevalecer en todo momento. Las redes sociales se utilizarán de una forma u otra en relación a ese objetivo.
  6. Al igual que es un experto en el tema que trata, también debe conocer perfectamente las herramientas principales para publicar y gestionar los perfiles en las redes sociales. Esto permitirá hacer un uso más completo y útil.
  7. Para poder resolver problemas, tiene que poseer unos conocimientos básicos para detectar los focos de crisis en las redes sociales y actuar ante ellos para solucionarlo. Algo fundamental en este aspecto es la velocidad de reacción, ya que actuar con rapidez es clave para neutralizar a tiempo ese foco crítico antes de que haya causado daños. Por lo tanto, es muy importante contar con una persona preparada que pueda ejercer este trabajo.
Community manager
Funciones del ‘Community Manager’. Infografía: Alicia García, a través de Picktochart

.

¿Estás pensando en encaminar tus estudios a las redes sociales? Conoce a periodistas que ya lo han hecho

Samuel San José, periodista y community manager
Samuel San José, periodista y ‘Community Manager’. Fotografía: Alba Camazón
Samuel San José

Licenciado en Periodismo por la Universidad Europea Miguel de Cervantes y creador de Ultreya Comunicación. Cree que el trabajo de un community manager es algo que antes estaba más pensado para estudiantes de marketing, pero que cada vez más se requiere a personas que sepan de comunicación y de cómo trasladar un discurso. Además, considera que para poder hacer un buen trabajo vendiendo una marca, lo más importante es estar convencido de lo que vas a vender.

Cuando decidió estudiar Periodismo, ¿dónde quería trabajar?

Yo empecé a estudiar Periodismo por pura vocación, siempre me había gustado escribir y me atraía mucho el tema de prensa escrita. A lo largo de la carrera me fui especializando en medios de comunicación tradicionales y estuve más de 7 años entre prácticas y becas. Trabajaba como redactor normal y, aparte, me encargaba de gestionar la web. Pero, ¿qué paso? Que la situación económica del periodismo tradicional no está pasando por su mejor momento. Después de todas las colaboraciones y becas, decidí que era tiempo de un cambio profesional. Ya me daba igual que no fuera específicamente sobre periodismo, pero había que hacer algo porque no puedes estar cobrando 200 euros al mes durante toda tu vida.

Y, ¿por qué un Community Manager? ¿Cómo fueron sus primeros pasos?

Terminé en Madrid, donde, por avatares del destino, casualidad y mucha suerte, empecé a trabajar en una empresa de comunicación que acababa de abrir su departamento de social media y ahí empecé a formarme. Me pagaron un curso que tenía que ver con redes sociales, nuevas tecnologías, creación de web y demás. Poco a poco vas ganando responsabilidades y vas viendo todo el abanico de tareas que tiene un social media. Estuve dos años en Madrid, pasé por diferentes agencias y, cuando me cansé, volví a Valladolid con la idea de empezar un proyecto propio aquí. Me uní con dos amigos, uno periodista y un programador y decidimos montar una agencia de comunicación para dar servicio de redes sociales.

¿Considera que es importante una formación específica para ser Community Manager?

El aprendizaje más potente que tuve fue directamente trabajando. El curso te valía para saber de qué te estaban hablando, pero donde te bates el cobre es currando con clientes reales. Pero sí que considero que una formación específica es necesaria y muy, muy importante. Lo único que buscando bien dónde recibes esa formación y a qué cursos te apuntas. No vale cualquier cosa y, lo que hagas, hazlo bien. Y con experiencia usuario, que es lo típico que se pone en los currículums, no vale en absoluto. Si lo quieres hacer bien y darle una dignidad profesional, claro.

“No vale cualquier cosa y, lo que hagas, hazlo bien”


Yadira Sánchez, periodista y community manager
Yadira Sánchez, periodista y ‘Community Manager’. Fotografía: Yadira Sánchez
Yadira Sánchez

Desde los 12 años tuvo claro que quería ser periodista; más en concreto, en la rama deportiva. Algo vocacional que sabía desde muy pronto, pero que no la hacía soñar en balde, ya que sabía que no sería algo fácil. Sin embargo, no se arrepiente para nada porque sabe que si no hubiera hecho lo que siempre le gustó y en lo que creía, tendría una ‘espinita’ clavada.

¿Cuál es su experiencia profesional relacionada con el periodismo? ¿Ha trabajado como Community Manager?

Sí, he trabajado tanto como periodista como de Community Manager, aunque en algunas ocasiones las dos profesiones van unidas. He trabajado en varios diarios, en una radio dando el informativo de la mañana y, ahora mismo, en una revista digital, en la que también llevo las redes sociales. También trabajo de redactora y fotógrafa en el Santiago Bernabéu y en el Alfredo Di Stefano, que es en realidad lo que más me gusta. Haber estudiado periodismo me ha supuesto beneficios como Community Manager, ya que las dos profesiones están muy relacionadas y unidas, por lo que es una combinación ideal para trabajar hoy en día. Digamos que soy un dos en uno.

¿Cree que es importante el trabajo de un Community Manager? ¿Por qué?

Sí, cada vez más importante. Cada vez usamos más las redes sociales e Internet para todo, sobre todo para comprar, por lo que es muy importante darnos a conocer, estar en contacto con los clientes… En definitiva, tener un buen posicionamiento es imprescindible para que nuestra empresa, sea de lo que sea, funcione. Esta profesión irá incrementando su importancia, ya que llegará el día que absolutamente todo se haga por Internet. Según dicen, es la profesión del futuro.

¿Podrías dar algún consejo a alguien que quisiera probar suerte en este mundillo?

Que se meta en este mundillo sólo si le gusta lo que hace porque, si no le gusta, rápidamente se aburrirá de él y no lo hará con el esfuerzo la dedicación de requiere. También aconsejo prepararse bien, hacer cursos, másteres… en definitiva, aprender bien la profesión y todos los trucos que tenemos para que cada día vaya a mejor. Que no se conforme con manejar el Facebook. También le aconsejo que estudie y se forme en diseño, tanto web como gráfico, ya que también está muy ligado a la figura del Community Manager y en muchas empresas buscan gente que tenga las dos formaciones.

“Según dicen, la de Community Manager es la profesión del futuro”


.

Compartir