IAGO CASTRO PÉREZ  |  Fotografía: Pixabay  |

Las salidas laborales del Grado en Periodismo siempre han sido una de las cuestiones que más preocupa a sus estudiantes. Sin embargo, estas van más allá de trabajar en un medio de comunicación. El abanico de posibilidades para el periodista actual se ha abierto respecto a las salidas que había en el siglo pasado. La llegada de Internet y la creación de nuevos ámbitos de trabajo han sido el gran motivo del aumento de las posibilidades laborales del nuevo periodista.

La tasa de parados supera los tres millones de personas en todo el país y preocupa en gran medida a la sociedad. Según el barómetro de septiembre del CIS, el 60% de los encuestados lo interpreta como uno de los principales problemas de España. Esto influye en gran medida en los jóvenes a la hora de elegir la carrera universitaria que quieren cursar. A través de la Asociación de Prensa de Madrid, el Ministerio de Trabajo identifica 6.828 personas en paro en el sector periodístico en 2018.

El plan académico de la Universidad de Valladolid señala como una de las principales salidas profesionales del grado la de ‘redactor responsable de prensa o comunicación institucional‘. Es decir, que propone como un igual el trabajo en medios de comunicación que el trabajo en el gabinete de comunicación de una empresa. Esta es una de las principales alternativas al trabajo en los medios.

Fuente: Pixabay

Las grandes empresas necesitan comunicar sus movimientos. Este hecho es muy importante en cuanto a su posición en el mercado. Deben anunciar sus productos o servicios, además de generar una buena imagen y mantener una relación comunicativa estable con su púbico o clientela. Para estas tareas, todas las entidades demandan periodistas que se integren en su gabinete de comunicación.

Otra tarea muy relacionada con la anterior es la de integrante de un gabinete de prensa. Este es otro empleo específico que puede cumplirse dentro del ámbito comunicativo de cualquier empresa. Sus funciones se basan en servir de nexo entre la empresa y los medios de comunicación. Entre otras cosas, deben generar material atractivo para los servicios de noticias u organizar y gestionar las apariciones públicas de los representantes de la empresa.

El periodista también puede optar por un enfoque más cercano al apartado digital como Community Manager (CM). Una tarea que pocas veces es relacionada con el trabajo periodístico, pero que las empresas demandan en gran medida entre los graduados en la carrera. El CM es el representante de la entidad en Internet, por lo que debe de servir como conexión entre la empresa y su público a través de las plataformas web.

Fuente: Pixabay

El encargado de esta tarea debe encargarse de comunicar a través del ciberespacio los mensajes de la empresa, pero también de recolectar todo el feedback reciba la compañía en redes sociales. A su vez, es importante que realice una monitorización de la empresa en Internet. Debido a esto, necesita rastrear la Red en busca de comentarios sobre la marca y seguir los perfiles propios de la entidad. Otra de sus funciones es también  identificar a los líderes de opinión de su sector que puedan servir como prescriptores. Es decir, que hablen bien de ella y sirvan como imagen propagandística.

También relacionada con Internet está el trabajo como especialista en posicionamiento SEO (Search Engine Optimization). El SEO se define como el posicionamiento del contenido web en buscadores. Busca optimizar las características de las webs y lo que hay en ellas para aparecer lo antes posible en los resultados de búsquedas en plataformas como Google o Yahoo. El especialista en SEO debe conocer las técnicas de redacción que permiten realizar esta tarea. Existen cursos específicos para aprender estas herramientas y prácticas de empresa relacionadas con él.

Aunque no está relacionada con el periodismo directamente, el marketing digital también es otra salida digna para un periodista. Una empresa debe saber vender sus productos y ahí es donde surge la necesidad de un buen comunicador que sepa trasladar la información sobre el producto al público. Además, este empleo está muy relacionado con la comunicación institucional y el posicionamiento SEO, salidas propias del empleo periodístico.

Hasta ahora, todas las salidas laborales mencionadas estaban relacionadas con el trabajo de campo. Sin embargo, otra opción es dedicarse a la docencia. Alguien tiene que formar a las nuevas generaciones de periodistas y sus referentes han de ser otros periodistas. Nadie enseñará mejor el oficio a un estudiante que alguien que lo haya practicado con anterioridad.

Fuente: Pixabay

Además, la tarea comunicativa tiene la necesidad de evolucionar al mismo ritmo que avanza la sociedad y los medios de los que dispone el periodista. Debido a esto, son necesarias personas que descubran nuevas maneras de trasladar la información. Así, también es otra salida dedicarse a la investigación.

El periodista también puede ejercer la profesión informativa como si estuviese en un medio de comunicación, pero sin pertenecer a uno. Puede trabajar para una agencia de información. Empresa donde sus trabajadores elaboran contenido informativo para venderlos a los propios medios de comunicación. Otra posibilidad es que trabaje como freelance. Un trabajo parecido al ejercido en una agencia, pero sin depender de una empresa que lo gestione.

Si ninguna de estas tareas acaba de convencer al periodista o no encuentra trabajo en ninguna de las ramas, puede opositar. Muchas oposiciones requieren de un título universitario para optar a ellas. Además, algunas de ellas son específicas para periodistas. Un graduado en la carrera puede acceder al puesto de comunicador en ayuntamientos, fuerzas de seguridad y otros entes públicos.

Compartir