Redes sociales y plazas coparán la campaña de las municipales

2
504

Aforo completo y cámaras que no dejan de disparar. Podría tratarse de una rueda de prensa en la sede de cualquiera de los grandes partidos, pero el escenario es bien diferente: el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras de la UVa. Los protagonistas, dos bloques claramente diferenciados: los candidatos a la alcaldía de Valladolid (a excepción del actual alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, que declinó participar en el evento) y un nutrido grupo de estudiantes de Periodismo. Así daba comienzo, pocos minutos después de que los relojes marcaran las cinco de la tarde, la mesa redonda ‘Estrategias de Comunicación Política. Elecciones Municipales 2015’.

Los comicios están a la vuelta de la esquina y se nota. La desidia de los últimos años parece haber dado paso a ganas de debate, de contraste de propuestas, de participación. Y es que, ante unas elecciones marcadas por “el cambio y la incertidumbre” -en palabras de Manuel Saravia, cabeza de lista de Valladolid toma la palabra, la necesidad de información es cada vez más acuciante. “Esto recuerda a las primeras elecciones municipales de la democracia”, apuntaba, de nuevo, Saravia.

Lo que está claro es que con el paso del tiempo el discurso ha cambiado. Términos como ‘cara a cara’, ‘ciudadanía’, ‘plazas’, ‘autenticidad’ o ‘redes sociales’ coparon la jerga política de la tarde. Si bien es cierto que en muchas ocasiones –quizá, también en esta- se trata de palabras vacías, parecen conceptos más reales, más tangibles, cuando hablamos de la gestión municipal.

Sobre este escenario, muchos de los candidatos se mostraron críticos con la deriva nacional de sus partidos. A algunos les sigue costando adoptar el rol político, mientras que otros, ya acostumbrados al cargo, abanderan la labor del edil. Entre los primeros figura uno de esos nombres propios desconocidos para la mayoría: Jesús Presencio, de Ciudadanos. “Por todo lo que estoy escuchando, yo no debería estar aquí [en la mesa de los candidatos], debería estar allí [señala al público] haciendo las preguntas. Y es que se dicen muchas cosas que yo, como ciudadano, no entiendo”, manifestó en su primera aportación.

En el otro extremo, el veterano Óscar Puente (PSOE), que definió la política municipal como “una política farragosa que exige mucha presencia en la calle”, conocer todo al detalle… “A mí, sin embargo, me gusta, me apasiona. Soy un adicto a la política municipal”, subrayó. 

A este nivel, en todo caso, la falta de medios para contratar a profesionales de la comunicación política es una constante. Frente a los 400 euros mensuales con los que cuenta el Grupo Municipal Socialista, el resto de partidos admite que vive de las -muchas veces escasas- donaciones de sus simpatizantes y militantes. De hecho, son estos últimos los que se encargan de sacar adelante sus estrategias para comunicar propuestas, lo que, según ellos, asegura “autenticidad” en la respuesta. “Yo no soy ninguna experta en comunicación política, solo la persona que representa a una candidatura”, indicó Charo Chávez, al frente de la lista Sí se puede.

Respecto a la relación con los medios de comunicación, los cabeza de lista resaltaron la mayor cercanía y fluidez con las cabeceras locales. Así, el candidato de VOX, Alfredo Fernández, destacó las dificultades que tienen en su grupo para acceder a nivel nacional al escaparate informativo, “incluso en segmentos que podrían entenderse próximos ideológicamente, como ABC”. En consecuencia, Fernández no dudó en definir el rol de la prensa local como “determinante” y reveló: “Cada vez que hablamos en un medio de comunicación, VOX consigue que siete personas se afilien en Valladolid, lo que, dado nuestro tamaño, supone un incremento del 3,5%”.

En otro momento del debate, Óscar Puente demostró saber que, en su relación con la prensa, el ‘feedback’ es una condición ‘sine que non’: “Mi trabajo es estar disponible las 24 horas del día los 365 días del año”, afirmó segundos antes de que César Toquero, candidato de UPyD, añadiese que, “aun así, después de una rueda de prensa, se lanzan las preguntas y, generalmente, en ellas se busca la crítica para encontrar un titular.

Y aunque la actividad de la jornada se planteó como un foro de comunicación, dio la impresión de que a los políticos les costaba dejar de lado las propuestas electorales. Cosas del oficio que obligaron a Pilar Sánchez, profesora del Grado en Periodismo y moderadora de la mesa, a hacer encaje de bolillos para calmar el ánimo de un público implicado y dispuesto a dejarse llevar. No en vano, la ya tan llovida Venezuela, la financiación de los partidos o la reciente mesa de debate en la CVE se filtraron, como por casualidad, en el coloquio entre los asistentes.

El “y tú más” también salió a relucir, no sólo en el discurso de los ponentes, sino también en el turno de las aportaciones por parte del público. Una joven estudiante de Periodismo preguntó –arrancando un aplauso del auditorio- si no era momento de dejar la tan sabida coletilla a un lado. Un “sí” rotundo y sin excusas por parte de Óscar Puente pareció resumir el pensamiento de sus compañeros de mesa, que se sumaron a esta afirmación con ciertos matices.

“Quizás los medios de comunicación también alentéis en ocasiones la confrontación”, sugirió Alfredo Fernández. Y es que todos los líderes son conscientes, incluso en el ámbito más local, de aquello que César Toquero se atrevió a compartir: “Para que nuestros mensajes lleguen al público, tenemos que hilar muy fino: que llegue el mensaje adecuado en el momento adecuado”.

Fue precisamente Toquero quien dio otro tirón de orejas a los comunicadores en forma de consejo a los futuros periodistas: “Tened en cuenta siempre que quien tenéis delante tiene sus propios problemas personales”, señaló. Él lo sabe mejor que nadie. Hace apenas tres meses, el 77% de los afiliados vallisoletanos de su partido apoyaron su candidatura, algo que -declara ya fuera de micros- no se esperaba. “La primera sensación fue un miedo atroz por la exposición pública”, miedo que acabó al transformarse en el “respeto por ser representante de mucha gente” a la que puede comprometer con sus palabras.

Novatos y veteranos. Ideas viejas e ideas nuevas –o ideas viejas con traje nuevo, como se prefiera-. Las redes sociales como herramienta estratégica para acabar consensuando que es en las plazas públicas donde se debe hacer la verdadera política. Políticos comunicando y comunicadores hablando de política. O, quizás, haciéndola. Al fin y al cabo, como dijo Óscar Puente, “todos somos actores políticos, todos intervenimos en política. Otra cosa es desde dónde lo hagamos”.

Texto: Patricia Luceño

Fotografías: Patricia Luceño y Dafne Calvo

2 Comentarios

  1. Mi más sincera enhorabuena por esta información que demuestra que el debate tocaba temas de gran interés. Muy bien reflejado.

Comments are closed.