SOFÍA CASASOLA HERNÁNDEZ  |  Fotografía: Galaxia Up  |

Considerada como una de las fotógrafas más influyentes y mejor pagadas de nuestro tiempo, Annie Leibovitz lleva más de 4 décadas colocándose detrás del objetivo. A lo largo de su carrera supo capturar la escena pop-rock estadounidense de los años 70 y 80, fotografió a mitos como Mijaíl BarýshnikovWhoopie Goldberg, John Malkovich, Michael Jackson y fue la última en fotografiar a John Lennon horas antes de su asesinato en 1980. Modelo e inspiración para la fotografía actual norteamericana, icono y reina del retrato, pero ¿Quién es realmente Annie Leibovitz?

Anna Lou Leibovitz nació en Waterbury, Conneticut en 1949 en el seno de una familia de seis hermanos. Debido a que su padre era teniente coronel de las fuerzas armadas, ella y sus hermanos se vieron obligados a viajar muy frecuentemente de niños, siendo el coche familiar la única casa constante, viendo el mundo a través de la ventanilla del coche. A finales de los sesenta, mientras su padre luchaba en la Guerra de Vietnam, ella y su familia se mudaron a Filipinas. Fue allí donde Annie comenzó a hacer sus primeras fotografías.

Más tarde tras convencer a sus padres para que la dejaran viajar a EEUU en vez de a Filipinas, se mudó a San Francisco en 1967 para estudiar pintura en el SFAI (San Francisco Art Institute). Su objetivo era convertirse en profesora de arte, pero enseguida se dio cuenta no puedes ser profesor de arte, sin ser artista primero, lo que la hizo apuntarse al club de fotografía del SFAI (San Francisco Art Institute). Su etapa formativa en San Francisco coincidió con el Movimiento Hippie y la Contracultura de la década de los 60 que tuvo un especial auge en la ciudad de San Francisco.

En un documental sobre su trayectoria, Leibovitz decía haber aprendido a hacer fotografías gracias a Robet frank.- considerado el padre de la fotografía en 35 mm en los EEUU-. y Cartier-Bresson padre del fotorreportaje, ya que fueron los primeros en hacer fotografías como nunca antes se habían hecho. Al trabajar con una cámara pequeña, lo convirtieron en algo portátil, relajado y fluido; y a Annie Leibovitz le dieron un propósito.

Con solo 23 años se convirtió en la jefa de fotografía de la revista Rolling Stones.-en la que trabajó durante más de una década-., documentó la gira que realizaron The Rolling Stones por Estados Unidos y Canadá. Sus fotografías mostraron elocuentemente la realidad del rock and roll, un mundo en el que el sexo y las drogas eran el acompañamiento de la música. Su paso por la revista dejó algunas de sus portadas más icónicas, como en la revista nº 52 en la que sale una foto de John Lennon desnudo y en posición fetal agarrando a Yoko Ono. La fotografía fue tomada el 8 de Diciembre de 1980, horas antes de que Mark David Chapman pegase cuatro tiros mortales al ex-Beatle, condenándole a una muerte segura.

Durante 1977, tras mudarse a Nueva York, Annie Leibovitz comienza con su adicción a diversas drogas, sobre todo cocaína, lo que hizo que empezara a descarrilarse y descuidase su trabajo al entregar pedidos tarde. Fue Bea Feitler, pionera en la dirección de arte, quien la convenció para que trabajase en Vanity Fair, consiguiendo alejarla de mundo de las drogas que rodeaba a la revista Rolling Stone en aquella época. Alejarse de ese entorno e ingresar en una clínica de desintoxicación, supuso un cambio radical y un paso hacia delante.

Desde 1983 ha estado trabajando para Vanity Fair como retratista. Esta etapa recoge sus portadas más comerciales y recordadas, como la portada del embarazo de Demi Moore o la de Whoopie Goldberg dentro de una bañera llena en leche en la que solo se le ven las extremidades y parcialmente la cara. Fue estando en Vanity Fair que su nombre saltó a la fama, en parte gracias a la portada de Demi Moore.-que las hizo famosas a ambas-. y a la polémica que generó. Después de esa portada Vanity Fair pasó de vender 800.000 ejemplares a vender 1.000.000. Desde 1995, Leibovitz publica un fotorreportaje para Vanity Fair de los actores más destacados de Hollywood, en los que se pueden ver a veteranos de la industria y estrellas emergentes engalonados y juntos.

Durante los ochenta conoció a Susan Sontag.- escritora, filósofa y ensayista-. con la que pese a ser polos opuestos, se complementaron y mantuvieron una relación amorosa hasta 2004, año en el que Sontag murió de tras una larga lucha contra el cáncer.

A parte de los pedidos que le hacían las revistas, Leibovitz también cultivó una fotografía más personal e intimista, haciendo retratos de su familia, viajes y proyectos propios, como la serie de fotografías que le hizo a su pareja poco antes de morir. Estas fotos muestran un lado menos comercial de la fotógrafa y del que el público no está tan acostumbrado a ver, pero que nos permite acercarnos más a la persona y a la artista.

Compartir