ALBA CALLE PÉREZ  |  Imagen: Pixabay  |

En España es tradición que el 12 de octubre sea festivo. Todos los años sucede lo mismo cuando llega este día. Los comercios cierran, las clases se suspenden, muchas personas no trabajan y se realizan diversos actos en la calle. Se celebra tanto de forma directa como indirecta este día, pero, curiosamente, la mayoría de los españoles no saben el por qué de esta fiesta.

Según la ley que instituyó la fiesta, la jornada tiene como finalidad ‘recordar solemnemente los diferentes momentos de la historia colectiva que forman parte del patrimonio histórico, cultural y social común’. El festivo está dedicado a la conmemoración del descubrimiento de América. Este acontecimiento sucedió el 12 de octubre de 1492.

Cristóbal Colón
Estatua de Cristóbal Colón. | Pixabay

Su celebración se remonta al año 1918, bajo el reinado de Alfonso XIII. Entonces recibía el nombre de Día de la Hispanidad o Día de la raza. Se instituyó esta fiesta tomando como referencia otras festividades semejantes que se habían comenzado a celebrar en los países latinoamericanos.

En los años 30, el festivo se consolidó bajo el régimen franquista. Se instituyó como festivo en todo el país. En 1982, el primer BOE publicó un real decreto ratificando el 12 de octubre como ‘Fiesta de España y la Hispanidad’.

Ya en 1987, la ley 18/1987 estableció de nuevo el ‘Día de la Fiesta Nacional de España’. Esta norma ratificó como festividad nacional el día asociado al descubrimiento de América. Sin embargo, había partidarios de sustituirla por la conmemoración de la aprobación de la Constitución de 1978. De esta manera, el 6 de diciembre prescindió de la denominación de ‘Día de la Hispanidad’.

Hoy en día son muchos los actos que se realizan el 12 de octubre para celebrar este festivo de ámbito estatal. Uno de los actos más importantes es el tradicional desfile militar en Madrid. A este asisten el Rey, los poderes del Estado y numerosos líderes autonómicos.

Patrulla Águila en el desfile militar. Wikipedia

Debido a la COVID-19, este año se ha suspendido el desfile para evitar aglomeraciones de gente en la capital. En su defecto, los reyes Felipe junto a las infantas presidirán en el Palacio Real un austero acto para conmemorar la fiesta nacional. Una celebración atípica y excepcional en comparación a otros años.

Sin embargo, esta fiesta nacional también tiene sus opositores. Algunas fuerzas políticas y colectivos la cuestionan por considerar que tiene connotaciones colonialistas y militaristas. En Cataluña es común el lema Res a celebrar (nada que celebrar). Este lema ha sido utilizado desde hace muchos años por partidos independentistas, entidades e incluso por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Así mismo, el desfile militar suele ser criticado debido a su elevado coste.

Sin duda es un festivo con un pasado oscuro. Hoy debe valorarse si es una conmemoración al genocidio que sufrió Sudamérica durante su colonización que no debería existir o un día para celebrar los vínculos que unen a España con nuestros compatriotas sudamericanos, dando una vuelta a lo instituido por Gobiernos no democráticos de España el siglo pasado.

Compartir