MANUEL DE LA FUENTE BAÑOS  | Fotografía: manuelsart  |

La Doctora Dunia Etura Hernández da una clase magistral sobre género e igualdad en el aula 106 de la Facultad de Filosofía y Letras, dentro de su taller en las XI Jornadas de Periodismo Social que organiza la Universidad de Valladolid. En su conferencia con título Género e igualdad: claves para su tratamiento periodístico, la profesora del Área de Periodismo muestra las claves para tratar deontológicamente el tema dentro de la profesión. 

`El feminismo es igualdad de derechos entre hombres y mujeres´. Doctora Dunia Etura Hernández.

En el aula Concepción Arenal, pionera del feminismo en el periodismo español, la Doctora Dunia Etura muestra las bases y, en consenso, habla sobre las características  de vivir en una sociedad igualitaria. Porque como comenta la profesora, los derechos de las mujeres son derechos humanos y es necesario el consenso en definir el feminismo, el género, y la perspectiva del género. El feminismo como máxima expresión de la igualdad, en palabras de Dunia Etura: `el feminismo es igualdad de derechos entre hombres y mujeres´. El género son los constructos sociales entre hombres y mujeres, y Etura afirma; `como construcción se puede variar y deconstruir´. Una sociedad avanza y cambia, la ley igualitaria en el matrimonio igualitario es un ejemplo de construir un cambio. La perspectiva de género para la Doctora es la construcción informativa y no informativa que valora más lo masculino que lo femenino en los medios de comunicación. Los periodistas deben hablar de género e igualdad en los contenidos mediáticos, porque tienen que diferenciar cuando ocurre una desigualdad. En palabras de la profesora:`los medios de comunicación construyen la realidad que nos rodea´. Por ello son agentes fundamentales para la consecución de la igualdad.

La Doctora Dunia Etura Hernández en varios momentos de su taller. / Fotografía: Manuel De La Fuente Baños

Dunia Etura desgrana como existe una ley igualitaria pero no una sociedad igualitaria, ya que no hay una equidad en las oportunidades y ello no deja permitir la igualdad. Los accesos al poder de las mujeres, donde se encuentra que para acceder a un puesto de máximo nivel, una mujer debe ser brillante y un hombre en ese mismo puesto puede obtenerlo aún si este es mediocre. Por ello existen las cuotas en los partidos políticos, para obligar a tener mujeres, la profesora comenta: `sin las cuotas, por desgracia, no habría mujeres en esos puestos´. Ella pone como ejemplo la Universidad, donde solo en la actualidad hay siete rectoras en la Universidad Pública y, en concreto, la UVa con cero mujeres en toda su historia. En el ámbito cultural, desde la RAE, que sólo cuenta a lo largo de su historia con once mujeres es sus 300 años de historia, y con `casos fragantes´ de desigualdad con María Moliner o Emilia Pardo Bazán que nunca accedieron. Porque la Doctora enseña como en todos los ámbitos profesionales desde la música, la literatura, las empresas y hasta los propios medios de comunicación, la desigualdad de las mujeres es destacable.

`Los medios de comunicación construyen la realidad que nos rodea´. Doctora Dunia Etura Hernández.

El tema más grave, como explica Dunia, es que la violencia de género no crea emergencia social, es una violencia simbólica, normalizada. Los roles de género se normalizan, en vez de cambiar y reestructurarse. Porque,e palabras de la profesora, en `la sociedad que vivimos es difícil tener sentido crítico´, ser capaces de romper los prejuicios, cuestionarse los convenios sociales.  Para ello señala que se debe tener individualmente: `formación, lectura, sentido crítico y autocrítico´.

Dunia Etura ve muy importante la labor del periodista y los medios de comunicación. El periodismo crea e influye en las agendas públicas y se debe, como profesional, utilizar el poder para cambiarla hacia la igualdad. Los medios de comunicación invisibilizan a la mujer en las noticias, su representación en muchos de los casos tiene un aspecto negativo; se la sexualiza hasta la pornografía; se las ofende para ridiculizar; se las degrada y se las encaja en un rol materno. En toda representación de los medios, publicidad, deporte, política, o publicidad, se deben analizar con perspectiva crítica y no se debe normalizar el mensaje machista. La cosificación y la cultura de la violación, se incorpora y se normaliza con graves consecuencias para la mujer.

La Doctora Dunia Etura concluye con las claves principales que un periodista debe acometer para realizar bien su trabajo desde un tratamiento de igualdad. El periodista debe tener en cuenta la claridad informativa sobre el principio de economía del lenguaje, porque el lenguaje crea una nueva forma de pensar. Un lenguaje inclusivo. Se debe introducir la perspectiva de género, poner de manifiesto la desigualdad y diferencias entre sexos, visibilizar a las mujeres y aumentar su presencia como fuente experta y protagonista.  Todo ello en las mismas condiciones que los hombres, sin ser presentadas de forma subordinada o palabras denigrante. En definitiva, tener una formación y crítica para la igualdad.

Cartel XI Jornadas del Periodismo Social. / Fotografía: UVa
Compartir