CELIA FALCES MIRAVALLES | Fotografía: Pixabay |

La filosofía proviene de la palabra griega phílosophía, que significa ‘el amor a la sabiduría’. Es uno de los campos más importantes del pensamiento humano, ya que aspira a llegar al sentido mismo de la vida, al estudio de la naturaleza de la realidad y de la existencia, y de los comportamientos correctos e incorrectos.

La filosofía busca el mayor grado de sabiduría.  Este interés por el conocimiento fue el primer peldaño que aportaron las primeras nociones de cultura para el mundo Occidental y que hoy suponen la base de la ciencia, tal y como se conoce actualmente.

La importancia de la filosofía se puede encontrar en su propia existencia como disciplina. La filosofía ha fundado la cultura, que son los ojos por los que la sociedad occidental comprende el mundo en el que vive. Además, constituye la piedra angular sobre la que se cierne la existencia de los valores que se manejan en la actualidad de forma cotidiana. Esta ciencia fue la primera en fomentar el avance y los progresos del ser humano en casi todas las demás disciplinas científicas, políticas y sociales. Lo ha hecho a través de la pregunta, pero sobre todo del razonamiento intelectual. Esto es lo que sitúa a hombres y mujeres por encima del resto de seres vivos que habitan el planeta.

La filosofía ha sido, durante siglos, el alimento para la curiosidad de la raza humana. Les ha permitido analizar y reflexionar sobre lo que les rodea y profundizar en conocimientos desde un punto de vista objetivo. La filosofía se puede considerar, sin lugar a dudas, la madre del pensamiento científico. Conduce al cuestionamiento del mundo para así poder entenderlo y establecer nuevos objetivos con el propósito de mejorarlo.

Celebrar esta disciplina

El 19 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Filosofía . Celebra la importancia del pensamiento filosófico y anima a las personas de todo el mundo a compartir esta herencia entre sí. Según la UNESCO, la filosofía ‘proporciona las bases conceptuales de los principios y valores de los que depende la paz mundial: la democracia, los derechos humanos, la justicia y la igualdad.’

Los principales objetivos de este día son algunos como renovar el compromiso regional e internacional a favor de la filosofía o promover la investigación y el análisis filosófico sobre los grandes problemas de la humanidad para responder mejor a los desafíos del mundo. Además, es importante subrayar la importancia de esta enseñanza de cara al futuro y las nuevas generaciones.

Este 2020, la campaña se centra en la importancia de la filosofía en diferentes contextos regionales. Distintas comunidades, ciudades o pueblos tienen mucho que decir sobre los problemas mundiales. Es necesario escuchar y tener en cuenta estas contribuciones, pues solo así se avanzará a nivel mundial en la solución de algunos retos.

Compartir