NEREA FADÓN BÁRBULO  |  Fotografía: Nerea Fadón  |

La sociedad ha avanzado mucho en términos de igualdad durante los últimos años, sin embargo, la palabra feminismo todavía suscita polémica. Los medios de comunicación, como creadores de opinión, tienen una responsabilidad a la hora de introducir el discurso feminista en los temas de debate. Sobre este papel que posee el periodismo habló Nuria Varela en su conferencia Periodismo Feminista celebrada el 30 de octubre en el Salón de Grados de Filosofía y Letras dentro del ciclo InforUVa.

Para Varela “lo importante del periodismo es la mirada, porque es lo que nos hace únicos. El problema que han tenido y tienen los medios de comunicación es el enfoque de esa mirada, que solamente se ha centrado en la mitad de la población”, según la periodista. La omisión del género femenino por parte de la prensa la ejemplifica con el androcentrismo, es decir, se toma al hombre como medida de todas las cosas, sobre todo en las ciencias y en la historia, donde no aparecen mujeres.

Otro elemento que analizó Varela es el lenguaje, que también lo considera androcéntrico, lo que genera errores en la comunicación, ya que se excluye del discurso a las mujeres: “Si solo miras una parte del mundo estás comunicando mal”, explicó Varela. La periodista relaciona directamente lenguaje y poder, por ello para ella es necesario estudiar la relación de los medios con el poder, ya que son los primeros que construyen las temáticas de preocupación colectiva y los símbolos que reconoce toda la comunidad.

Nuria Varela ofreció datos sobre un estudio en el que se analizaba la representación de las mujeres en los medios de comunicación. En televisión, radio y prensa, únicamente el 17% de los protagonistas de las noticias son mujeres. De ese porcentaje, el 43% aparece como fuentes de opinión popular y solo un 9% como expertas. En los medios online la situación mejora ligeramente, donde las mujeres ocupan un 33% de las noticias. “El único caso en el que aparecemos muy representadas es como víctimas, pero solo en imagen, no nos dan voz”, destacó Varela.

Respecto al trabajo del periodista, bajo su punto de vista “la objetividad no existe, solo existe la honestidad”. Varela incidió en la importancia de los datos y las fuentes para informarnos antes de abordar un tema. “Tenemos que usar la filosofía de la sospecha y preguntarnos qué hay detrás”, señaló la periodista.

Además de trabajar la temática de la igualdad y el feminismo, que llegó a su culmen cuando dirigió el gabinete de prensa del Ministerio de Igualdad en su creación, Nuria Varela fue reportera de guerra en lugares como Afganistán y contó su experiencia. Aseguró que la situación de las periodistas que cubren conflictos ha mejorado, aunque depende del país, por ejemplo en Afganistán era difícil trabajar. Sin embargo, el hecho de ser mujer le permitió a acceder a lugares a los que los extranjeros no podían.

Compartir