ALBA CARBAJAL ARIAS  |  Fotografía: Pixabay  |

La nueva Plataforma de Gestión y Servicios de la Biblioteca de la Universidad de Valladolid está ya operativa. Consiste en una novedosa generación denominada ALMA-PRIMO VE que trata de ofrecer una mayor agilidad y eficiencia respecto al modelo anterior.

Multitud de bibliotecas de investigación de España y otros países utilizan el sistema “Alma”. Este se adquirió en el contexto del Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Castilla y León, por lo que lo catalogan como el sistema de gestión más eficaz para este tipo de cometidos.

La nueva plataforma no es el único cambio adoptado por la Universidad, ya que se ha decidido instalar máquinas de autopréstamo en todas las bibliotecas que cuenten con el sistema bibliotecario de la Universidad de Valladolid. El objetivo es mejorar el servicio de préstamo y devolución de libros y documentos, así como la optimización del proceso de inventario y protección de fondos.

Algunas de las ventajas que ofrece el nuevo sistema son:

  • La integración de todos los recursos de la biblioteca, ya sean electrónicos u otro tipo de soportes.
  • Constituye una eficaz herramienta de búsqueda. La categoría “Almena” se une al instrumento de descubrimiento de la plataforma PRIMO VE. Ambas se erigen en una única herramienta que recibe el mismo nombre, pero refleja mejores resultados: “Almena”.
  • Mejora la profundización de análisis e informes. También las comparaciones con otros documentos y la realización de estadísticas.
  • Ofrece un entorno orientado a API’s. Nuevos productos y mayor compromiso en el desarrollo para enfrentar nuevos desafíos.

Todas estas mejoras están vigentes desde el 30 de septiembre. Son una apuesta por la eficiencia y la facilidad, tanto para los alumnos como los docentes, así como para aquellos individuos que estén realizando trabajos de investigación. Se trata de un avance que merece la pena destacar.

Compartir