ANDREA MARCILLA CARRANZA  |  Fotografía: Mayela de Castro  |

Cuando anunciaron la vacuna, muchos creyeron que supondría el fin de la pandemia. Sin embargo, esto no es así. La vacunación masiva sí implicará avances en su estado, pero las medidas actuales deberán continuar. A través de la monitorización del impacto de las vacunas se evaluará el ritmo de la epidemia, así como la relajación de las mencionadas medidas de prevención. Las diferentes vacunas conocidas hasta el momento han demostrado ser eficaces a la hora de proteger ante los síntomas más graves de la enfermedad. Aún así, no son capaces de impedir la transmisión del COVID-19.

Asimismo, además de que las primeras vacunas aprobadas demostraron que los pacientes inmunizados se podían convertir en transmisores silenciosos, la propia inmunidad aún plantea muchas incógnitas. Entre ellas, destaca el hecho de si generan anticuerpos o la duración de la protección. Para esta última cuestión, los expertos han confirmado que pese a no conocer este período con exactitud, podría llegar al transcurso de décadas.

Durante los primeros meses de 2021 el Ministerio de Sanidad prevé poder vacunar a dos millones y medios de personas. Este procedimiento seguirá un orden por grupos de prioridad. Los primeros serán los mayores de 64 años, personas de riesgo o vulnerables y trabajadores esenciales, como docentes o profesionales sanitarios. Por otro lado, la voluntariedad de la vacuna ha provocado un rechazo generalizado a la misma. El porcentaje de población que no querría vacunarse de forma inmediata ronda el 43,8%, según datos aportados por el CIS durante el pasado mes de octubre. Este sería otro de los muchos factores que retrasaría la llegada de la normalidad y la distensión de las restricciones.

A pesar de que las primeras informaciones apuntaban a que la vacuna llegaría a nuestro país en enero, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado que será el domingo 27 de diciembre cuando esta entre en circulación. Para poder comenzar ese mismo día, los centros hospitalarios de las distintas comunidades autónomas contarán con las primeras dosis el día anterior. Desde que dé comienzo el proceso de inmunización hasta que se logre el 70% de cobertura poblacional necesario, transcurrirán varios meses.

Actualmente se prevé que España contará a lo largo de 2021 con 140 millones de dosis de siete marcas distintas. El reparto se corresponde con el 10% de las 1.400 millones de dosis que la Comisión Europea ha adquirido. Contando con la doble dosis necesaria, lo más probable es que todos los españoles cuenten con la posibilidad de inmunizarse, aunque no en el mismo momento.

Compartir