ANTONIO RUBIO MARTÍNEZ  |  Fotografía: Antonio Rubio  |

Llega el invierno y con él, el frío, la nieve, las luces, los villancicos… Y el Concierto de Navidad de la Universidad de Valladolid. Un evento en el que los universitarios y personas ajenas a la UVa pueden disfrutar de la música mientras contribuyen a mejorar la navidad de los niños. Pues, de cada entrada de 10 euros, se destinará una parte para comprar kits con objetos esenciales como potabilizadoras de agua, jabón, cuadernos, lápices, comida, bebida y vacunas. Estos kits cuestan 3 euros cada uno y serán destinados a evitar las 15,000 muertes al año de menores de 5 años.

‘Esto no es el escondite de cuando éramos pequeños. Ahora podemos salvar a nuestros compañeros de verdad’, decía la encargada de UNICEF en Valladolid. Con una pequeña aportación se puede disfrutar de buena música y, además, ayudar a que miles de niños no solo pasen la navidad, sino que puedan vivir y pasar de los 5 años.

En la sala de prensa del Palacio de Santa Cruz de Valladolid se ha presentado una nueva edición del Concierto de Navidad que, desde hace 18 años, organiza la Universidad de Valladolid en colaboración con UNICEF y el Banco Santander. Los conciertos se celebrarán el domingo 24 de noviembre en Valladolid, el sábado 30 en Segovia y el domingo 1 de diciembre en Palencia. Y sus protagonistas serán, como cada año, los integrantes de la Joven Orquesta de la Universidad de Valladolid con Francisco Lara dirigiéndola. Se llevarán a cabo actos en el Auditorio de la Feria de Valladolid, en el Ágora del Campus María Zambrano de Segovia en su XVIII edición y en el Teatro Principal de Palencia en su XV edición.

El director de la Joven Orquesta de la Universidad de Valladolid, Francisco Lara, afirmó que los asistentes presenciarán un concierto divertido y agradable apto para todos los públicos y no solo para entendidos. Agradeció a UNICEF que una vez más les permitiesen celebrar estos conciertos, en los que han llegado han colaborar grupos como Los Secretos. No se sabe con exactitud cuanta asistencia habrá, pero los organizadores esperan que la gente apoye la causa. No solo colaboran con la ONG, sino que también se llevan una experiencia musical favorable y enriquecedora. En lo que respecta a la música, además de instrumentos tradicionales, los asistentes también podrán escuchar instrumentos como carracas o tambores infantiles, en homenaje a los niños a quienes irán destinadas las ganancias.

El programa consiste en dos actos. El primero con Shynlock Suite op. 57 de Fauré y un concierto para flauta y orquesta en re mayor de Reinecke. En el segundo acto se tocará la Kinder-Sinfonie op. 239 de Reinecke y Pelléas et Mélisande op. 80 de Fauré.

Compartir