IMG_0022
NOELIA SANZ JULIÁN  |  Fotografía: Noelia Sanz

El encargado de esta librería, Miguel Jesús Sánchez, muestra la editorial con más de 25.000 ejemplares y recuerda sus inicios con nostalgia.

 La Librería Sandoval cuenta con dos establecimientos en Valladolid, uno en la Plaza Santa Cruz con 44 años de historia y una segunda sede en la  Plaza del Salvador número 6, inaugurada en 1999 debido a que en aquel momento el sector del libro era bastante boyante recordaba Miguel, ese fue uno de los motivos de la apertura de esta segunda sede que junto a sus ilusiones y ganas posibilitaron su apertura.

La primera Librería Sandoval fue fundada por Amparo Sandoval en octubre de 1973, año en el que Miguel comienza a sumergirse en este ámbito. Tras diversas acusaciones y detenciones, residió durante varios meses en la cárcel y se vio obligado a trasladarse a Madrid y posteriormente a León dónde encontraría un empleo en la industria. Finalmente años después decide volver a Valladolid y trabajar en la librería, en la que desde entonces se ha mantenido.

La librería ubicada en la Plaza Santa Cruz es una casa rehabilitada, originaria de 1870 y por la que se han desarrollado diversos negocios como una residencia de señoritas o lo que hoy podemos llamar Colegio mayor, un almacén de periódicos de bovinas de papel del Norte de Castilla y en tiempos de la Guerra Civil fue un comedor social exponía Miguel.

Actualmente la librería cuenta con unos 25.000 ejemplares, el más antiguo proviene de los años 70, concretamente 1973 cuando se produjo la apertura de la tienda. Además de libros, comercializa con revistas sociales o políticas incluso el ’Periódico Diagonal’ que recientemente cumplirá un mes de la finalización de su venta denominado ahora ‘El Salto’.

Todos esos ejemplares recorren las manos de los vallisoletanos y visitantes, una librería familiar que aporta una cercanía y encanto inigualable  pero que cada vez está perdiendo todo el valor que tenía en sus inicios como objeto cultural, el 80% que se gasta actualmente la población en ocio está dirigido a los videojuegos , dejando el 20% restante al cine, libros, comics…El futuro de la librería es una lucha constante por su pervivencia que las tecnologías intentarán copar pero el libro será capaz de encontrar esos huecos a través de su encanto.

 

 

 

Compartir