IAGO CASTRO PÉREZ  |  Fotografías: Iago Castro  |

El Colegio Mayor Menéndez Pelayo, con uniforme rojo, ganó 40-22 al equipo femenino de la Residencia Universitaria Blanca de Castilla, vestido de verde, en el encuentro de fase de grupos del Trofeo Rector de residencias universitarias de baloncesto. El partido se jugó en el Complejo Deportivo Ruiz Hernández.

El primer cuarto empezó de manera arrolladora para el Menéndez Pelayo, que logró marcar 13 puntos frente a los únicos 2 puntos que concedieron a sus rivales. El combinado de la Blanca de Castilla empezó floja el partido, aunque el castigo no vendría de jugada. La mayor parte de las de rojo llegarían de tiro libre. Cinco tiros libres serían los que tiraría y marcaría García, con el dorsal 11. Un pleno en tiros libres que completaría también con su participación en el juego, que sería fundamental para llegar a la suma de los 13 puntos.

Trofeo Rector-deportes-baloncesto-Ruiz Hernández-Menéndez Pelayo-Blanca de Castilla
García, jugadora del Menéndez Pelayo, anota uno de los tiros libres de los que dispuso.

En el siguiente cuarto se comenzaría a abultar el marcador también desde la línea de tiro libre. Tras fallar los primeros dos tiros de los que dispuso el Menéndez Pelayo tras forzar una falta, otro nuevo descuido de las de verde provocaría otra falta dentro del área que García no desaprovecharía para anotar otros dos puntos. Tras esto, las jugadoras de la Blanca de Castilla parecieron reaccionar y, gracias a una buena actuación de Celia Gómez, consiguieron recortar distancias. En una etapa de dominio, aprovechando que García había salido del campo, consiguieron enlazar tres tiros que aumentaron su numérico hasta los 8 puntos. Sin embargo, la última palabra antes del ecuador del partido la tendrían las de rojo. Una canasta sobre la bocina pondría el 17-8 al descanso.

Tras volver al campo para el tercer cuarto, parecía que el Menéndez Pelayo volvía a llevar el partido a su antojo, sumando dos nuevas canastas de dos. Por el contrario, el partido encontraría el momento de mayor igualada entre ambos equipos. La Blanca de Castilla adoptó una estrategia al contragolpe que les hizo llegar a la cifra de los 18 puntos. Lo malo para ellas fue la aparición de una nueva figura clave para el Menéndez Pelayo. Con el dorsal 14, Sara Fernández apareció para salvar a su equipo de la remontada de las rivales. Algunas de sus anotaciones las llevaron a sumar los 28 puntos al electrónico y sus numerosos tapones y robos hicieron que las de verde no lograsen recortar distancias.

Trofeo Rector-deportes-baloncesto-Ruiz Hernández-Menéndez Pelayo-Blanca de Castilla
La Blanca de Castilla se defiende en zona para salir luego al contragolpe.

El último cuarto comenzaría con la misma dinámica que el anterior, con ambos equipos muy enchufados. Pese a ello, la imprecisión en el tiro de la Blanca de Castilla las estancaría en los 22 puntos. Frente a ello, la combinación entre las dos jugadoras del Menéndez Pelayo que habían dirigido el partido hasta el momento, Fernández y García, se hizo notar y ayudó a su equipo a poner el marcador final de 40-22.

Un partido marcado por la imprecisión de las de verde y la buena actuación individual de las dos jugadoras del Menéndez Pelayo que deja a las ganadoras en segunda posición del grupo con 5 puntos y a solo uno del Alfonso VIII. Las de verde sacan también 1 punto de su derrota que les coloca cuartas con un partido más que sus perseguidoras, pero con la sensación de que si logran encontrar el aro pueden dar más de sí.

Compartir