Tania Diez Perea  |  Fotografía: Luis Miguel Montes

Luis Miguel Montes es un joven locutor de radio que cursó el grado en Periodismo en la Universidad de Valladolid. Ha trabajado en Cadena Ser Palencia y Valladolid. En esta última realizó informativos para Valladolid y para Castilla y León. Actualmente, se encuentra cursando un máster especializado en radio, que imparten profesionales de RNE y de la UCM en el instituto de RTVE. Y participa en los boletines informativos de Radio Nacional, además de en el programa Por Tres Razones. Luis Miguel Montes aconseja a los estudiantes de Periodismo para que puedan empezar a tener una experiencia laboral tan pronto como él.

P: ¿Por qué decidió estudiar periodismo?

R: Decidí estudiar periodismo porque desde pequeño me gustaba muchísimo el mundo de la comunicación. En clase estaba todo el día hablando, mis compañeros me han sufrido lo suyo… (risas)
Siempre lo tuve claro y no pensé en dedicarme a algo que no fuese esto. Era un friki de las noticias: leía periódicos, veía los informativos de la tele y, sobre todo, escuchaba mucho la radio, en especial, por las noches. Siempre pensé que algún día tendría que hablarle al oído a alguien. Pero, cuando llegó el momento de matricularme, la gente me decía: “no sabes donde te metes, eso tiene mucho paro… no vas a llegar a ningún sitio”. Es lo típico que te dicen, y tú les tienes que responder que todavía faltan, al menos, 4 años para acabar y que la cosa puede cambiar.
P: ¿Por qué decidió dedicarse, finalmente, al sector radiofónico?
R: He probado muchas cosas y es la que más llena. Ese gusanillo que te entra cuando te vas a poner delante del micro, no te lo da, por ejemplo, la prensa escrita. También he probado algo de tele, aunque muy poco, y eso de dar la cara para mí es muy complicado. En el tiempo que he estado trabajando he hecho redacción web y he aprendido mucho de esa vertiente tan importante del periodismo. Por supuesto que no descarto nada para un futuro, pero la idea que más me entusiasma es dedicarme a la radio.
P: ¿Qué recuerdos tiene de su etapa como estudiante de Periodismo en la Universidad de Valladolid? 
R: Recuerdos de la carrera tengo muchísimos y la mayoría son muy buenos. Aprendí muchísimo personal y profesionalmente. No me considero un estudiante brillante, pero con constancia y pasión todo se consigue. Principalmente, creo que es muy importante hacer cuantas más cosas mejor. En mi curso tuve la suerte de dirigir un programa en Radio UVa que se llamaba Valla Día.  Un programa que siempre voy a recordar porque es la forma en la que empecé en las ondas. Llegamos a hacer 52 programas, y eso es algo que solamente se consigue rodeándote de un gran equipo que tiene pasión y ganas por aprender, porque haciendo el programa no ‘ganábamos nada’. Bueno sí: experiencia y perderle el miedo al micro, que es algo muy importante).
P: ¿Qué consejos daría a aquellos que se encuentran cursando este grado para que lo afronten con éxito? 
R: Que lo disfruten lo máximo posible y, sobre todo, que hagan cuantas más prácticas mejor. Ya sea en medios tradicionales, en departamentos de comunicación o en cualquier plataforma de la Universidad. Cuando se acaban esos cuatro años del grado siempre piensas en todo lo que no hiciste, y es algo que se quedará ahí sin hacer, porque esos años no vuelven.
P: ¿Cómo consiguió las prácticas? ¿Fue a través de la universidad?
R: Cuando vi que la Cadena SER de Palencia ofertaba una plaza de prácticas en el portal de la UVa no me lo pensé dos veces. No había estado en Palencia en mi vida, pero pensé que todo el trabajo de documentación y adaptación a ese lugar me iba a venir muy bien hacerlo con 21 años.
Irte a trabajar a una ciudad que no conoces y sobre la que apenas sabes cosas en lo que respecta a la política municipal, las tradiciones, etc. te enseña a buscarte la vida. ¿Y qué mejor momento que ese para hacerlo? Realicé una prueba de selección en la emisora y tuve la suerte de pasar un verano por Radio Palencia. Fueron mis inicios en el mundo profesional y nunca se me va a olvidar lo que aprendí allí.
P: Ya nos ha dicho que trabajó en la Cadena SER de Palencia. Además, lo hizo para la misma cadena en Valladolid. ¿Como fue su experiencia? ¿Le gustaba lo que hacía o tiene otras aspiraciones?
R: A raíz de mi experiencia en Palencia, me cogieron para otra tanda de prácticas en Radio Valladolid. Fui empalmando unas prácticas con otras y estuve hasta el pasado mes de septiembre haciendo informativos para Valladolid (locales) y para Castilla y León (regionales). Siempre me consideré uno más en la redacción, porque tenían en cuenta lo que pensaba. La experiencia fue muy positiva y me hizo darme cuenta de lo importantes que son las emisoras locales y de que hay profesionales muy buenos sin los que la radio como la conocemos no existiría. De hecho, en mi TFG quise plasmar a través de un reportaje audiovisual esa importancia de la información de proximidad y de los que se dedican a ella.
P: También sabemos que se encuentra cursando un máster en RTVE. ¿Nos podría explicar en qué consiste su máster? ¿Daría algún consejo a aquellos que se encuentren cursando uno en estos momentos o qué tengan el propósito de hacerlo? 
R: Se trata de un Máster especializado en Radio, que se imparte en el Instituto de RTVE por profesionales de RNE y de la UCM. Es un año duro con clases y prácticas. Vives por y para el Máster, pero si te gusta la radio es la mejor forma de aprender a hacer todo tipo de géneros y de programas. El consejo me lo aplico yo también: que lo aprovechen al máximo.
P: ¿Considera necesario estudiar un máster al finalizar la carrera?
R: No sabría decirte si es necesario estudiar un Máster. Yo creo que el plan de estudios del grado de la UVa está muy ligado a la prensa escrita. Muchas cosas se quedan algo cojas, así que si uno se quiere dedicarse a algo que no sea prensa, lo tiene algo más difícil y estudiar un Máster puede completar esas carencias.
P: ¿Cuáles son las mayores dificultades que se ha encontrado a lo largo de su formación como periodista? ¿Y cómo profesional?
R: En la formación no recuerdo ninguna así importante. Son pequeñas cosas que te ayudan a aprender y a que no te vuelva a pasar. Soy un poco desastre y a veces me he ido a un Consejo de Gobierno sin grabadora y me he dado cuenta cuando ya estaba allí y a punto de empezar la rueda de prensa… pero luego los compañeros de otros medios siempre están ahí para echarte un cable. Otra dificultad a la que te enfrentas en este mundillo es a tener las cosas para antes de ayer, y más en la radio. Aunque, sinceramente, a mí trabajar bajo presión me gusta más aún.
Como profesional creo que la dificultad principal es encontrar un trabajo por el que te paguen algo medianamente digno.
P: ¿Cómo ve el sector radiofónico en la actualidad? ¿Cree que está aprovechando las posibilidades que le plantea las nuevas tecnologías?
R: El sector radiofónico es algo complicado. La edad media de los oyentes de radio hablada cada vez es más alta y es necesario incorporar a nuevos oyentes con contenidos más atractivos para ellos. Aun así, soy optimista y mientras la radio no pierda una de sus máximas que es la credibilidad, creo que tendrá un futuro.
Respecto a las nuevas tecnologías, yo creo que la radio es el medio ‘tradicional’ que mejor se ha adaptado. La prensa en formato digital continúa discutiendo si los usuarios tienen que pagar por sus contenidos, y la televisión está perdiendo audiencia con la llegada de las plataformas. En cambio, la radio, en mi opinión, se ha enriquecido con la llegada de los podcasts y de la escucha en diferido. Y saber utilizar muy bien la combinación de Internet y las apps.
P: ¿Cree que fue buena idea estudiar periodismo? 
R: Por supuesto, es la profesión más bonita del mundo. La sensación que se queda impregnada en tu cuerpo cuando alguien te cuenta su historia, o simplemente cuando te enfrentas a locutar una crónica, es algo indescriptible.
P: Por último, ¿Recomendaría esta carrera? ¿Y qué le diría a aquellos que dudan por el tema de las salidas profesionales que tiene?
R: Siempre me planteo si hubiese sido positivo para mí haber hecho Comunicación Audiovisual… El plan de estudios de Periodismo, como he dicho, está muy ligado a la prensa escrita y creo que eso debería cambiar porque el periodismo tiene muchas salias profesionales. Realmente las tiene, aunque es verdad que encontrar trabajo y cobrar algo digno es complicado.
Compartir