AINHOA JIMÉNEZ ARRANZ  |  Fotografía: FAPE  |

Solo los periodistas titulados podrán ser miembros de la FAPE. Así lo ha decidido la asociación de prensa a comienzos de abril en su Asamblea General. De esta forma, pone fin a una discusión que el sector lleva arrastrando desde el siglo pasado: ¿deben admitirse como profesionales de la información aquellos que carezcan de la formación en dicho campo? Una decisión que parece significar el triunfo de los más puristas.

Hasta el momento, aquellos profesionales que ejerciesen en los medios de comunicación sin poseer titulación en Periodismo, Comunicación o Comunicación Audiovisual, podían ser socios. Sin embargo, tal como la FAPE ha dictaminado, a partir del 30 de marzo de 2020 esto ya no será posible. Una medida que se legitimará en una Asamblea Extraordinaria que se celebrará en junio en Madrid.

Además de esta medida, en la reunión se decidieron otras reformas que afectan a la asociación. Así, el sistema de votaciones se verá alterado y, a partir de ahora, las decisiones deberán ser aprobadas por mayoría simple de aquellas asociaciones federas y vinculadas que representen el 20% del total que conforma la FAPE. Aunque esta reforma no afectará a aquellos estatutos que exijan quórum cualificado. 

En la Asamblea General, también se ha modificado la relación actual entre los colegios profesionales y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España. En adelante, esta estará regulada por convenios ratificados por las asociaciones de prensa de la jurisdicción territorial de los colegios.

El acceso a la presidencia de la FAPE también ha sufrido cambios. Pues se ha ratificado la modificación del artículo que lo regula, el 16. La transformación plantea que podrá convertirse en cabeza de la asociación cualquier persona que pertenezca a algunas de las asociaciones federadas y que disponga de una carrera profesional de, al menos, 10 años acreditados.

Compartir