ALBA CALLE PÉREZ  |  Fotografías: Alba Calle  |  Imagen: Unsplash

En la actualidad son millones de personas por todo el mundo las que han cambiado el deporte tradicional por una pantalla. Los deportes electrónicos e-sports están obteniendo cada vez más protagonismo entre el público joven. No hace falta salir de casa para poder jugar, todo comienza con una pantalla o un dispositivo electrónico y conexión a Internet. Los tiempos cambian dando paso a una era en la que los videojuegos mueven masas de nuevos aficionados.

Entrada a la zona de ordenadores en el bar Unreal. / Fuente: Alba Calle.

El despunte de este tipo videojuegos y su gran número de jugadores ha provocado que grandes empresas del sector hayan creado torneos en los que hay en juego importantes premios económicos. No es una ficción, es una realidad. Gracias a la opción de multijugador, gamers de todos los rincones del planeta compiten los unos contra los otros para conseguir la mejor puntuación y así escalar puestos.

Este boom comenzó hace una década gracias a juegos tan emblemáticos como League of Legends, Dota, Counter Strike o World of Warcraft.  Ahora continúan con su crecimiento y expansión debido a las novedades que las empresas ofrecen cada cierto tiempo para que no caigan en el olvido. Sin embargo, hay juegos que tuvieron su época dorada y luego han pasado de moda.

Se pueden encontrar varias clasificaciones dentro de los e-sports entre ellas: estrategia en tiempo real, disparos en primera persona y arenas de batalla multijugador on-line o MOBA. A raíz de estos géneros la lista de torneos es extensa. Desde fútbol hasta videojuegos de lucha, obviamente no todos poseen la misma importancia, pero todos incluyen competiciones a nivel mundial.

Como todo lo que sale a flote y genera interés a un público, los e-sports se han convertido en un negocio para todo tipo de empresas que organizan eventos y patrocinan a los mejores jugadores. Existen muchos casos de jugadores que deciden dedicarse profesionalmente al mundo de los videojuegos para participar en las competiciones y ganar dinero y fama, aunque sea sólo temporal.

Jóvenes jugando con la Play Station en el bar Unreal. / Fuente: Alba Calle.

El juego más activo y con más acogida en estos momentos, quizás sea League of Legends por su modo de juego adictivo y a su popularidad entre los adolescentes. Según los testimonios de los propios usuarios, se sienten a gusto jugando en estos videojuegos en línea porque les produce un subidón de adrenalina o es una vía de escape del mundo real.

Las empresas dueñas de estos juegos también habilitan el campo de plataformas en donde se puede jugar a los e-sports, ya no quedan reducidos a un ordenador de sobremesa sino que existen juegos para los diferentes soportes, como el móvil o la tablet. Además mantienen los soportes anteriores y especiales como PlayStation.

Es tan ascendente el crecimiento de estos juegos que el Comité Olímpico ha barajado la posibilidad de incluirlos en el certamen de París de 2024. No obstante, es una propuesta. Aunque deja claro que tienen gran influencia en la sociedad. Pero llegar a ser un buen jugador requiere grandes sacrificios, como la inversión de mucho tiempo en el juego. El jugador profesional se somete a entrenamientos obligatorios y la preparación mental. Da igual que la partida sea individual o en equipo, el esfuerzo sigue siendo enorme.

Las personas encuentran en los deportes electrónicos lo mismo que se podría encontrar en un deporte convencional: trabajo en grupo y análisis del juego. Deja claro que este tipo de deportes seguirá atrayendo a adeptos con el paso de los años. España es uno de los país europeos con más dedicación y simpatía hacia el desarrollo de los videojuegos, un ejemplo relevante son las Semifinales de League of Legends celebradas en Madrid, pese a que los países asiáticos son los más activos en este ámbito.

En las grandes ciudades españolas se encuentran locales dirigidos especialmente para los amantes de los videojuegos conocidos como Ciber cafés. No obstante, en todas las ciudades que abarca la Universidad de Valladolid solamente hay un lugar de ocio para los más jugones. Situado en Valladolid, el Unreal es el único bar de e-sports de la comunidad universitaria de la UVa. Ni en Palencia, Soria y ni en Segovia se han abierto locales debido a la falta de medios. Se espera que esto cambie con el paso del tiempo porque la Comunidad de Jugadores aumenta cada día.

Exteriores del bar Unreal. / Fuente: Alba Calle.
Compartir