GLORIA MARTÍNEZ GONZÁLEZ  | Fotografía: Gloria Martínez González

Comenzar a escribir esta despedida, no es nada fácil. No solo representa el punto final de mis pequeñas aportaciones en esta revista durante el último año; sino que también significa cerrar la puerta a cuatro años en los que no he parado de crecer y de aprender tanto profesional, como personalmente. Saber que has finalizado una etapa, da vértigo; pero aún lo da más ser consciente de que tienes el mundo a tus pies, y que al mismo tiempo se te apodere esa sensación de abismo ante todo lo que va a empezar el día que salga de la Facultad por última vez.

Desde primero de carrera he colaborado en esta revista donde tanto he aprendido. Y quién me iba a decir que después de dos años trabajando como redactora, el tercero sería jefa de sección en Cultura, y el último dirigiría los mandos junto a mis compañeros de equipo directivo.

InformaUva abría las puertas este curso un 1 de octubre de 2018  buscando “hasta en la sopa” nuevos redactores que se quisiesen unir a esta aventura, a este laboratorio de aprendizaje constante en una profesión de formación constante. Este año hemos querido destacar historias de vida, experiencias personales y profesionales de alumnos, profesores, y periodistas, tanto de Valladolid como del ámbito nacional.

Es por ello, que hemos hablado de la radio del futuro, de cómo compaginar el badminton, el balonmano , el baloncesto o el atletismo con los estudios. Hemos querido viajar a través de la pantalla para así visitar Sevilla, Colombia , Polonia e Italia , Londres, o incluso India. Tampoco nos hemos olvidado de nuestras prácticas curriculares, y por ello hemos querido conocer desde dentro la redacción del ABC, de la agencia EFE, de El Norte de Castilla,o de El Mundo, sin dejar de lado los estudios de radio como la COPE, la SER,o Radio Marca.

Pero con eso, nuestra labor solo acababa de comenzar. Hemos querido saber qué ha sido de nuestros excompañeros de la Facultad. Conocer de primera mano qué hay más allá del momento en el que te dan tu título oficial. Y hemos descubierto que con esfuerzo y dedicación hay espacio en el ámbito cultural, en la televisión, y en medios extranjeros. También hemos querido escuchar la voz de la experiencia en cuestión de género, en fotoperiodismo,  en la dirección de un medio,  en el a pie de calle,  o en organismos oficiales de esta profesión.

Todo ello sin olvidarnos del abanico de oportunidades que se abría ante nuestros ojos, con un artículo semanal sobre las ofertas para realizar prácticas curriculares en medios, o las becas, cursos y talleres que han permitido que crezcamos profesionalmente. Asimismo, nos hemos adentrado en el blog de los periodistas, Teresa Sanz Nieto, de Guillermo Cervera, o de Ramón Lobo. Hemos querido tratar temas humanitarios dando voz a la Red SAPDU, a la Federación UMOYA, a la Organización Open Arms, a la Fundación Triángulo en pro de los derechos LGTBI, o a las otras mujeres del mundo de la comunicación.

Hemos publicado artículos sobre los últimos libros que debe leer todo periodista, las últimas revistas publicadas de nuestro ámbito, o la creación de nuevos medios por estudiantes, como Nubes Nuevas. Tampoco nos hemos olvidado de nuestras crónicas en las exposiciones más destacas en la ciudad, además de publicar las últimas series y películas relacionadas con esta profesión. Y por si todo esto fuese poco, hemos cubierto el Trofeo Rector, y el Trofeo de Periodismo de la Uva, prácticamente en su totalidad.

Todo esto ha sido solo una pequeña pincelada de lo que han dado de sí estos últimos ochos meses; donde hemos publicado entre tres y seis artículos diarios con 50 redactores entre los que se encuentran los jefes de cada una de las secciones. Todos ellos han trabajado al pie del cañón para intentar dar lo mejor de sí mismos. Y puedo decir con la cabeza bien alta que no puedo estar más orgullosa de ver todo lo que han conseguido a pesar de las adversidades. Solo puedo daros las gracias por hacer que esta experiencia fuese lo más fácil posible, por ayudarnos tanto a Alejandro, como a Fran, como a mí a poner esos parches en las ruedas y que todo siguiese rodando como si no hubiese pasado nada.

Todo esfuerzo tiene su recompensa. Y además de la satisfacción personal del trabajo bien hecho que puede tener cada una de las personas que han contribuido a que la revista publicase sus artículos, hemos conseguido que la Universidad nos ceda un equipo completo para mejorar nuestras piezas: una cámara, un trípode y un micrófono que permiten que nuestra página sea mucho más audiovisual. Y esto parece que ha gustado, porque los seguidores y las interacciones en los perfiles de nuestras redes sociales han aumentado considerablemente. Aún nos queda mucho por mejorar, y somos conscientes de ello. Pero como ya he dicho, esto es un laboratorio para experimentar, aprender y ejercer un periodismo lo más profesional posible.

A mí, personalmente, solo me queda agradecer el apoyo y la consideración que han tenido todas las personas que me han acompañado en esta aventura. A veces tan difícil y otras tantas, tan satisfactoria. Creo que no habría podido elegir un mejor equipo directivo. Alejandro Losada es el ejemplo de responsabilidad y esfuerzo ante un trabajo constante para llevar a cada uno de los artículos publicados lo más lejos posible. Y de Fran Núñez, qué voy a decir, si ha sido mi alma gemela desde que pisé esta universidad allá por septiembre del 2015. Gracias por ser mi apoyo constante, condicional y único, por hacerme sentir en casa aunque estuviese a cientos de kilómetros de mi hogar. Gracias a ambos por no tirar la toalla y esforzaros hasta el final. Gracias, por supuesto, a todo el equipo docente de la Uva, a todos aquellos profesores que me habéis mandado información para añadir a la agenda, que me habéis dado la enhorabuena por este cargo, y que me habéis animado a luchar por este proyecto. Gracias, Pilar Sánchez, por ser un ejemplo de ese periodismo que debería aparecer más en los medios, el creativo, el original, el de verdad. Gracias de nuevo por confiar en nosotros y ayudarnos con todo.

Ainhoa Jiménez, Yolanda Fernández e Irene Herrero conformarán el próximo año el nuevo equipo que dará riendas a esta revista loca de redactores con ganas de comerse el mundo. Estoy segura de que no podría dejar en mejores manos este proyecto. Mujeres luchadoras, responsables y conscientes de todo el esfuerzo que van a tener que dejar en esta web para que siga adelante. El próximo curso 2019-2020 estará cargado de novedades y de nuevos proyectos que saldrán a la luz en cuanto retomen esta revista. Y yo, impaciente de ver todos los éxitos que vendrán en los próximos meses.

Hace unas semanas, acabé de leer el último libro publicado de Albert Espinosa. Un aluvión de sensaciones, como en cada ejemplar que saca a la luz. Y me gustaría terminar mi último artículo con el título de su obra. Porque yo también creo que “lo mejor de ir es volver”. Volver en la distancia, volver en la cercanía, pero volver siempre al lugar donde fuiste feliz. Gracias.

Compartir