PILAR ALONSO PITA  |  Fotografía: Pixabay  |

¿Hace cuánto que no lees un libro? ¿días, meses? En algunos casos puede que sean años. La respuesta a estas preguntas varía de persona a persona, pero en su mayoría suele ser un “a veces” o un simple y llano “hace mucho”. Según un artículo publicado por el periódico ABC “el 40’3% de los españoles no lee nunca o casi nunca”, ya sea por falta de tiempo o por no encontrarle el gusto, la lectura se suele dejar de lado.

Los beneficios de la práctica de esta afición son muchos: ayuda a la memoria, enriquece el vocabulario, incrementa la imaginación entre otros. Por eso, el inculcar el amor a la literatura se ha convertido en la mayor preocupación de padres y profesores. Desde niños nos hemos encontrado rodeados por libros, desde los que teníamos en casa o que teníamos que estudiar a aquellos que nos mandaban para hacer un examen o un trabajo. Estos últimos son los utilizados para fomentar la lectura, pero en algunas ocasiones esta especie de obligación a leer causa el efecto contrario y provoca rechazo. 

Pocos fueron los compañeros con los que coincidí que disfrutaran de compartir Cinco horas con Mario o que partieran en una aventura con el Capitán Nemo de Veinte mil leguas de viaje submarino. Este hobby era aburrido en comparación con otras actividades, los títulos escogidos por sus maestros no les gustaban y les parecía lejano, algo que solo los mayores hacían ya que no encontraban ejemplos de lectores en los que verse reflejados.

Esta distancia entre los jóvenes y los libros se acortó en 2005 con el nacimiento de YouTube y a su vez de la comunidad conocida como BookTube, el rincón de los amantes de todo tipo de obras literarias en el que se reúnen para realizar vídeos. Las temáticas varían pueden ser reseñas, críticas, comentarios o simplemente buscan compartir sus recomendaciones o libros favoritos. 

Al ser una plataforma online y formar parte de las nuevas tecnologías, no mucha gente mayor de 40 años toma parte en ella lo que creó un espacio hecho, en su mayoría, por y para jóvenes en el que intercambiar ideas y gustos. 

“creó un espacio hecho, en su mayoría, por y para jóvenes en el que intercambiar ideas y gustos.”

Así es como aquellos niños que pensaban que la lectura era cosa de adultos encontraron a cientos de personas que les mostraron lo contrario, que la lectura puede ser entretenida y que hay un mundo de géneros por explorar. 

Los distintos canales que forman parte de la vlogosfera de BookTube muestran una gran creatividad como CSLewisDoodle, que ilustra las palabras del autor C. S. Lewis; dentro del canal de Wisecrack os podéis encontrar una lista de reproducción llamada Thug Notes dedicada a analizar clásicos de la literatura utilizando jerga de gangsters o también podéis tropezar con alguna cara conocida como el autor de los best seller juveniles Bajo la misma estrella o Ciudades de papel, John Green, que comparte un vlog con su hermano Hank

Esta gran comunidad no solo se encuentra en países de habla inglesa, el fenómeno nació en Estados Unidos pero a continuación fue un boom que se extendió por todo el mundo. En España y Latino América los mayores exponentes de esta tendencia son Sebastián García Mouret, Fátima Orozco o Javier Ruescas. Mouret, nacido en Oviedo, es “escritor de nacimiento, periodista de corazón, conferenciante de afición y youtuber de profesión” según sus propias palabras. Fátima Orozco (nacida en México) y Javier Ruescas (de Madrid) son ambos booktubers y él es a su vez escritor. 

La magnitud de su éxito e influencia es tal que tanto editoriales como periodistas se han puesto en contacto con ellos en más de una ocasión, según Miriam Vidriales, directora de comunicación y marketing de Planeta México “han demostrado tener capacidad para generar un boca a boca en el mundo digital. Con ellos no hay intermediarios, la recomendación va de lector a lector. Mucha gente los vio como una amenaza y sospechaban que lo hacían por dinero. Pero es muy evidente que ellos simplemente comparten lo que les gusta”. 

“Con ellos no hay intermediarios, la recomendación va de lector a lector.”

Booktube ha transformado la manera individual y pasiva de leer en algo colectivo. Es un lugar al que acudir para expresar opiniones y conectar con gente afín, así que si necesitas algo de inspiración, un empujón que te acerque al mundo de la lectura o alguna recomendación literaria puedes lograr leer entre vídeos y encontrar una nueva pasión. 

Compartir