CELIA FALCES MIRAVALLES | Fotografía: Pixabay  |

Con un poco de agua y jabón se pueden salvar vidas. Eso es lo que busca el Día Mundial del Lavabo de Manos, concienciar de su importancia durante el 15 de octubre. Algo tan simple como lavarse las manos es una de las formas más efectivas de evitar contraer todo tipo de enfermedades. Algo muy de actualidad tras la pandemia que ha cambiado la vida de todo el mundo, el COVID-19.

Jamás se habría celebrado un día así, pero un ‘lávate las manos’ se ha convertido en el mejor consejo que se puede dar en pleno 2020 a causa de la pandemia. Las manos son las principales portadoras de gérmenes, que causan muchas enfermedades. Es importante lavarlas antes de realizar actos tan cotidianos como manipular alimentos o comer y después de ir al baño. Es necesario que se trabaje por hacer del lavado de manos un hábito, especialmente en la época histórica actual.

La celebración está muy relacionada con el COVID-19, pues lavarse las manos es una de las medidas higiénicas fundamentales para evitar ser contagiado por el virus. La pandemia ha alterado la vida humana como probablemente ninguna otra infección lo había hecho en el pasado. No solo por los millones de personas que se han contagiado, sino por haber paralizado la normalidad de todo el planeta.

El coronavirus está presente en las gotas que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma. Estas gotas pueden viajar a través del aire con facilidad y después caer sobre superficies que contaminan y que contagian a todo el que después las toque con sus manos. Así de simple es sumarse a la lista de contagiados, que ronda los cuarenta millones de personas.

Por esta facilidad de infección el lavado de manos tiene que ser realmente efectivo. El proceso es fácil: mojar las manos y aplicar jabón, frotar las palmas y entrelazar los dedos sucesivamente y aclararse de forma adecuada. Algo que hace unos meses era un hábito del día a día, hoy puede ayudar a parar la expansión de un virus que ha marcado un antes y un después en la historia y en la vida personal de cada uno.

Compartir