MICAELA FERNÁNDEZ DORADO  | Fotografía: Micaela Fernández  |

María Guerra, estudiante y licenciada en Periodismo por la Universidad de Valladolid, decidió enfocar su trabajo de fin de grado, y su consecuente trabajo de fin de Máster en Clara Campoamor, ya que tras ver una película en clase mostrada por una profesora,  se interesó especialmente en ella y en la gran tarea que realizó en España para visualizar a las mujeres a través del voto femenino, hasta entonces no permitido.

Clara Campoamor, nace en Madrid en 1882 y fallece en Lausana en 1972. Fue una política española y licenciada en derecho por la Universidad de Madrid. Poco a poco, se fue formando en al ámbito de la política, sobre todo en la tendencia socialista, haciéndole crear la Asociación Feminista Universitaria.

En la Segunda República, llegó a ser diputada en el Partido Radical, donde reclamaba insistentemente la aprobación del artículo 36, que reconocía por primera vez el derecho de voto a las mujeres.

A la hora de realizar el trabajo de fin de Máster, decidió hacer una comparativa entre Clara Campoamor y Emmeline Pankhurs que había impulsado el voto femenino en Reino Unido y así analizar las diferencias entre ambas. La principal sería la soledad con la que Campoamor se enfrentó al problema en España y el apoyo que recibió Pankhurs a través de las llamadas “Suffragetes”, un movimiento defensor de la mujer y sus derechos en la primera mitad del siglo XX.

Emmeline Pankhurs, nace en Manchester en 1858, y fallece en 1928 en Londres. En 1892, fue la responsable de fundar la Liga en Favor del Derecho a Voto de la Mujer. Tras una incansable lucha, dos años después se aprobaba el derecho a voto de las mujeres casadas en las elecciones locales.

Además, cuando la Primera Guerra Mundial era un hecho irremediable, decidió seguir con sus reivindicaciones y, pocas semanas antes de su muerte, fue aprobada la ley a favor del sufragio femenino por el Gobierno.

Poco después, María realizaba un proyecto multimedia para una asignatura del máster con el objetivo de que resultase algo novedoso e introduciendo, sin duda alguna, a su Clara Campoamor. Además, vio la necesidad de trasladar a YouTube a las mujeres más importantes de la historia a través de la creación de un canal llamado “Ellas Más”, donde elabora microvídeos de una duración aproximada de tres minutos incluyendo algunos datos biográficos y los aspectos más relevantes de cada persona.

La finalidad de este canal era, por supuesto, dar a conocer a las grandes mujeres de la historia que habían logrado importantes avances y que eran desconocidas o simplemente poco mencionadas.

Con estos microvideos consigue, poco a poco, un efecto divulgativo, ya que dichas mujeres, por el contexto en el que se desarrollaba su lucha, no pudieron tener visibilidad, eran completamente reprimidas. La gente incluso realiza comentarios de agradecimiento aludiendo a que les han servido de gran ayuda, por ejemplo, a la hora de realizar trabajos, cosa que a María le enorgullece enormemente.

Tras pasar por un amplio proceso de selección, donde se evalúan los actos de esa mujer por el mundo y las aportaciones a la sociedad, recurre a un exhaustivo proceso de búsqueda de información en varias fuentes para conocer en profundidad su historia. En dicho proceso, encuentra siempre algún tipo de discriminación por el hecho de ser mujer, así que, es por eso que intenta reflejar de la mejor manera cómo se desenvolvió cada una en su época. Destaca que no todas han sufrido discriminación, sino también problemas físicos o psicológicos como Frida Kahlo, que sufría una incapacidad física que le traía como consecuencia numerosos abortos.

Frida Kahlo, nació en México en 1907 y murió a los 47 años. Fue una pintora de principios del siglo XX. Rodeada de hombres pintores, rápidamente se hizo destacar con sus obras, en las que muestra con plena libertad temas tabú en aquellos años, como por ejemplo el sexo, el aborto, la lactancia o la maternidad. Además de poseer una amplia formación en el ámbito político defendiendo ideas marxistas y participaba en aspectos políticos con frecuencia, aunque éstos fueran asignados normalmente al género masculino.

La nueva “youtuber”, María Guerra, destaca facetas positivas en este proyecto, aunque está preparada para recibir críticas, recalcando que: “Sé que llegarán críticas negativas, pero al menos que sean constructivas y de las que pueda aprender algo. Al final siempre hay alguien que se siente ofendido”

afirma: “Estoy muy feliz con este proyecto y me alegra saber que a la gente le interesa”

Más adelante, menciona que hablará, por ejemplo, de Mary Wollstonecraft, considerada la primera mujer feminista o de Katherine Graham, editora del Washington Post y la única consejera delegada que entró entre las mil figuras más importantes de la revista “Fortune

Es, por tanto, una experiencia enriquecedora, e intentando sacar tiempo para poder subir más vídeos ,no se rinde y espera poder conseguir más actividad en su canal, y por supuesto, mayor impacto a las que, sin duda alguna, son dignas de dar a conocer.

Compartir