Sexismo-Medios-de-Comunicación-Inform@UVa
Sexismo en los medios de comunicación
PATRICIA FERNÁNDEZ SACRISTÁN  |  Fotografía: Pixabay  |

“Si bien estoy de acuerdo en que el mundo ha tendido a ser patriarcal y machista, creo que justamente el lenguaje es una de las pocas cosas que han sido construidas a la vez por las mujeres y los hombres.

Todos han hablado siempre, y seguramente han sido las madres quienes más han enseñado a sus hijos (e hijas) a hacerlo y a traducir este mundo. Curiosamente, se dice “la lengua materna”, no “la lengua paterna” (Javier Marías)


Es evidente que el sexismo lleva existiendo durante mucho tiempo, pero aún sigue siendo un hecho actual y que nos rodea en todos los ámbitos. En muchas ocasiones somos víctimas de él en forma de estereotipos que no siempre son fáciles de identificar, en parte porque ya han sido asumidos por la sociedad y los pasamos por alto.

En los medios de comunicación, nos podemos encontrar titulares verdaderamente vejatorios y sexistas como “La acosada que no pidió ayuda” o “El acoso sexual en el trabajo apenas aflora en Catalunya: solo 19 denuncias este año” en los que se da por hecho este acoso a la mujer. En el primero de ellos, parece ser más importante que la mujer “no pidió ayuda” a que sufrió acoso y, en el segundo, se da por hecho que las denuncias por acoso sexual son escandalosas y lo sorprendente que puede llegar a ser que disminuyan cuantitativamente.

En muchas ocasiones se nos presenta a la mujer como un sujeto que “ha aparecido muerto” y no como un sujeto que “ha sido asesinado” quitando peso a la culpa del asesino y dando por hecho esta condición. El uso de la voz pasiva en noticias de violencia de género también presenta controversias en esta materia. Titulares como “Abandona a sus hijos durante una semana para irse de vacaciones” en el que ya se da por hecho que es la mujer quién está a cargo de sus hijos y la responsable de abandonarlos o “Una mujer es asesinada por su marido en Huéscar (Granada)”, constatan esta afirmación.

“Un hombre se tira desde una azotea tras apuñalar a su mujer” o “Muere un vecino de Brión tras prenderse fuego en el coche con su mujer dentro” en los que se juzga antes a la víctima, en ambos casos la mujer, que al asesino. Ambos titulares pueden llevar a una errónea interpretación, ¿quién es el protagonista? ¿El hombre o la mujer?  Piénsalo.

Actualmente, son muchos los grupos feministas que reclaman la igualdad, que no se discrimine a la mujer o que no se incluya en los usos del masculino genérico, argumentando que “las mujeres se sienten discriminadas por ello”. Lo cual no es falso, pero tampoco verdadero. Hay muchas mujeres que coinciden con esa opinión, pero también hay muchas otras que no lo están y no se sienten inferiores al hombre por un uso del lenguaje, que además se considera correcto.

La cuestión deja de ser el número de mujeres que son asesinadas cada año por violencia de género o la brecha salarial y empieza a cobrar importancia el papel de la mujer en los medios de comunicación. Una de las discriminaciones directas más evidentes a las que se ven sometidas las mujeres es sin duda la esclavitud de la imagen que según el modelo de sociedad imperante debe tener. “Las mujeres deben permanecer jóvenes, delgadísimas, etéreas, sumisas” especifica Pilar Morales, la Secretaria de la Mujer de la Unión Sindical Región (USMR) en su estudio “La imagen de la mujer en la publicidad”.

¿Se relega a la mujer en un segundo plano en los medios de comunicación? ¿Los medios maltratan la imagen de la mujer?

Compartir