INÉS MODRÓN LECUE  |  Fotografía: Unsplash  |

Ahora que no hay ninguna duda sobre la cancelación de las clases presenciales, son muchos los alumnos que se enfrentan a grandes dificultades para seguir el método online. Para acceder a este tipo de docencia es necesario disponer de conexión a internet y un dispositivo que permita trabajar cómodamente de forma telemática. Sin embargo, en Castilla y León ya se han detectado 4.300 casos de alumnos sin conexión. Por este motivo, la Universidad de Valladolid pone en marcha un Banco de Ordenadores, así como un servicio de tarjetas de datos, de forma que se pueda garantizar la enseñanza no presencial a todos los estudiantes.

La solicitud se debe enviar a conectate@uva.es e incluir el nombre, DNI, titulación, campus y teléfono de contacto. Además, es importante explicar la situación en la que se encuentre el alumno y argumentar su necesidad. En caso de no disponer de los medios que permitan enviar este correo electrónico, también se podrá excepcionalmente hacer la solicitud a través del número de teléfono 983 18 42 80. El plazo se abrirá el próximo lunes 20 de abril.

Una vez se haya admitido la solicitud, la Administración de la UVA contactará al estudiante para concretar una cita para la recogida. Se acordará el día, la hora y el lugar, que constará en el Certificado de Movilidad que recibirá el alumno, de modo que no tenga problema con las restricciones impuestas por el Estado de Alarma. Este documento se enviará a través de correo electrónico u ordinario, si el destinatario no tuviera los medios informáticos necesarios para recibirlo.

En el momento y lugar de la cita, la entrega se realizará personalmente en la sede del campus correspondiente o más próximo al solicitante. En ese momento se firmará una Declaración de Responsabilidad en la que el alumno asegura que la necesidad es real y se compromete al buen uso del material y su posterior devolución al terminar el curso. Si en algún caso, fuera imposible hacer esta entrega presencial, se haría el envío de la tarjeta por correo postal. Para los ordenadores, se estudiará el método más conveniente.

Compartir