ALICIA GALLEGO MENÉNDEZ  |  Fotografía: UVa  |

La Universidad de Valladolid ha habilitado una Unidad de apoyo personal y emocional para el periodo de crisis sanitaria del COVID-19. Las consultas, en principio, pueden solicitarlas tanto alumnos como trabajadores -profesores o personal de administración y servicios-. Las sesiones se realizarán por teléfono u otra vía telemática, en horario de 10:00 a 20:00 horas, cualquier día de la semana.

La iniciativa de llevar a cabo esta unidad ha sido del Vicerrectorado de Estudiantes de la UVa, y está vinculada al proyecto de atención psicológica de la UVa (UAPUVa), que había dejado de estar activo. Las personas encargadas de atender las consultas serán ‘profesores de Psicología y Trabajo Social’ que se han ofrecido como voluntarios, junto al trabajador social del Secretariado de Asuntos Sociales de la Universidad.

El objetivo es atender a las personas que necesiten orientación sobre cómo llevar la situación. Los profesionales intentarán ayudar a los pacientes a ‘contener alteraciones del estado de ánimo, estrés, cuadros de ansiedad’ u otro tipo de trastornos asociados al confinamiento, como trastornos del sueño o trastornos adaptativos. También se ofrece apoyo e información relacionada con las dificultades emocionales como puede ser una situación de duelo o de inestabilidad familiar.

El primer paso para pedir una cita es acceder a la sección de consultas médicas de la web de la Universidad -a donde puedes acceder pinchando en este enlace-. Una vez en la página, y tras haber elegido la opción de solicitar consulta por COVID-19, tienes que rellenar un formulario y elegir día y hora, dentro de las posibilidades ofrecidas. Cuando finalizas la solicitud, te envían un correo electrónico con un número de teléfono al que debes llamar en la fecha y hora concertada.

Además, cabe recordar que desde el Gabinete Médico de la Uva se recomienda un ‘decálogo de orientaciones ante el confinamiento‘. Algunas de ellas están dirigidas a mantenerse activo: tener una organización diaria, hacer ejercicio físico y mantener una alimentación saludable. Otros consejos están más enfocados a la salud mental: tener contacto con otras personas, intentar controlar los miedos y evitar la saturación informativa. Son recomendaciones, pero no siempre pueden seguirse a base de tener fuerza de voluntad. Muchas personas necesitan ayuda para poder lograrlo, por eso la Universidad intenta facilitar este apoyo.

Compartir