YOLANDA FERNÁNDEZ BLANCO  |  Fotografía: Pixabay  |

El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea han firmado el lunes 11 de marzo un acuerdo de ampliación de la legislación europea para la protección de los denunciantes a través de los medios de comunicación. Reporteros Sin Fronteras espera que se apruebe una directiva europea antes de las elecciones de mayo.

Reporteros Sin Fronteras (RSF), después de haberlo solicitado durante años, celebra que se refuerce la protección de quienes acuden a los medios de comunicación para denunciar casos de corrupción política y empresarial, entre otros, ya que cumplen con una función social imprescindible. ‘Este es un gran avance para la protección de los denunciantes, además de para la lucha contra la corrupción y para la democracia. No obstante, RSF lamenta que los informantes que acuden directamente a los medios solo estén protegidos por este acuerdo bajo determinadas condiciones’, asegura la representante de la organización, Julie Majerczak.

Sin embargo, la protección que se ha acordado durante la reunión entre el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea es bastante limitada. Solamente permite proteger a los denunciantes que se encuentren en situaciones de peligro inminente para el interés público, así como con riesgo de represalias y de manipulación de pruebas. Además, se aplicará cuando la autoridad pública esté implicada de alguna manera en la infracción.

‘La relevante función de los denunciantes en la divulgación de información de interés público ha sido confirmada repetidamente en los últimos años, en casos como el de los Papeles de Panamá, LuxLeaks y el escándalo Mediator en Francia.’ Julie Majerczak

Por eso, la asociación considera que es necesario que se fortalezca mucho más su defensa porque impedir que un denunciante contacte con periodistas para que se informe a los ciudadanos sobre casos de corrupción y otros escándalos de interés público es una limitación del derecho a la información.

Compartir