MAYELA DE CASTRO GARCÍA  |  Fotografía: Pixabay  |

El avance de los teléfonos móviles supone la creación de una nueva manera de recoger y transmitir información. En los últimos años, los móviles han alcanzado una cierta calidad similar a los equipos de grabación profesionales o el detalle de las cámaras profesionales. Esto ha permitido crear un nuevo concepto periodístico: Periodismo Móvil o MOJO (Mobile Journalism).

El periodismo móvil es el uso de dispositivos como un teléfono móvil o una tablet para elaborar material periodístico. Sus facetas principales son grabar un audio o vídeo, escribir material, realizar una fotografía o el acto de transmitir la información. Muchos periodistas se han adaptado a esta nueva modalidad de periodismo, especializándose en ello. Incluso han aparecido comunidades, como MovilFirst, donde se sube todo el material realizado con dispositivos móviles.

Persona grabando un suceso noticiable sin ser periodista. | Fuente: Pixabay

También existe un grupo de periodistas y fotógrafos que afirman que cualquier persona puede ser rival de los equipos profesionales con un móvil de gama media o alta. Solo hace falta un móvil en el bolsillo y estar, en el momento adecuado, en el lugar oportuno. Estos pueden transmitir una noticia o sacar una foto de calidad al momento. Lo que hace a cualquier persona creadora de información, según ellos.

Cada día hay más material amateur en los medios de comunicación. Audios o imágenes captadas por una persona con un teléfono móvil sin ninguna relación con el periodismo. Material publicado al no tener un equipo de grabación presente en el suceso. Hecho que hace noticiable a los elementos recogidos por el ciudadano.

Damon Winter es uno de los fotógrafos que ha demostrado la importancia del periodismo móvil. Ocurrió durante uno de sus fotorreportajes para The New York Times sobre el ejercito estadounidense en Afganistán. Las autoridades del país no le permitieron entrar al Estado con su cámara, pero el fotoperiodista pudo esconder su teléfono móvil. Con su Iphone 4 realizó unas fotografías que, tras ser retocadas, fueron protagonistas de la portada de su periódico.

Gracias a esto, Winter llegó a ser el tercer puesto en el certamen internacional de fotografía Pictures of the year international del año 2010. El trabajo del fotoperiodista estadounidense es un ejemplo claro del uso de un teléfono móvil para transmitir una información muy valiosa.

Dentro del periodismo móvil, existen una serie de ventajas. Una de ellas es que el periodista pueda tener todo lo necesario en un solo dispositivo. Con un teléfono móvil el profesional tiene una cámara de fotos o vídeo, grabadora de voz o editores de fotos o vídeo integrados.

Otra ventaja es su inmediatez. Algo en lo que también influye el uso de redes sociales para informar sobre un suceso. Esto hace que se pueda informar de cualquier suceso con total libertad de situación y horario.

La tercera ventaja es su discreción. Al ser un objeto de uso diario, es más discreto que los equipos profesionales. Esto permite al periodista pasar inadvertido en sucesos conflictivos como guerra o manifestaciones. Además, también puede acercarlo más a la fuente, al ser un objeto más coloquial que una cámara de vídeo o una grabadora.

Por otro lado, la gran desventaja es que el auge del Periodismo Móvil ha provocado precariedad en el sector periodístico. La reducción de plantillas y reducción de sueldos al necesitar menos equipo para producir material informativo. También la bajada de la calidad fotográfica en los medios de comunicación.

El móvil es una herramienta que tiene muchas ventajas, pero siempre hay que respetar a los profesionales. Estos están preparados para usar equipos de grabación y fotografía profesionales que aportan mucha más calidad. El periodismo móvil debe ser un añadido, no una excusa para recortar el número de trabajadores. Aunque suponga un reto para los futuros periodistas, también puede ser algo beneficioso en algunos casos.

Compartir