PILAR ALONSO PITA  |  FOTOGRAFÍA: PILAR ALONSO PITA  |
Folleto de la exposición / Fotografía: Pilar Alonso Pita

Una compilación de las instantáneas del fotógrafo estadounidense Saul Leiter forman la exposición In Search of Beauty que tiene lugar en el Museo Patio Herreriano desde el 2 de noviembre hasta el 20 de enero de 2019.

La primera vez que una cámara llegó a las manos de Saul Leiter (Pittsburg, 1923- Nueva York, 2013) fue a sus 12 años y, como se suele decir, el resto es historia. 

A los 23 años dejó la carrera de Teología y se mudó a la Gran Manzana para dedicarse a la pintura, pero gracias a los consejos de sus amigos Pousette-Dart, un pintor,  y Eugene W. Smith, un fotógrafo, decidió cambiar su rumbo hacia la captura de imágenes. 

A partir de entonces comienza a codearse con otras personas que ejercían la misma profesión e incluso a formar la llamada “Escuela de Nueva York”.

En un principio, sus fotografías retrataban la ciudad y sus gentes en blanco y negro pero en la década de los 50 introduce el color, siendo uno de los pioneros en utilizarlo, lo que da una nueva dimensión a sus imágenes. 

Desde su mudanza se convierte en un “fotógrafo callejero” que busca la imagen perfecta en el momento perfecto rodeado por una metrópoli que nunca duerme y que le abre un mundo de oportunidades. También encuentra inspiración en sus parejas y las mujeres neoyorquinas a las que representa con frecuencia, desde momentos íntimos o desnudos a escenas cotidianas caminando por las calles.

En los años 60 y 70 su fama crece gracias a su incorporación al mundo de la moda. Llegó a trabajar para revistas de renombre como Esquire, Harper’s Bazaar, Elle y Vogue pero debido, entre otros factores, a su oposición a la autopromoción ya que según él mismo “en alguna parte de mí había un deseo de evitar el éxito”, su carrera queda en el olvido durante décadas. 

En alguna parte de mí había un deseo de evitar el éxito.

En 2006 publica una monografía titulada Early Colour con sus instantáneas de los 40 y 50, lo que renueva su popularidad y se reconoce su talento e innovaciones con el color. A esta le siguieron otras monografías y exposiciones internacionales. 

Una copia de Early Colour llegó a Tomas Leach, un fotógrafo y cineasta, y decide filmar un documental sobre este hombre que ha pasado desapercibido en su profesión. Leach describe su asombro y admiración por Leiter de esta manera: “Cuando me dieron Early Colour no podía creerme que un fotógrafo con un ojo tan único hubiera estado escondido durante tanto tiempo. Ahí se encontraba un camarógrafo con un increíble sentido del color y el encuadre que se sentía como un soplo de aire fresco hoy en día pero que él estaba haciendo en los 50. ¿Qúe había estado haciendo todos estos años? ¿Por qué no era famoso? ¿Había más trabajo así de impresionante?”.

“Cuando me dieron Early Colour no podía creerme que un fotógrafo con un ojo tan único hubiera estado escondido durante tanto tiempo.”

Así da comienzo la grabación del documental In no great hurry: 13 lessons in life with Saul Leiter que explora la vida y el arte de Leiter en profundidad. Trabajaron juntos durante tres años en los que el director menciona que “Saul puede llegar a ser gruñón y hosco, pero la mayoría del tiempo es amable y considerado. Cada vez que hablamos salgo con la cabeza desbordante de ideas y pensamientos”. A finales de ese mismo año fallece a sus 89 y la película se estrena el 4 de enero de 2014 en los Estados Unidos.

Su obra siempre estuvo influenciada por la pintura y se caracteriza por una gran sensibilidad, que se plasmaba tanto en las escenas de ciudad como en las más personales; un juego continuo con las luces de neón y los reflejos que crean un nuevo ritmo visual y más dimensiones; el contraste de colores jugando con los coches, edificios, taxis e incluso los paraguas de la gente que lo rodeaban; paisajes o personas desenfocados o cubiertos de nieve o vistas a través de una ventana mojada por la lluvia o empañada y su peculiar uso del color proporciona un gran impacto e intensidad. Él declaró que “sencillamente miraba al mundo sin estar preparado para nada (…) me gusta no estar seguro de lo que uno ve. No sabemos porqué estamos mirando una imagen cuando de repente descubrimos algo y empezamos a ver. Me agrada esa confusión”.

Fotografía de Leiter en Harper’s Magazine / Fotografía: Pilar Alonso Pita

Estas particularidades son las que lo distinguen del resto de fotógrafos de su escuela y de su tiempo, y hacen que sus creaciones sean tan originales y únicas.

La exposición, que pueden visitar de martes a viernes de 11h a 14h y de 17h a 20h horas, los sábados de 11h a 20h ininterrumpido y los domingo de 11h a 15h, muestra todas las caras de Leiter, desde sus primeras capturas hasta las más conocidas, desde su faceta de la calle hasta fotografías de sus amantes. Cuenta con aproximadamente 60 imágenes a color, las más icónicas que enseñan su manera tan especial de utilizar el color, y 30 en blanco y negro. 

Pueden encontrarse las imágenes que realizó en el mundo de la moda, revistas vintage y varios objetos que son parte de su obra, y una proyección de un fragmento del documental mencionado anteriormente, que podrá ser visto en su totalidad en la Filmoteca de Catalunya el 27 de junio a las 18:30. 

Saul Leiter una vida, una obra y una búsqueda de la belleza que, como decía el filósofo David Hume, no está más que en el espíritu de quien la contempla.

La belleza está en el espíritu que las contempla.

“Bufanda” de 1948. / Fotografía: Pilar Alonso Pita.
Compartir