DIEGO CASTRO GONZÁLEZ  |  Fotografías: Torneo de Periodismo y Enrique Ibáñez Huerta  |

Partidazo el que se vivió en La Gasolinera en la segunda semifinal del Torneo de Periodismo entre el Eibartolo F.C. y el Bayern de los Caídos. El choque se resolvió con un 4-7 a favor de los novatos de la mañana, gracias, en gran parte, a un póker de goles de Kun, capitán y jugador franquicia de los suyos junto a Nacho. En cambio, los veteranos de segundo se quedaron a las puertas de otra final, ya que estuvieron a un gol de remontar el 1-4 inicial, y llegaron a ponerse 4-5, gracias al juego en equipo y las paradas de Cuko en la segunda parte.

El encuentro empezaba algo frío con el juego trabado en el medio del campo y sin ocasiones claras para ninguno de los dos conjuntos. Mucha prudencia por parte de ambos, ya que lo que se jugaban no era moco de pavo. El Eibartolo parecía estar muy bien plantado en el terreno de juego con dos líneas de dos presionando arriba, pero aun así los visitantes jugaban muy rápido y con mucha ambición. Las primeras ocasiones llegaban de parte de los novatos, pero Óskar, el portero normalmente suplente, esta vez de titular, respondía bien y seguro a las acometidas.

El primer gol llegaba muy tontamente debido a un despiste de todo el Eibartolo, pero sobre todo del guardameta. Kun recibía en el medio del campo, filtraba un pase muy fuerte a media altura que pasaba por una nube de piernas, lo que despistaba a Óskar y se colaba dentro de la portería. Pero poco tardaron en reaccionar los armeros, que en pocos minutos devolvieron el empate al luminoso con un tanto de Pisano de puntera. Las cartas estaban sobre la mesa y ambos equipos querían el pase a la final.

Aunque poco le duró la alegría del empate al conjunto local, ya que en la siguiente ocasión clara, el Bayern marcaba el segundo de la mano de Rodri, el cual enchufaba un balón muerto dentro del área. Puro olfato goleador. La primera parte acababa con ocasiones bastante claras del Eibartolo que el portero logroñés Ceniceros supo resolver de maravilla. La cosa pintaba bien para los de negro.

tp2018-fútbol-Eibartolo-Bayern
Nacho, del Eibartolo (blaugranas), presiona a un jugador del Bayern.

La segunda mitad comenzaba con la entrada del cancerbero Cuko por parte del Eibartolo y su primera parada, que no se hizo esperar. Pero a pesar de eso, Kun, que estaba más fino que nunca, iba a sumar dos tantos más a su cuenta particular, con los que lograba, hasta ese momento, un hat-trick: primero, desde fuera del área, y luego, con un golazo de falta.

Los aplausos se sucedieron en la grada con la entrada por parte de los novatos de Guille “Il Coleta”, que volvía a los terrenos de juego después de su lesión y lo hacía deleitando al respetable con unas maravillosas filigranas. Pero no era tiempo de filigranas ni de relajarse, ya que en una contra Nacho recortaba distancias para el Eibartolo y ponía el 2-4 en el luminoso. Pero de nuevo poco le duraba a los veteranos esa ilusión porque esta vez Nacho marcaba para el Bayern y ponía el 2-5 en el partido. Situación difícil para los locales.

Pero aun con todo en contra, el Eibartolo consiguió sacar fuerzas de flaqueza y recortar distancias hasta ponerse a un gol del empate. Primero con un tanto de Pastore que Ceniceros se tragó por debajo de su pie al intentar despejar, y luego, tras numerosas paradas de ambos guardametas, Gallegos marcaba el 4-5 tras una preciosa jugada con Liébana. Quedaban 4 minutos y el conjunto blaugrana tenía muchas opciones de empatar el choque.

Pero pasaba el tiempo y el tanto no llegaba. Entonces el míster decidió sacar al portero-jugador y arriesgarse a que le metieran más goles. El Eibartolo estaba decidido a ir a por todas. Sin embargo, con dos contras el Bayern sentenció (primero Kun y después Xhan), para así llevarse el encuentro y la eliminatoria.

Precioso partido con tensión hasta el final el que se llevaron los novatos de la mañana, que jugarán su primera final del Torneo de Periodismo en su primer año, y lo harán ante el Hertha de Bertín, que se impuso 4-3 al Spartak de Vermú en la otra semifinal.

Compartir