Una solidaridad egocéntrica

0
367
ALBA CAMAZÓN PINILLA | Fotografías: A. Camazón y Cooperación UVa  |

“Lo privado funciona mejor que lo público” reza un cartel que cuelga de un maniquí azul oscuro de cartón que viste una bata blanca, de esas propias de los sanitarios. “Forma parte de una exposición de maniquíes que cuentan los mitos que se han creado en torno a la crisis económica”, cuenta Esther. Esther Domenech es investigadora del Observatorio de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Valladolid y trabaja junto a Luis Pérez y a María Carracedo en la última planta del Edificio Rector Tejerina, a la que sólo accede uno de los ascensores. 

Quizás estas líneas puedan comenzar pareciendo uno de esos artículos en los que se explica cómo un proyecto de Educación para el Desarrollo ha terminado siendo respaldado por la Unión Europea y no por las entidades políticas más cercanas, pero el asunto no es tan sencillo. Vamos a hablar de un proyecto que engloba la investigación conjunta de siete regiones de siete países europeos diferentes: España, Italia, Malta, Polonia, Bulgaria, Grecia y Chipre.

Rural DEAR Agenda nació de un informe sobre la situación de la Educación para el Desarrollo (EpD) en Castilla y León. Pese a que España es uno de los países con un concepto de Educación al Desarrollo más amplio, llegaron los recortes. El año 2012 supuso la supresión de todo tipo de financiación y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) eliminó los fondos previstos para la segunda parte del proyecto, la propuesta de agenda. La idea era esbozar sugerencias para mejorar y fomentar la Educación al Desarrollo. El proyecto no pudo terminarse. 

Pero Luis y Esther enviaron su propuesta a la Unión Europea, que consta también de un diagnóstico y una propuesta de agenda, pero centrada en Educación al Desarrollo en el entorno rural de diferentes regiones del continente. Es decir, cómo se ven en los pueblos temas como la pobreza o la desigualdad. Y la Comisión Europea dijo ‘sí’. “Fue un momento muy emocionante porque es el único liderado por una entidad española”, asegura la técnica de cooperación de la UVa, Carmen Duce

Localización de los socios del proyecto Rural DEAR Agenda
Localización de los socios del proyecto Rural DEAR Agenda

El ejercicio pasado, 2015, fue el Año Europeo del Desarrollo, como también fue el año del Observatorio de Cooperación de nuestra universidad, encargado de la coordinación técnica de Rural DEAR Agenda. La Diputación de Valladolid, por su parte, es la encargada de la coordinación administrativa de este proyecto. Y así, los equipos de Bulgaria, Grecia, Malta, Chipre, Italia, Polonia y España han dedicado estos dos años al análisis del concepto del desarrollo y la Educación al Desarrollo a través de grupos de trabajo de ONGDs, centros educativos, instituciones públicas… También han observado el contenido de los medios de comunicación. En concreto, y en nuestro entorno, se ha profundizado en las informaciones de El Norte de Castilla y Diario de Valladolid El MundoY lo más curioso, de acuerdo con Esther, es que estos países tienen conceptos y recorridos diferentes de lo que es la Cooperación y la Educación al Desarrollo.

Son veinte los docentes de la UVa —de los campus de Valladolid, Palencia y Segovia— que participan en este proyecto europeo y las disciplinas en las que son expertos también son múltiples: sociología, estadística, educación social, periodismo e ingeniería. Juntos forman un mosaico heterogéneo, compuesto por pequeñas teselas que cristalizan en algo nuevo, diferente. Pero, además, es un proyecto abierto a la participación de alumnos. En la actualidad, hay un Trabajo Final de Máster (TFM) vinculado a él, así como alumnos en prácticas de Periodismo, Estudios Ingleses y Traducción e Interpretación que ayudan en su desarrollo. Los integrantes de los diferentes socios se reúnen una vez al año.

En mayo de 2015 se reunieron por primera vez en el castillo de Fuensaldaña (Valladolid). “Fue… el pistoletazo de salida, por así decirlo. Se asentaron las bases, las encuestas, la base de datos…”, asegura el técnico de la diputación de Valladolid, Ignacio Aranda. Chipre ha sido el lugar de reunión elegido para la reunión anual de este año, celebrada en marzo. Se ha realizado un balance de las actividades y la corrección de fallos. “También recibimos un taller para añadir contenidos a la web del proyecto, en la que debemos avanzar la mayor cantidad de información posible”, cuenta Aranda. 

unnamed
Reunión de los participantes del proyecto Rural DEAR Agenda en el Pleno de las Cortes de Castilla y León en el castillo de Fuensaldaña.

El trabajo se encuentra en una fase de recopilación de datos y ya han comenzado a organizar la convocatoria de subvenciones  para que ONGDs, AMPAs, asociaciones juveniles, Aulas de Cultura, desarrollen proyectos piloto. Una vez tengan todos los datos sistematizados, enviarán el informe correspondiente a los agentes para que formen parte de la retroalimentación y fluya la información en un sentido de ida y vuelta. “Lo importante no es la cantidad de entidades e instituciones que se beneficien de esta financiación europea —26.000 euros en total—, pero calculamos que se seleccionarán un máximo de cinco entidades no gubernamentales. Todo estará preparado para mayo o junio de 2016”, explica Luis. Estas entidades  deberán poner en marcha un programa que fomente la educación al desarrollo en alguna zona rural a partir de septiembre u octubre de este año, pero la Universidad de Valladolid podrá ayudarlos a través de formación metodológica.

Aún es pronto para determinar cuáles serán las conclusiones, pero Esther y Luis se atreven a esbozar unas ideas que extrajeron de los grupos de trabajo: “Las personas son conscientes de la pobreza y la desigualdad que hay en el mundo”, comenta Luis. Sin embargo, “siempre encuentran un ‘pero’. Digamos que pecan de un buenismo con limitaciones”, sentencia Esther.

De acuerdo con los investigadores, las personas tienen también muchos prejuicios sobre los países del tercer mundo: que hay mucha corrupción, que son pobres pero son felices, que saben menos, que se han acomodado… “Este es el resultado de cómo se ha informado sobre los países pobres”, garantiza Luis, con una sonrisa cómplice.

IMG_7113
El equipo de Rural DEAR Agenda en el Observatorio de Cooperación de la Universidad de Valladolid

Falta una formación más crítica y esto es algo que preocupa a los pedagogos. “No se profundiza en un mayor análisis o una responsabilidad. Estamos huyendo de la responsabilidad que tenemos como individuos”, matiza Esther. “Podríamos resumirlo en ‘A mí no me compliques la vida, que ya es muy complicada”, comenta la experta. El próximo año terminará el proyecto con dos últimas reuniones. Una en Malta y otra en Polonia, donde se irán compartiendo las últimas novedades y las conclusiones.

Compartir