La batalla contra el inmigracionalismo vuelve a la UVa con Red Acoge

0
819
SARA UÑA SAAVEDRA  |  Fotografía: Pixabay  |

Ser inmigrante no es noticia, ser inmigracionalista debería. Por eso, el próximo jueves, 5 de mayo, Red Acoge regresa a la Universidad de Valladolid con el proyecto Inmigracionalismo, que busca mejorar el tratamiento informativo de las noticias sobre inmigración en España, en una charla-debate que se impartirá a las 18:30 horas en la Biblioteca Universitaria Reina Sofía.

El acto, bajo el título ‘El sensacionalismo en las noticias sobre inmigración’ -propio significado del término inmigracionalismo-, contará con la intervención de la técnico responsable del proyecto en Valladolid, Begoña Rodríguez Pecino, y con una voluntaria de comunicación en Procomar – Valladolid Acoge, Silvia Núñez Marcos. Juntas explicarán quiénes forman parte de la Red Acoge y en qué consiste su proyecto. La entrada es gratuita y abierta al público general.

A lo largo de la charla, “reflexionaremos sobre cómo se están contando los fenómenos de inmigración y refugio en el país, qué enfoques erróneos estamos detectando y cómo podemos entre todos mejorar la producción periodística sobre estos temas”, según ha informado la organización.

Inmigracionalismo echó a andar en 2014 y, con su objetivo de sensibilización e intervención con medios de comunicación, ha originado ya tres informes, el último de los cuales se presentó en la Facultad de Filosofía y Letras de la UVa el pasado mes de diciembre.

Begoña Rodríguez explica que “hay ciertos motivos para estar contentos, pues en nuestro último estudio, publicado el pasado diciembre, hemos detectado una mejora en el tratamiento de la información sobre inmigración”, lo que creen que se  debe a la “mayor sensibilidad comprobada durante los últimos meses en la cobertura de la crisis migratoria que vive Europa”.

Sin embargo, cuenta que “la atención injustificada e innecesaria a la nacionalidad es un error que, lejos de disiparse, aumenta: si en el segundo informe se trataba de un error detectado en el 50% de las noticias analizadas, en el último esta cifra ha ascendido hasta el 70% de las producciones periodísticas”, por lo que asegura que “aún queda trabajo por hacer”.