Ilusión, miedo, ganas… y una promesa

5
567

Cinco años han pasado desde que un grupo de alumnos de la Universidad de Valladolid tecleara por primera vez bajo la cabecera de InformaUVa. Lo que podría parecer, en ese momento inicial, un pequeño juego entre chavales que soñaban con ser periodistas se ha visto legitimado por la conquista, no solo del lustro, sino también del interés de varias promociones de estudiantes que han encontrado en este pequeño rincón de la Red un lugar común en el que compartir sus ilusiones, sus experiencias y -por qué no- sus decepciones también.

Las firmas que se colaban tímidamente en esos primeros artículos se han ido revalorizando con el paso del tiempo. También muchos de los proyectos sobre los que los diferentes redactores de la revista pusieron su atención. Debe ser que el olfato ya empieza hacer de las suyas entre pasillos, apuntes y cafés a deshoras.

Noticias y reportajes, crónicas y entrevistas, fotografía, tipografías, 5 W, pirámides invertidas, Grijelmo, Martínez Albertos, Salaverría y Díaz Noci… mil vueltas de hoja, en fin, para demostrar que un sueño no sólo alimenta, sino que, además, da de comer siempre que tenga como aval el trabajo, los ojos rojos de permanecer más tiempo del debido frente a una pantalla y los caracteres desgastados en el teclado del ordenador. Porque, si se quiere, se puede; y otra cosa no, pero a querer… nadie puede ganarnos.

Como siempre suele pasar, el emocionante -y, en ocasiones, épico- arrebato inicial deja tras de sí una considerable resaca en forma de miedos. Y es que esos cinco años también pesan, especialmente cuando eres el encargado de recoger el testigo. No es fácil igualar la experiencia y la ocurrencia de aquellos que supieron ver un nicho de información en donde nadie había reparado hasta entonces, ni siquiera los que, ya por ese entonces, llevaban tiempo con la Moleskine debajo del brazo.

Si tenemos que ser honestos (no se nos puede pedir menos), más que miedo es pánico, vértigo, ese hormigueo generalizado que a muchos de nosotros no nos ha dejado pegar ojo esta noche (pobre de aquel que nos crucemos a primera hora en el ascensor). “Para qué me meteré yo en estos líos, con lo bien que está uno tranquilo en casa”. Cuántas veces habremos pronunciado esa frase… menos de las que deberíamos, sin lugar a dudas. Porque es el momento de dar un paso al frente, de demostrar que, si ahora mismo no sabemos hacerlo, sabremos. Y lo haremos. Ante todo y frente a todos.

Por eso, los diecinueve redactores que, en este momento, formamos la plantilla de InformaUVa (al resto aún os estamos esperando) nos hemos propuesto un reto: dar un soplo de aire fresco a la publicación. Aire fresco que no tiene otro objetivo más que honrar el legado que nos han dejado nuestros compañeros; celebrar las conquistas en las que, al menos como lectores, los hemos acompañado. Y este reto se rubrica con una promesa: estaremos ahí para vosotros. Como fuente de información, como altavoz, como surtidor de ideas, de inspiración, como diana de quejas, como proveedor de buenos ratos… incluso como una oportuna ayuda cuando no hayáis podido asistir a una conferencia ;).

Pequeños gestos que iremos mostrando de manera paulatina serán símbolo de esta nueva etapa en que nos hemos embarcado. Queremos convertirnos en un referente de calidad y de innovación, en un punto de encuentro, en un lugar del que no se pueda apartar la vista; en unos dignos representantes de ese plan de estudios que muchos no comprenden, pero que está costando tanto esfuerzo levantar. Mostrémoslo. Seamos una piña, rememos todos juntos por un futuro que ya es presente, erijámonos como ejemplo de lo que el Periodismo debería ser, del rol que a veces parece que sólo puede desempeñar entre las hojas de un manual.

Contar historias. Ni más, ni menos. Eso sí, con respeto y honradez. En eso vamos a poner toda nuestra intención este año. O, al menos, lo intentaremos. ¿Qué podemos hacer si no? Al fin y al cabo, esto no es más que una crónica de ilusión, miedo, ganas… y una promesa. Bienvenidos.

Paloma Aguado, Nora Aragón, Rocío Asensio, Alba Camazón, Alicia García, Laura Gay, Andrea Gutiérrez, Óscar Gutiérrez, Alexandra Hernández, Bárbara Huerta, Patricia Luceño, Pilar Méndez, Clara Nuño, Arantza Perelló, Javier R. Pérez, Irene Pintos, Alexandra Rodríguez, Óscar San José y Rubén Vega.

Texto elaborado por Patricia Luceño.

Compartir

5 Comentarios

  1. Muchísimo ánimo en esta aventura a los redactores de InformaUva, alumnos con empuje y con una actitud positiva para aprender a ser grandes profesionales. Este es el camino.
    Ojalá que disfrutéis de la experiencia y muchos quieran imitaros.

    Feliz trabajo.

    Pilar Sánchez

    • Muchísimas gracias, Pilar. Por tu opinión, por tu apoyo y por embarcarte en esta aventura con nosotros. Nuestra más alta aspiración -en lo que a InformaUVa respecta- es, por lo menos, mantener el listón tan alto como está. Esperamos aportar nuestro granito de arena a este Grado en Periodismo, siempre con todo nuestro trabajo y toda nuestra ilusión. Un saludo y gracias por comentar.

  2. Me ha emocionado leer su ‘declaración de intenciones’; cuando alguien escribe con honestos sentimientos y una sonrisa, suele conseguir que se dibuje el mismo gesto en el lector 🙂
    Solo quería sumarme a la promesa con la que rubrican el artículo e indicarles que, me atrevo a afirmar, los profesores del grado en Periodismo también “estaremos ahí” para ustedes.
    Un afectuoso saludo y muchísimo ánimo en la tarea
    ¡Sean felices!

    • Muchísimas gracias, Ismael. Es estupendo sentir tanto apoyo por parte de todos los agentes implicados en el Grado. Estamos seguros de que juntos vamos a poder conseguir grandes cosas. Esperamos ser un buen vehículo para poder transmitir todo lo que se está cociendo en las aulas. ¡Un saludo!

Comments are closed.