ALEJANDRO LOSADA FERNÁNDEZ  |  Fotografías: Alejandro Losada Fernández  |

El Hertha de Bertín se impuso con facilidad al Hachís Saint-Germain por 1-12 en el que fue el último partido de la liga regular del Torneo de Periodismo para el conjunto visitante. El encuentro se disputó en La Gasolinera, que registró aproximadamente media entrada.

Llegaba el Hertha con la necesidad de sumar tres puntos que le permitieran seguir en la parte alta de la tabla y poder acceder a las semifinales. Enfrente, el Hachís, que ya no se jugaba nada y que quería dejar de ser el colista del campeonato.

El choque empezó con ritmo, con ambos equipos buscando estrenar el marcador, pero se encontraron con el portero rival. La entrada de Gálvez en las filas visitantes cambió la dinámica del partido. En el primer balón que recibió, el 8 del Hertha se fue de su par y definió con el exterior de la bota al palo largo. Era el 0-1.

El gol animó a los suyos, que tuvieron el segundo, pero el larguero lo impidió. Con el susto en el cuerpo, el conjunto local dio un paso al frente y se hizo con la posesión, con el Hertha replegado y buscando robar el balón para salir a la contra. El Hachís tuvo el empate en las botas de Fernando, pero el disparo lo detuvo el guardameta visitante. En la jugada siguiente, llegó el 0-2. Mario Moyano recibió el esférico y, con sangre fría, regateó al cancerbero para marcar a puerta vacía.

Este tanto hizo daño al Hachís, que vio cómo su rival pudo ampliar distancias en el electrónico, con dos claras ocasiones en las que Gálvez fue protagonista, pero, primero, la mala definición del jugador y, después, el portero local evitaron el tercero. Así se llegó al descanso.

tp2018-fútbol-crónica
Gálvez (Hertha) se dispone a golpear el esférico.

La segunda mitad arrancó con el Hachís en busca del primer gol que les metiera en el partido. Sin embargo, en el minuto 22, una buena jugada entre Gálvez y Mario Moyano supuso el 0-3. Sin tiempo casi para la reacción, el delantero visitante marcaba a puerta vacía.

Otra vez el 8 del Hertha iba a participar en el siguiente gol. Balón dividido en medio campo con el que conseguía hacerse y la jugada terminaba de igual manera. El conjunto azul no se conformaba con ello, y un pase de Rubén iba a aprovecharlo para poner el 0-6 con un remate que se coló por la escuadra. Pese a ello, el Hachís siguió intentándolo y obtuvo su recompensa. Incluso estuvo a punto de marcar el segundo, pero, con la portería vacía, el remate se marchó fuera.

Gálvez, una auténtica pesadilla para la zaga local, siguió con su recital y después de deshacerse de sus rivales, se la dejó a Rubén para que se estrenara en el partido. Fernando tuvo una buena oportunidad de maquillar el resultado , pero como ocurriera durante todo el encuentro, se encontró con el portero. Esta sería la última ocasión de peligro para los de negro, que verían cómo su rival iba a redondear la goleada.

Mario Moyano iba a sellar un doblete después de luchar un balón y batir al cancerbero. En la siguiente acción, los de azul ponían el noveno en el marcador. Los visitantes seguían con el rodillo y generaban ocasiones de manera fácil. En una de ellas, el guardameta local lograba detener el mano a mano, pero en el rechace, el Hertha conseguía otro tanto más. Con el tiempo a punto de cumplirse, dos zarpazos iban a poner el definitivo 1-12. Primero, una buena definición con la puntera y, luego, Mario Moyano firmaba un hat-trick al rematar un balón a escasos centímetros de la línea de gol.

Con esta victoria, el Hertha continúa entre los cuatro primeros, con billete para las semifinales, mientras que el Hachís es el farolillo rojo.

Compartir